CONTRATACIÓN PÚBLICA: FRANCISCO ALVAREZ-CASCOS: DEMANDA DE CONCILIACIÓN: QUERELLA CRIMINAL


LA TRAGEDIA DE FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS: UNA DISPUTA ACADÉMICA LA CONVIERTE EN UNA QUERELLA CRIMINAL

Cuando el 21 de junio de 2017 publiqué en mi blog de “Contratación Pública” una reseña sobre el artículo **Cascos niega ser el “PAC” de la “Gürtel”**, publicado en “La Nueva España” (20.06.2017), jamás pensé que esa reseña, CONTRATACIÓN PÚBLICA: ÁLVAREZ-CASCOS TESTIGO: NO DICE TODA LA VERDAD: MESA CONTRATACIÓN: ORDEN APERTURA DE SOBRES, iba a iniciar una peregrinación que se comenzaría con un “acto de conciliación” para luego extenderse a una “querella criminal” puesta por FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS, sujeto pasivo del artículo publicado por LNE.


Francisco Álvarez-Cascos Fernández, exministro de Fomento
Como se puede comprobar, leyendo la reseña, aquella reseña iba dirigida, exclusivamente, a combatirle, académicamente, el mensaje lanzado en su declaración de que “…a su llegada al Ministerio de Fomento MODIFICÓ las NORMAS DE CONTRATACIÓN para evitar la discrecionalidad e impedir el trasiego de comisiones ilegales…

Veamos, pues, la evolución sufrida por la normativa contractual en los años que van del 2000 al 2004, espacio temporal en el que FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS fue Ministro de Fomento:

Las normas de contratación del cuerpo legislativo, en aquél momento, estaban nucleadas, principalmente, por la siguiente normativa:


Estas normas contractuales no fueron modificadas hasta la promulgación de la nueva ley de contratación, denominada ahora del “sector público”, frente a la anterior llamada de las “administraciones públicas”:


Francisco Álvarez-Cascos Fernández, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, fue nombrado Ministro de Fomento de España, por José María Aznar, ejerciendo como tal desde el 27 de abril de 2000 al 28 de abril de 2004.

Durante ese período intertemporal las normas de contratación vigentes a su llegada al ministerio (Real Decreto Legislativo 2/2000 y Real Decreto 1098/2001)  permanecieron incólumes durante su mandato, no siendo modificadas hasta el año 2008, fecha de entrada en vigor de la ya citada Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público., tres años después de haber sido cesado como Ministro de Fomento de España.

-¿Cómo se regulaba el “procedimiento de adjudicación”, en los concursos, por el RealDecreto Legislativo 2/2000, TRLCAP? Veamos su articulado:

Artículo 73. Procedimientos de adjudicación. … 3. En el concurso la adjudicación recaerá en el licitador que, en su conjunto, haga la proposición más ventajosa, teniendo en cuenta los criterios que se hayan establecido en los pliegos, sin atender exclusivamente al precio de la misma y sin perjuicio del derecho de la Administración a declararlo desierto.
Artículo 79. Proposiciones de los interesados. … 1. Las proposiciones serán secretas y se arbitrarán los medios que garanticen tal carácter hasta el momento de la licitación pública. Se sujetarán al modelo que se establezca en el pliego de cláusulas administrativas particulares. Su presentación presume la aceptación incondicionada por el empresario del contenido de la totalidad de dichas cláusulas sin salvedad alguna. 2. Deberán ir acompañadas, en sobre aparte, de los siguientes documentos: a) Los que acrediten la personalidad jurídica del empresario y, en su caso, su representación. b) Los que acrediten la clasificación de la empresa…
Artículo 81. Mesa de contratación. 1. Salvo en los supuestos previstos en el artículo 12.4, el órgano de contratación para la adjudicación de los contratos por procedimiento abierto o restringido estará asistido por una Mesa constituida por un Presidente, los vocales, que se determinen reglamentariamente, y un Secretario, designados por el órgano de contratación, el último entre funcionarios del propio órgano de contratación o, en su defecto, entre personal a su servicio. En el procedimiento negociado la constitución de la Mesa será potestativa para el órgano de contratación… 2. La Mesa de contratación podrá solicitar, antes de formular su propuesta, cuantos informes técnicos considere precisos y se relacionen con el objeto del contrato.
Artículo 85. Supuestos de aplicación del concurso.
Artículo 86. Criterios para la adjudicación del concurso. 1. En los pliegos de cláusulas administrativas particulares del concurso se establecerán los criterios objetivos que han de servir de base para la adjudicación, tales como el precio, la fórmula de revisión, en su caso, el plazo de ejecución o entrega, el coste de utilización, la calidad, la rentabilidad, el valor técnico, las características estéticas o funcionales, la posibilidad de repuestos, el mantenimiento, la asistencia técnica, el servicio postventa u otros semejantes, de conformidad a los cuales el órgano de contratación acordará aquélla.
Artículo 88. Adjudicación de los contratos. 1. La Mesa de contratación calificará previamente los documentos presentados en tiempo y forma, procederá, en acto público, a la apertura de las proposiciones presentadas por los licitadores y las elevará, con el acta y la propuesta que estime pertinente, que incluirá en todo caso la ponderación de los criterios indicados en los pliegos de cláusulas administrativas particulares, al órgano de contratación que haya de efectuar la adjudicación del contrato. 2. Los criterios a los que se refiere el apartado anterior se indicarán por orden decreciente de importancia y por la ponderación que se les atribuya, y podrán concretar la fase de valoración de las proposiciones en que operarán los mismos y, en su caso, el umbral mínimo de puntuación que en su aplicación pueda ser exigido al licitador para continuar en el proceso selectivo.
2. La Administración tendrá alternativamente la facultad de adjudicar el contrato a la proposición más ventajosa, mediante la aplicación de los criterios establecidos en el artículo 86, sin atender necesariamente al valor económico de la misma, o declarar desierto el concurso, motivando en todo caso su resolución con referencia a los criterios de adjudicación del concurso que figuren en el pliego.
Artículo 93. Notificación y publicidad de las adjudicaciones.1. La adjudicación del contrato, una vez acordada por el órgano de contratación y cualquiera que sea el procedimiento seguido y la forma de adjudicación empleada, será notificada a los participantes en la licitación y después de formalizada se comunicará al Registro Público de Contratos al que se refiere el artículo 118, a los efectos previstos en el artículo 58.

Como se puede comprobar, por lo que respecta a la apertura de la documentación presentada por los licitadores, la ley no regulaba el procedimiento/orden a seguir por la Mesa de contratación.

-¿Cómo regulaba el “procedimiento de adjudicación”, en los concursos, el Real Decreto 1098/2001, RLCAP? Veamos su articulado:

Artículo 80. Forma de presentación de la documentación. 1. La documentación para las licitaciones se presentará en sobres cerrados, identificados, en su exterior, con indicación de la licitación a la que concurran y firmados por el licitador o la persona que lo represente e indicación del nombre y apellidos o razón social de la empresa. En el interior de cada sobre se hará constar en hoja independiente su contenido, enunciado numéricamente. Uno de los sobres contendrá los documentos a que se refiere el artículo 79.2 de la Ley y el otro la proposición, ajustada al modelo que figure en el pliego de cláusulas administrativas particulares, conteniendo, en los concursos, todos los elementos que la integran, incluidos los aspectos técnicos de la misma. No obstante, cuando se haga uso de lo dispuesto en el artículo 86.2 de la Ley, en el sentido de concretar la fase de valoración en que operarán los criterios de adjudicación, el sobre de la proposición económica contendrá exclusivamente ésta, y se presentarán, además, tantos sobres como fases de valoración se hayan establecido.
Artículo 81. Calificación de la documentación y defectos u omisiones subsanables.1. A los efectos de la calificación de la documentación presentada, previa la constitución de la mesa de contratación, el Presidente ordenará la apertura de los sobres que contengan la documentación a que se refiere el artículo 79.2 de la Ley, y el Secretario certificará la relación de documentos que figuren en cada uno de ellos… 3. De lo actuado conforme a este artículo se dejará constancia en el acta que necesariamente deberá extenderse.
Artículo 83. Apertura de las proposiciones. 1. Una vez realizadas las actuaciones previstas en los dos artículos anteriores, el acto público de apertura de las proposiciones se celebrará en el lugar y día que previamente se haya señalado. 2. Comenzará el acto de apertura de proposiciones dándose lectura al anuncio del contrato y procediéndose seguidamente al recuento de las proposiciones presentadas y a su confrontación con los datos que figuren en los certificados extendidos por los jefes de las oficinas receptoras de las mismas, hecho lo cual se dará conocimiento al público del número de proposiciones recibidas y nombre de los licitadores, dando ocasión a los interesados para que puedan comprobar que los sobres que contienen las ofertas se encuentran en la mesa y en idénticas condiciones en que fueron entregados. 3. En caso de discrepancias entre las proposiciones que obren en poder de la mesa y las que como presentadas se deduzcan de las certificaciones de que dispone la misma, o que se presenten dudas sobre las condiciones de secreto en que han debido ser custodiadas, se suspenderá el acto y se realizarán urgentemente las investigaciones oportunas sobre lo sucedido, volviéndose a anunciar, en su caso, nuevamente en el tablón de anuncios del órgano de contratación o del que se fije en los pliegos la reanudación del acto público una vez que todo haya quedado aclarado en la debida forma. 4. El Presidente manifestará el resultado de la calificación de los documentos presentados, con expresión de las proposiciones admitidas, de las rechazadas y causa o causas de inadmisión de estas últimas y notificará el resultado de la calificación en los términos previstos en el artículo anterior. 5. Las ofertas que correspondan a proposiciones rechazadas quedarán excluidas del procedimiento de adjudicación del contrato y los sobres que las contengan no podrán ser abiertos. 6. Antes de la apertura de la primera proposición se invitará a los licitadores interesados a que manifiesten las dudas que se les ofrezcan o pidan las explicaciones que estimen necesarias, procediéndose por la mesa a las aclaraciones y contestaciones pertinentes, pero sin que en este momento pueda aquélla hacerse cargo de documentos que no hubiesen sido entregados durante el plazo de admisión de ofertas, o el de corrección o subsanación de defectos u omisiones a que se refiere el artículo 81.2 de este Reglamento.
Artículo 87. Observaciones, igualdad de proposiciones, acta de la mesa y devolución de documentación. 1. Determinada por la mesa de contratación la proposición de precio más bajo o económicamente más ventajosa, a favor de la cual formulará propuesta de adjudicación, invitará a los licitadores asistentes a que expongan cuantas observaciones o reservas estimen oportunas contra el acto celebrado, las cuales deberán formularse por escrito en el plazo máximo de dos días hábiles siguientes al de aquel acto y se dirigirán al órgano de contratación, el cual, previo informe de la mesa de contratación, resolverá el procedimiento, con pronunciamiento expreso sobre las reclamaciones presentadas, en la adjudicación del contrato. 2. La mesa de contratación concretará expresamente cuál sea la proposición de precio más bajo o económicamente más ventajosa sobre la que formulará propuesta de adjudicación del contrato. En las subastas, si se presentasen dos o más proposiciones iguales que resultasen ser las de precio más bajo, se decidirá la adjudicación de éstas mediante sorteo. 3. Concluido el acto, se levantará acta que refleje fielmente lo sucedido y que será firmada por el Presidente y Secretario de la mesa de contratación y por los que hubiesen hecho presentes sus reclamaciones o reservas. 4. Las proposiciones presentadas, tanto las declaradas admitidas como las rechazadas sin abrir o las desestimadas una vez abiertas, serán archivadas en su expediente. Adjudicado el contrato y transcurridos los plazos para la interposición de recursos sin que se hayan interpuesto, la documentación que acompaña a las proposiciones quedará a disposición de los interesados.

Como se puede comprobar, por lo que respecta a la apertura de la documentación presentada por los licitadores, el Reglamento establecía que el primer sobre a abrir por la Mesa de contratación sería el que contuviera “ … la documentación a que se refiere el artículo 79.2 de la Ley”, es decir, el de cumplimiento de los requisitos previos, procediéndose, una vez concretados los licitadores admitidos y excluidos, a abrir el otro sobre, sin especificar más.

En el acto de conciliación ya quedó claro que, toda la argumentación contenida en la publicación de mi blog, iba dirigida, única y exclusivamente a tumbar la aseveración hecha en su declaración como testigo de que, durante su mandato, había modificado la normativa contractual en vigor existente a su llegada.

Francisco Álvarez-Cascos Fernández era miembro del Consejo de Ministros. Del Consejo de Ministros salen los “Reales Decretos” aprobando REGLAMENTOS  … etc. Del Consejo de Ministros salen “Proyectos de ley”. Durante su mandato como Ministro y miembro del Consejo de Ministros no salió ningún real-decreto ni proyecto de ley modificando la normativa contractual existente. ¿Por qué no lo hizo? Sólo él tiene la respuesta.

Me acusa Francisco Álvarez-Cascos Fernández   de lo siguiente:

“… Asimismo tergiversa los conceptos que se utilizan en los procedimientos de adjudicación de contratos públicos para hacer creer a la opinión pública que DON FRANCISCO ALVAREZ-CASCOS, podía beneficiar a algún adjudicatario. De forma especial cuando informa que la VERDADERA CORRUPCIÓN se producía porque los ministros en aquellos años (también 2000-2004) eran mandos superiores del Órgano de Contratación, con capacidad para dar las oportunas instrucciones a los vocales-técnicos de la Mesa de Contratación, bien de forma directa o de forma indirecta, y si estos se avenían, podía adjudicar el contrato prácticamente “a dedo”. Añade que, aunque en la Mesa de Contratación hubiera un interventor y un Abogado del Estado eso no evita la prevaricación y el amaño en la puntuación de los licitadores”

Pero,   … qué digo yo en mi blog de “Contratación Pública”?:

NOTA.-Es decir, el Órgano de Contratación, o cualquier mando superior, como lo es el ministro, dando las oportunas instrucciones a los vocales-técnicos de la Mesa de Contratación, bien de forma directa o de forma indirecta, si éstos se avenían, podía adjudicar el contrato prácticamente "a dedo". Por eso, de ser acusado de prevaricación... etc el Órgano de Contratación, habría que encausar también a la Mesa de Contratación que es la que realmente propone al "adjudicatario del contrato" y la que, en su caso, amañó la puntuación de los licitadores. En la Mesa había un Interventor y un Abogado del Estado.

¿Dónde está, pues, el “animus injuriandi” del que tercamente me acusa FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS? ¿Dónde está la injuria y la calumnia? ¿Dónde le acuso de cometer/haber cometido delito alguno en la adjudicación de “contratos públicos” en el Mº de Fomento por así haberlo propuesto la “Mesa de Contratación”?

 Me limito a indicar cuál era la “normativa vigente” e invariable en el período 2000-2004, mientras fue Ministro de Fomento. Todo ello se puede comprobar en el BOE. Aquella normativa favorecía/propiciaba, dado el procedimiento de apertura de las proposiciones de los licitadores por la Mesa de Contratación, la corrupción de los gestores públicos que fueran corruptos. Las hemerotecas están repletas de sentencias condenatorias de gestores públicos que eran corruptos.

FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS ve gigantes (injurias y calumnias), dónde sólo hay, como no podía ser menos, molinos de viento (discusión académica).

Como lo cortés no quita lo valiente, concluyo este vagar por la normativa contractual de antaño, propicia a la corrupción política, agradeciéndole el apoyo que me dio, con todas sus fuerzas, en momentos de incertidumbre funcionarial frente a sátrapas de la función pública que habitaban, cual señores feudales, en el Mº de Hacienda. Gracias, FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS.