EMPRESAS PUBLICAS ESPAÑOLAS: AVE "MEDINA-LA MECA": ILEGALES COMO "CONTRATISTAS": PERDIDAS MILLONARIAS:...RESPONSABLES?

El AVE a La Meca reabre su ‘guerra’ interna en la recta final del proyecto
Las "empresas públicas" se crean por LEY para que , según su "objeto social" fundacional, cumplan un fin determinado fin, fin que ha de satisfacer, OBLIGATORIAMENTE, un "interés general", según nuestra Constitución (Art. 103.1 Constitución Española).
Hacerse un hueco en el mundo empresarial para competir en el mercado de las obras, servicios y suministros, es algo que se sale del fin para el que  fueron creadas esas "empresas públicas", por lo que están VULNERANDO la FINALIDAD para la que fueron creadas, incurriendo en una flagrante ILEGALIDAD, de la que tendrán que responder sus gestores ante los tribunales de justicia. 
Si esos "gestores públicos", a quienes ninguna LEY les autoriza a competir en el mercado de las licitaciones, quieren hacerse "empresarios",  lo tienen bien fácil: que arriesguen sus "PATRIMONIOS" invirtiendo en la creación de sus PROPIAS empresas, teniendo así el campo libre para acudir a todas las licitaciones, habidas y por haber, en España y en el extranjero, y que compitan para ser adjudicatarios de los contratos licitados, ...  y que se hagan millonarios. Eso sí, con su dinero, pero NO con los impuestos que pagamos los ciudadanos, por supuesto coactivamente, siendo su única finalidad financiar, con carácter general, el "gasto público" que conllevan los bienes y servicios que los "poderes públicos" han de poner al servicio de los CIUDADANOS. 
¿Qué LEY autoriza a nuestros gestores públicos (Aena, Ineco, Renfe, Adif, Tragsa ...etc) a presentar nuestras "empresas públicas" a licitaciones tanto NACIONALES como INTERNACIONALES?
De NO estar amparados por alguna LEY, están, como mínimo,  PREVARICANDO y MALVERSANDO FONDOS PÚBLICOS. 
Que lo tengan bien claro los gestores públicos. En todo caso, el Consejo de Estado y el Tribunal de Cuentas deberían PRONUNCIARSE al respecto.

Las empresas que construyen el tren del Desierto reconocen a nivel interno que todavía “persisten las dificultades para llegar a acuerdos” tanto en el seno del consejo de administración del consorcio como en las reuniones de socios, por lo que se están instando “arbitrajes” de distinta índole para desbloquear los conflictos que surgen en la recta final de la fase de construcción del megaproyecto —está previsto que la operación empiece a partir del segundo trimestre de 2018, tras concluir en marzo la service demostration—.

Según recogen varios documentos internos a los que ha tenido acceso este diario, los socios del consorcio formado por Renfe, Adif Consultrans, Ineco, Indra, Imathia, Copasa, Talgo, Cobra, Abengoa, Siemens y OHL han solicitado un arbitraje para dilucidar las responsabilidades en el suministro eléctrico del Centro de Control de la Operación (BOCC), de los centros de trabajo (workbases), donde residen los españoles y sus familiares que trabajan en la obra del tren de alta velocidad, y del taller de Medina, de gran importancia para Renfe y que está construido en un 75 por ciento.



Las empresas no se ponen de acuerdo sobre cuál o cuáles de ellas se deberían hacer cargo del coste y el mantenimiento del suministro eléctrico de estas infraestructuras.

No en vano, alguna de las firmas, como OHL, podría estar maniobrando para dejar el consorcio cuando empiece la operación. En cuanto al taller de La Meca, todavía está en plena construcción ya que hace poco se dejó en manos de OHL




El AVE «español» vuela ya entre Medina y La Meca

Las obras del «AVE del desierto» encaran su recta final, después de recorrer por primera vez los 450 kilómetros de la línea entre las ciudades saudíes de Medina y La Meca

El trayecto fue completado en 2 horas y 52 minutos, superando en algunos tramos los 300 kilómetros por hora, la velocidad máxima a la que circulará comercialmente el tren una vez se complete el proyecto en unos meses. Al viaje inaugural asistieron el ministro saudí de Transporte, Nabil al Amudi, el embajador español en Arabia Saudí, Álvaro Iranzo, el presidente y el director general del consorcio de empresas públicas y privadas españolas encargadas de la construcción del AVE, Jorge Segrelles y Álvaro Senador-Gómez, respectivamente, así como representantes de las firmas constructoras.

Este primer viaje en pruebas se produjo justo el último día del plazo marcado por las autoridades saudíes, que exigían una demostración de la capacidad de la línea antes de que finalizase el año.

En cualquier caso, los viajes deberán ir acortándose en las próximas semanas, ya que el tiempo en el que se realizó el recorrido fue unos cuarenta minutos superior al de dos horas y once minutos en que realizará el trayecto entre las dos ciudades santas del islam una vez la línea se ponga en servicio comercial. La demostración de sistemas arrancó a las 11:55 hora local desde la estación de Medina y finalizó a las 14:43 en la ciudad de La Meca, según fuentes del consorcio, quienes añadieron que dicho servicio concluyó «satisfactoriamente y sin incidencias».

El AVE de Arabia Saudí iniciará su operación comercial previsiblemente el próximo marzo, a pesar de que hay retrasos en las obras de tres de las cinco estaciones, que han sido adjudicadas a empresas locales. El consorcio encargado de la segunda fase del proyecto está integrado por doce empresas españolas: ADIF, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo...