OBRA PÚBLICA: EL GOBIERNO EN FUNCIONES NO EJECUTA LAS PARTIDAS PRESUPUESTARIAS DEL CAP. VI "INVERSIONES": PARO Y DESESTAIBILIZACIÓN MERCADO TRABAJO

El colapso político hunde la obra pública

 
El ADIF, que se convierte en Contratista - ILEGALMENTE - en Arabia Saudí (El Ave del Desierto), es INCAPAZ de terminar la conexión ferroviaria de la alta velocidad con Asturias con la meseta con el AVE, condenando a Asturias al secular aislamiento que impide su desarrollo económico. Miles de millones tirados a la basura. La INEPTITUD  de los directivos del AVE no es de recibo. ¡ASTURIAS no se lo perdona a estos incompetentes gestores públicos! ¡Tampoco se lo perdona al INÚTIL  e INCOMPETENTE Gobierno asturiano que tiene a Asturias postrada ante el desempleo  y amarrada a la recesión económica.
La parálisis política está pasando factura. Y uno de los mejores indicadores de esta factura, es precisamente el desplome que ha sufrido la adjudicación de la obra pública en nuestro país. En los seis primeros meses de 2016, con el Ejecutivo en funciones, los contratos de obras adjudicados por el Ministerio de Fomento han caído cerca de un 20% respecto al mismo período del año anterior. Las adjudicaciones de Adif, el organismo encargado de la construcción de infraestructuras ferroviarias como el AVE, se han llevado la peor parte, con una reducción de un 43,3%
. 
Hasta junio de este año, el Ministerio que dirigía Ana Pastor –hoy presidenta del Congreso– y que ahora gestiona el también titular de Justicia, Rafael Catatá, adjudicó contratos por valor 657 millones de euros. Esta cifra supone en realidad una caída del 19,8%, según los datos oficiales hechos públicos ayer. El mayor desplome en la adjudicación de obras públicas ha sido el sufrido en las partidas de Adif, que en el primer semestre de 2015 adjudicó contratos por valor de unos 470 millones y este año sólo lo ha hecho por 267,3. 

Pero no sólo la interinidad política está afectando a la caída presupuestaria de la Alta Velocidad en España. En los últimos ejercicios, el Ejecutivo ha activado una política de ahorro al despliegue del AVE que le enfrenta abiertamente a muchos de sus constructores. Adif, encargado de la obra, ha tenido que provisionar unos 190 millones de euros para afrontar los litigios judiciales, según adelantó la semana pasada EL MUNDO.


El Gobierno asturiano presidido por Javier Fernández, incapaz de traer la alta velocidad a Asturias-



El rigor con el que se exige desde Adif el cumplimiento de la Ley de Contratos del Sector Público –no permite que los contratos introduzcan modificaciones que aumenten más de un 10% el presupuesto inicialmente comprometido– ha llevado a los constructores a paralizar varias de las obras adjudicadas, hasta que los tribunales resuelvan. 

Pero la caída del 43,3% del valor de los contratos de Adif no ha sido aislada, por lo que no puede atribuirse únicamente a la nueva política low cost en la construcción del AVE o al esfuerzo por la contención del déficit público, el desplome que están viviendo las obras públicas en España. 

Además de en las infraestructuras ferroviarias, los primeros seis meses del año también han dejado un saldo negativo en la adjudicación de contratos del sector portuario (se han adjudicado obras por 79,6 millones, un 21,6% menos que en el mismo período de 2015) y las obras de edificación (un 10,1% menos). 

Sólo las partidas adjudicadas por Aena, el gestor aeroportuario, han crecido, y mucho. Durante el primer semestre de 2016 han sufrido un incremento del 95,5%, hasta alcanzar los 96 millones de euros.

De los 657 millones de euros adjudicados en contratos de obra pública en el primer semestre del año, sólo el 9,8% los ha adjudicado directamente el Ministerio de Fomento. El resto ha sido adjudicado por organismos asociados a él, como los antes mencionados Adif, Aena o Seittsa, la sociedad estatal que se encarga de promover las obras en las carreteras españolas.





La Variante de Pajares entra en vía muerta con la obra parada y una verja en un túnel