CONTRATACIÓN PÚBLICA: EL MINISTRO DE FOMENTO SE EQUIVOCA: CRITERIOS VALORACIÓN OFERTAS: IGUALDAD Y TRANSPARENCIA.

Fomento cambiará la fórmula de contratación para restar peso al precio

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna parece que vuelve a equivocarse: mientras no se modifique la vigente Ley de Contratos, en los "pliegos de claúsulas administrativas particulares"  los "criterios de valoración de las ofertas" (Art.  150 TRLCSP) habrán de sujetarse a los "principios de igualdad y transparencia" (Art. 139 TRLCSP) exigidos por la normativa comunitaria. ¿Qué dice el nuevo proyecto de LCSP? Lea el proyecto de ley, señor ministro de Fomento. 
Los pliegos de Galicia puede que no se ajusten a la normativa contractual vigente, aunque no los hayan impugnado los licitadores. ¿Va a corregir el ministro al Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales?
Lo que sí hay que modificar es,  a) tanto las condiciones de admisión de los licitadores (Art. 146 TRLCSP), exigiendo, además, unas verdaderas garantías, no la actual del 5%, que como máximo, que nunca se exige, es el 10% (Art. 95 TRLCSP), b) como el procedimiento a seguir para la valoración de la oferta técnica (Art. 150 TRLCSP) que, actualmente, deja mucho que desear, tanto por la complejidad de que adolecen los pliegos de cláusulas en la fijación de los criterios de adjudicación, como por la opacidad de la forma que establecen para efectuar su valoración (Art. 25 y sgtes Reglamento LCSP), no siendo lo suficientemente rigurosa como para eliminar aquellos licitadores que no oferten la calidad técnica exigida por el "pliego" del contrato, c) así como la profesionalidad de los Directores facultativos de las obras, que tanto en el Adif como en Seitt deja mucho que desear, hasta el extremo de no habérselos exigido, para ser contratados, el conocimiento de nuestra normativa contractual, desconocimiento proverbial en los técnicos externalizados (De ahí viene, parece ser, tanta corrupción en el ADIF) d) sin olvidar la imperiosa necesidad de redactar BIEN los proyectos que, con gran frecuencia, son una auténtica chapuza.¿Para qué está el Director del proyecto?¿Sólo para firmar y pagar a la consultora?. Las consultoras redactan proyectos que dejan mucho que desear, pero el Órgano de Contratación les paga como si estuvieran perfectamente redactados. Luego vienen los modificados y ... no se les exige responsabilidad/indemnización alguna. La garantia no se deberia devolver a la consultora hasta que no estuviera finalizada la obra, como garantia de su responsabilidad.



El Ministerio de Fomento planea modificar los pliegos de contratación de los proyectos de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), Seitt (Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre, cuyo objeto social se arrebató al Mº de Fomento, en una galopante huida del Derecho Administrativo y, de los consiguientes controles internos de la IGAE) y de la DGC (Dirección General de Carreteras), según explican fuentes conocedoras de las intenciones del departamento que dirige Íñigo de la Serna. Los técnicos del Ministerio trabajan al menos en dos modelos: el que utiliza la empresa pública Puertos del Estado y el que se usa en las licitaciones de la Comunidad Autónoma de Galicia.


Los "proyectos" deben ser elaborados con una MAYOR rigurosidad. Por otro lado se deben redefinir los "requisitos previos", esenciales para hacer una primera criba de los licitadores, seleccionando sólo los que tengan el perfil adecuado al contrato licitado. Los "criterios de valoración de las ofertas", criterios sujetos a un "juicio de valor",  han de estar definidos con precisión rigurosa y ser objetivos respecto al contrato que se licita: no valen los denominados "pliegos tipo". Y, respecto a la "oferta económica", ha de regularse de nuevo qué son las "bajas temerarias", para excluir a aquellos licitadores que, teniendo en cuenta su "solvencia", no garanticen la ejecución  del contrato "en tiempo y forma".







El denominador común de ambos casos es que la oferta económica perderá peso con respecto a la fórmula actual en la ecuación final de adjudicación frente a la oferta técnica, de acuerdo con las mismas fuentes. (Un gran error).

Principios de igualdad y transparencia.-Los órganos de contratación darán a los licitadores y candidatos un tratamiento igualitario y no discriminatorio y ajustarán su actuación al principio de transparencia (Art. 139 TRLCSP)

Fomento trabaja en esta modificación de los pliegos desde el pasado verano, con el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño, a la cabeza. Con ello, el Ministerio busca apaciguar las crecientes críticas en el sector privado a los pliegos de carreteras que aprobó en marzo pasado la entonces ministra Ana Pastor.


Redacción del proyecto inicial
 … "Por ello, debe extremarse el celo y rigor en la redacción del proyecto inicial, de forma que sólo muy excepcionalmente haya que recurrir a su ulterior modificación y, sobre todo, a la introducción de varios, sucesivos y parciales reformados de obra; realidad esta última que -sin dar cabida a suspicacias- se produce, a veces, concurriendo con bajas fuertes en la licitación o dando la impresión de que se tienen enfoques parciales (un primer reformado, por ejemplo, que frisa, sin alcanzarlo, con el 20 por ciento de adicional y al que siguen ulteriormente otros); enfoques parciales que pueden desvirtuar o, cuando menos, debilitar la eficacia de las garantías que las normas dictadas articulan para modular el "ius variandi" de la Administración e introducir elementos de control, como son los previstos para supuestos de modificaciones que alteren en más del 20 por ciento el precio inicial del contrato. Es cierto que se acumulan los sucesivos adicionales por modificación del proyecto para activar dichas garantías y controles; pero es forzoso reconocer que su efectividad, así como el acierto mismo en la valoración de lo que resulte más conveniente para el interés público, pueden verse seria y negativamente afectados por la consideración de modificaciones sucesivas, al menos en relación con lo que supondría la eventual ponderación y en un solo trámite de la modificación completa que pudiera requerir, para la satisfactoria ejecución de las obras, el proyecto inicialmente aprobado." (Memoria del Consejo de Estado Año 1990)



Los cambios introducidos implicaron que la parte económica asumía aún más peso en las adjudicaciones, en detrimento de la técnica. Una modificación que abundaba en la radicalización de las bajas, de forma que la contratación de obras y servicios (conservación y explotación) en carreteras de Fomento se ha convertido, en palabras de empresas del sector, en "una subasta encubierta". Aquella medida vino obligada por una resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) con fecha del 12 de enero, que había paralizado todos los contratos del Ministerio por irregularidades en el pliego. El principal cambio afectó a la metodología en la parte económica, que pasó a ser lineal en lugar de quebrada.

“… los criterios de adjudicación no deben ser discriminatorios, como se desprende del artículo 139 del TRLCSP que indica que “Los órganos de contratación darán a los licitadores y candidatos un tratamiento igualitario y ajustarán su actuación al principio de transparencia”. El artículo se refiere tanto a los licitadores como a los potenciales candidatos, en la medida en que el principio de igualdad de trato también implica que los licitadores deben hallarse en pie de igualdad en el momento de presentar sus ofertas. De la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se desprende que el respeto al principio de igualdad de trato implica la fijación de condiciones no discriminatorias para acceder a una actividad económica y también que las autoridades públicas adopten las medidas necesarias para garantizar el ejercicio de dicha actividad” (Resolución de 12 de enero de 2016 del TACReC)

Acuerdo con grupos políticos La situación en la contratación de carreteras se acentúa en el caso de Adif, el mayor contratista de España. En el caso del gestor ferroviario, el peso de la oferta económica respecto a la técnica es aún mayor y en los últimos años las bajas se han extremado hasta el punto de que lo habitual es encontrarse con contratos que adjudican con descuentos próximos o incluso superiores al 50 por ciento del presupuesto base de licitación.

Se falla, primero en la fijación en el pliego de cláusulas de los criterios técnicos para la adjudicación del contrato, y luego en la adecuada valoración de los referidos criterios técnicos.





































Ahora, el ministerio que lidera De la Serna se propone rectificar  parcialmente …