CONTRATACIÓN PÚBLICA: MILES DE ÓRGANOS DE CONTRATACIÓN: NI ESTADOS UNIDOS: INCONTROLABLES: TRANSPARENCIA IMPOSIBLE

España: Un Estado con un 'puzle' de 18.850 administraciones

Es inadmisible  la existencia , en manos de las Administraciones Públicas, de tantos miles de entes, organismos, entidades, empresas públicas ...etc: el clientelismo político está servido. ¡Hay que REDUCIR drásticamente ese inadmisible número que nos COME, además, los impuestos a los ciudadanos! Ningún pais del mundo tiene tal cantidad de organismos públicos: ni Estados Unidos.


Ningún partido político ha hecho mención expresa en su programa electoral del 26-J a la necesidad de una eficiente reestructuración y al adelgazamiento de las administraciones públicas cuyo coste en 2015 se situó en 118.699 millones, similar al de 2008 y equivalente a la recaudación del IRPF, del Impuesto de Sociedades y parte de los Impuestos Especiales.

Algunos, como Podemos o el PSOE, proponen claramente ampliar las plantillas, proceso en que ha entrado el PP en este nuevo período electoral aumentando la convocatoria de plazas. Sólo Ciudadanos mantiene la supresión de las diputaciones por su coste y también por haberse convertido "en un nido de corrupción". Incluso, los programas se han olvidado de cómo flexibilizar la excesiva burocracia o de reducir la hiperinflación de casi 19.000 organismos existentes sin que, en muchos casos, se sepa para qué sirven, qué fin cumplen y por qué se crearon.

Tal número de poderes adjudicadores hace imposible el control del gasto público en la contratación administrativa ... Es un dsvario  ...

























Se trata de un puzle sobre el que el PP ha intentado poner orden, acuciado por la necesidad de reducir el gasto. Pero, los resultados son parcos. Como ha sucedido con el empleo público (más de tres millones de personas), sólo ha conseguido situar su número actual en cifras similares a las que había en 2007 tras el boom de creación estos organismos que se produjo en los primeros años de la crisis cuando los partidos, auténticas agencias de colocación, dieron cobijo laboral a sus compromisos políticos y amistades. Este proceso no ha producido convulsión alguna. Se ha realizado mediante fusiones de organismos y sociedades sin un sólo ERE conocido ni despido.




El resultado es que hay demasiadas administraciones para un Estado de corte liberal no intervencionista que tiene un excesivo déficit y una deuda insostenible del 100% del PIB. Cuando empezó la crisis había 19.065 unidades administrativas en las tres administraciones. La Administración central tenía 485 organismos; la autonómica alcanzaba los 2.200, aunque anotaba 1.737 ya que muchos de ellos no estaban entonces supervisados por la Intervención General del Estado (IGE); y los ayuntamientos sumaban 16.380. Estas cifras se incrementaron al inicio de la crisis. En 2010 llegó a casi 19.400…