SEPI: INVERSIÓN EN IAG: PÉRDIDAS: ...A QUÉ JUEGAN ESTOS GESTORES PÚBLICOS CON EL DINERO DEL CONTRIBUYENTE?...QUE JUEGUEN CON SU DINERO !!!

La Sepi acumula minusvalías de 200 millones por su 2,46% en IAG.


Una inversión accionarial TOTALMENTE INNECESARIA, con tintes profundos de MALVERSACIÓN DE FONDOS PÚBLICOS ... ¿Quién se benefició de semejante NEFASTA decisión inversora? Hay que exigir responsabilidades, echarlos de la SEPI y que devuelvan el importe de las pérdidas al Tesoro Público. ¿Qué Consejo de Administración, qué CONSEJEROS, tiene la SEPI que MALVERSAN nuestros fondos públicos? Es una participación totalmente INNECESARIA...Un negocio RUINOSO, como tantos otros de la SEPI, como el del carbón, gestionado por funcionarios con aires de empresarios, falsos empresarios, pero con sueldos e indemnizaciones millonarias para la casta.


El deterioro bursátil que sufre IAG desde principios de año, acentuado tras la decisión de Reino Unido de dejar la UE (Brexit), tiene un damnificado español: la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi). 

La entidad pública empresarial, el único accionista español en el grupo aéreo tras la salida de Bankia y El Corte Inglés en 2013, cuenta con un 2,46% del capital.

Interesada en deshacer posiciones en 2011, cuando alcanzaba el 2,71% y en el marco de un proceso desinversor que afectaba también a Ebro Foods o Red Eléctrica, finalmente la Sepi optó por mantener posiciones y, en el caso del hólding de Iberia y British Airways, su participación se mantenía casi sin variaciones a cierre de 2015.

International Consolidated Airlines Group, S.A, también conocida como International Airlines Group o simplemente IAG es una compañía Holding resultado de la fusión de Iberia LAE y British Airways, que se hizo efectiva el día 24 de enero de 2011. Wikipedia 
Cotización de las accionesIAG (LON)389,81 GBX -2,99 (-0,76 %)
31 ago. 17:13 GMT+1 - Renuncia de responsabilidad
Director ejecutivoWillie Walsh (25 may. 2010–)
Fundación2011

Según consta en su memoria del ejercicio, la entidad presidida por Ramón Aguirre ajustó el valor de su participación en IAG a la cotización de finales de 2015 (8,275 euros por título), con lo que el valor de su paquete de acciones superó los 434 millones de euros. Sin embargo, el desplome bursátil de IAG en lo que va de año, que supera el 46%, ha provocado que en apenas ocho meses, su participación valga menos de 233 millones a cierre del pasado viernes, por lo que la Sepi acumula unas minusvalías latentes de más de 200 millones.
Semejante salario para llevarnos a la quiebra: la SEPI no debe invertir en bolsa ... NO ES SU FUNCIÓN...  no es eso CORRUPCIÓN?

Desde que salió a Bolsa, a raíz de la fusión en 2011 de Iberia y British Airways, IAG se ha revalorizado un 37,7% y marcó máximos en noviembre, al alcanzar 8,48 euros por título. En el arranque del año, sin embargo, el hólding comenzó a perder altura y el resultado de la votación del referéndum en Reino Unido fue la puntilla. En dos jornadas, IAG perdió un 40% de su valor, por encima del resto del sector.

Listado de empresas SEPI: hay que cerrarlas  y echar a la calle a estos gestores, red clientelar, que , además de cobrar sueldos millonarios, tienen contratos blindados que nos cuestan muchos millones a los contribuyentes.
Las empresas de la SEPI, innecesarias en el 99%, están haciendo la competencia a las empresas privadas, pero a un gran coste, coste que, contra nuestra voluntad, 
 estamos sufragando los contribuyentes, soportando una gran presión fiscal.
 ¡Hay que cerrarlas! 

Saqueo en Angola - RTVE - DEFEX - ... ¡CORRUPCIÓN!
Pese a los vaivenes del último año, los analistas creen que el grupo dirigido por Willie Walsh tiene recorrido, si bien se enfrenta a serias incertidumbres por el impacto del Brexit –Reino Unido aporta un tercio de los ingresos–, la amenaza del terrorismo o la crisis operativa que sufrió Vueling a principios de julio.

El consenso de expertos consultados por Bloomberg atribuye a IAG un precio objetivo de 6,48 euros por título, lo que elevaría la participación de la Sepi por encima de los 340 millones. …

SIGUE LEYENDO... verás más en www.contratossectorpublico.es

La SEPI... unos resultados deplorables: hay que desinvertir en muchas  empresas que no tienen sentido y enajenar el resto, excepto aquellas que, según las Cortes, sean de "interés general".


SEPI Y SOCIEDADES DEPENDIENTES CUENTA DE PÉRDIDAS Y GANANCIAS CONSOLIDADA CORRESPONDIENTE AL EJERCICIO TERMINADO EL 31 DE DICIEMBRE DE 2015






































¡Qué asco!



SI SE levantara la piel del cuerpo social español, encontraríamos, escrita sobre la carne viva, esta palabra: asco. Desde hace varios años, los partidos políticos figuran en tercer lugar, entre los diez grandes problemas que agobian a España. Y no solo por la corrupción. Lo que caracteriza a nuestra clase política, con las debidas excepciones, es la mediocridad. Los partidos políticos han tejido en los últimos cuarenta años una tupidísima tela de araña para atender a los parientes, los amiguetes y los paniaguados.

La clase política es ya un gigantesco enchufe que consume la energía española a través de unos impuestos casi confiscatorios, destinados, en parte considerable, a atender el nepotismo y el clientelismo de los políticos.

El Partido Popular, por poner un ejemplo que se extiende a los otros grandes partidos, gastó en el año 2011, 133.398.212 euros. Ingresó por las cuotas de los afiliados 12.303.879. 

Es decir más del 90% del despilfarro de los partidos políticos adalides se hace con dinero público

Y casi ningún político se atreve a plantear la necesidad de contener la hemorragia para evitar que se desangre la sociedad española. 

La voracidad de poder, el partidismo desenfrenado, el personalismo sin límites, nos han conducido a estos nueve meses indecentes en los que España soporta la ausencia de Gobierno. Salvo alguna excepción, casi todo se acentuó ayer en un debate de investidura, aplaudido a ráfagas en el Congreso por el balar de las ovejas desde sus diferentes rediles

El espectáculo de la clase política, de forma especial durante la etapa veraniega, ha resultado acongojante. A disfrutar, que son dos días, se han dicho los políticos mientras la imagen de España se deteriora en el mundo, la actividad administrativa se paraliza, los problemas se congelan y los ciudadanos padecen la lenidad de una clase política incalificable.

Y no. No se trata de suprimir los partidos políticos que eso condujo durante el siglo pasado al nazismo en Alemania, al estalinismo en Rusia, al fascismo en Italia, al franquismo en España, al salazarismo en Portugal… 

Se trata de democratizarlos y regenerarlos. No resultará fácil la tarea porque los políticos están enrocados en sus intereses particulares. Los mediocres unidos jamás serán vencidos. Y son ellos los que deben aprobar una ley que diga: «Ningún partido político, ninguna central sindical, podrá gastar un euro más de lo que ingresen a través de las cuotas de sus afiliados». 

La España cada vez más asqueada ante el circo al que está asistiendo, con el tenebroso horizonte sin despejar de unas terceras elecciones, se siente cada día más divorciada del sistema. Cuando se habla de política a los jóvenes de las nuevas generaciones su respuesta más habitual es esta: «¡Qué asco, esto es un asco!».