ADIF: LA CORRUPCIÓN QUE NO CESA: DESCONTROL EJECUCIÓN OBRAS: CERFTIFICACIONES DE OBRA HINCHADAS: EL CORRUPTO ES EL DIRECTOR-FACULTATIVO DE LA OBRA, NO EL CONTRATISTA




Una red desvió 82 millones del AVE en Barcelona ... en la Sagrera...

... y la desaparición de decenas de millones en sobrecostes irregulares y facturas infladas.
La estación de La Sagrera fue ideada para ser el corazón del AVE en Barcelona y la mayor instalación ferroviaria de Cataluña.

Inacabada y con las obras paradas, por el momento sólo representa retrasos que superan el lustro. cinco años,  y la desaparición de decenas de millones en sobrecostes irregulares y facturas infladas. La Fiscalía Anticorrupción evidenció ayer la condición de pozo sin fondos para el dinero público del trazado al actuar contra una red de trabajadores públicos y empleados de constructoras acusados de desviar más de 82 millones de euros

Se trata de la segunda trama similar desarticulada desde inicios de 2014, cuando el caso Yogui acabó con una organización que se nutría de unas obras que también enfrentan a la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona con el Ministerio de Fomento.

SIGUE LEYENDO... verás más en www.contratossectorpublico.es

Registran las sedes de Adif de Madrid y Barcelona por los sobrecostes del AVE

El talón de Aquiles del ministerio de Fomento ... es el descontrol de las obras y el desconocimiento de la normativa contractual ...de la que trae causa tanta corrupción en la obra pública. 
No es la "factura", que expide el Contratista para cobrar el importe de la obra ejecutada en el mes anterior, donde se puede falsificar/hinchar la obra ejecutada por el Contratista: es en la "certificación de obra", que ha de expedir el "Director-facultativo de la obra, donde se puede falsificar/hinchar la obra ejecutada por el Contratista.
La "factura", instrumento mercantil para el pago material, deberá presentarla el Contratista en el "Registro", acompañada de una fotocopia de la carátula de la "certificación de obra", ya que la factura sólo puede contener lo que contenga la "certificación de obra" firmada por el "Director-facultativo" de la obra.
El presidente de ADIF yerra el tiro: aunque colaborador, el Contratista no es el gran culpable de la corrupción en las obras: el gran CULPABLE, en su caso, es el "Director-facultativo de la obra" que es quien tiene que MEDIR, VALORAR y CERTIFICAR la obra ejecutada, mes a mes y "al origen".  El enemigo lo tiene en casa y el presidente, Gonzalo Ferre, Interventor y Auditor del Estado, no se entera: no se puede poner a cualquier ingeniero, por mucha ingeniería que sepa: ¿cómo se le selecciona al Director-facultativo de la obra?: al "Director-facultativo de la obra": hay que formarle, o que venga ya formado para poder contratarlo, en el procedimiento administrativo-contractual, exigiéndole CONOCER  tanto la Ley de Contratos del Sector Público  como su Reglamento. De no conocer esta normativa, JAMÁS se le debería nombrar "Director-facultativo de la obra". Es más, el ADIF debe designar, por cada contrato de obras, un RESPONSABLE DEL CONTRATO, que sea conocedor de la normativa contractual, y cuyo objetivo será revisar todas las "certificaciones de obra" y contrastarlas con un tableau de bord para controlar tanto el avance físico  de la obra (obra ejecutada según el "programa de trabajo" aprobado por el Poder adjudicador), como el avance financiero (consumo del presupuesto en el que se adjudicó la obra al Contratista, según el "programa de trabajo" aprobado por el Poder adjudicador), con el objeto de que el contrato se vaya ejecutando "en tiempo" y "en forma". De la desidia y descontrol existente en el ADIF para controlar la obra ejecutada, trae causa la presunta gran corrupción que se genera en la ejecución de las obras del AVE: Ingenieros sí, pero formados y conocedores de la normativa contractual. El Contratista será, en todo caso, "cooperador necesario como corruptor", colaborador en la corrupción, pero el auténtico RESPONSABLE  de la corrupción en las obras, en su caso, lo es el "Director-facultativo de la obra". ¿Quién se encarga en el ADIF de todas estas cuestiones, tan fundamentales para la ejecución del proyecto, y de un buen control de la obra ejecutada?

Los registros llevados a cabo por la Guardia Civil en la sede central de Adif enMadrid y en varias oficinas de Barcelona forman parte de una investigación realizada por la Fiscalía Anticorrupción a instancias de la propia empresa estatal dependiente del Ministerio de Fomento. 

El descontrol de las "Certificaciones de obra" es proverbial en el ADIF ... se pagan trabajos que no se han hecho ... Indicios de malversación en cinco contratos del AVE firmados en 2012 por más de 15 millones


La compañía pública que gestiona la vía férrea comprobó a mediados de 2014 la existencia de posibles actuaciones delictivas en las obras del AVE en Cataluña, concretamente en la estación de La Sagrera. El sobrecoste derivado de la eventual trama, en la que estarían implicados antiguos directivos de la empresa además de determinados contratistas de las obras, alcanzan los 85 millones de euros.
La delimitación de las eventuales responsabilidades penales en el desarrollo de estas operaciones fue anunciada hace quince días por el secretario de Estado de Infraestructuras y antiguo presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, en una visita a Barcelona. El número dos del Ministerio de Fomento denunció un presunto caso de corrupción relacionado con la certificación y cobro de obras por encima de lo realizado. Gómez-Pomar indicó que la Fiscalía llevaba trabajando más de un año en la investigación de los hechos como ahora se ha puesto de manifiesto con los registros de la Guardia Civil.

Como informó este periódico el pasado 8 de junio, lo que ha destapado todo el escándalo ha sido la investigación de la Guardia Civil sobre dos altos cargos de AdifJaime García Germán, que era gerente de infraestructuras, y Rafael Rodríguez Gutiérrez, director de alta velocidad de la zona noreste, ambos imputados en dos causas: una que se tramita en un juzgado de Barcelona y otra en Alcalá de Henares (Madrid). Entre otras prebendas, estos altos cargos, quienes han sido relevados de sus funciones, presuntamente aceptaron viajes para esquiar que fueron pagados por un subcontratista que posteriormente denunció los hechos….



En el ámbito de las Administraciones Públicas/Sector Público, en el “contrato de obras” no puede haber “facturas falsas” expedidas por el Contratista.
Lo que sí hay/puede haber, por desgracia, fruto de corruptos, son “certificaciones de obra” falsas.

La Guardia Civil detiene a 14 personas por un sobrecoste de 82 millones en obras de Adif

A quien hay que investigar, en su caso, es a los Directores-facultativos de las obras: ellos son, en su caso, los únicos CULPABLES de hinchar las "Certificaciones de obra". El Contratista, en su caso, sólo puede ser "cooperador necesario" como corruptor, pues ni tiene que medir, ni valorar ni certificar.
¿Qué gestores tiene en el ADIF, señor presidente, que, cobrando sueldos millonarios, no se saben/no conocen ni siquiera la Ley de Contratos del Sector Público?
Operación de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción por la manipulación dentro de las obras de Adif. A lo largo de la mañana se están llevando a cabo 14 detenciones, todos ellos empleados de entes públicos, así como registros en 15 domicilios y dependencias relacionadas con las obras de la alta velocidad ferroviaria, en Barcelona y Madrid. Se investiga un beneficio a contratista a través de una doble medición, que ha podido provocar un sobrecoste de 82 millones de euros.

Según fuentes de la investigación, la causa la está dirigiendo el Juzgado de Instrucción número 26 de Barcelona. La investigación se inició a raíz de una denuncia presentada por el propio presidente de la entidad pública empresarial Administración de Estructuras Ferroviarias Alta Velocidad (Adif Alta Velocidad) ante la Fiscalía Anticorrupción, que llevó a abrir unas diligencias de investigación en noviembre de 2014, y que ha desembocado en una querella y finalmente en esta operación contra los presuntos responsables.

Esta denuncia inicial manifestaba que en tres obras públicas de la alta velocidad en la zona de la estación de La Sagrera en Barcelona se habían detectado dobles mediciones que reflejaban diferencias sustanciales entre la obra certificada como realizada y la que en realidad se habría ejecutado.

De este modo, supuestamente, se habrían emitido de forma reiterada e intencional sucesivas certificaciones de obra con unos importes muy superiores a los trabajos efectivamente realizados por las empresas contratistas. En su denuncia, el ente público ADIF cuantificaba el supuesto sobrecoste total de las tres obras en más de 82 millones de euros.
Los proyectos a los que se refería la denuncia con la construcción de los accesos y estructura de la Estación de la Sagrera y la construcción de plataforma de la línea de alta velocidad en el Sector Sant Andreu del tramo La Sagrera-Nudo de la Trinidad. …

SIGUE LEYENDO... verás más en www.contratossectorpublico.es




La juez que investiga el último 'pufo' del AVE pone bajo sospecha contratos por 800 millones



En mayo de 2014, la Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil detuvieron a nueve directivos de Adif y de la empresa Corsán por presuntas irregularidades en la adjudicación de un tramo del AVE Madrid-Barcelona. Era la 'Operación Yogui'. La investigación apuntaba a que en un tramo de la vía del AVE de menos de dos kilómetros se había producido un desfase de 31 millones de euros mediante la certificación de obras que no se hicieron o la utilización de materiales de menor calidad. Este martes, sin embargo, las pesquisas de los mismos protagonistas han destapado un 'agujero' mucho mayor en otras tres obras de la alta velocidad a su paso por la ciudad de Barcelona. En concreto de 82 millones de euros. Por ello, el dispositivo organizado para proceder a la detención ahora de 13 personas ha sido bautizado como 'Operación Grizzly', un oso de mayor tamaño que aquel de dibujos animados que sirvió para denominar la primera. De hecho, el importe de los contratos ahora bajo sospechas se eleva ya a cerca de 800 millones de euros, según documentación a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

La investigación que ha derivado en quince registros y trece detenciones llevados a cabo por la Guardia Civil este martes se basa principalmente en tres grandes contratos relacionados con la línea de alta velocidad a su paso por Barcelona. El más voluminoso se refiere al proyecto de construcción de la estación de La Sagrera, llamada a ser la segunda parada del AVE en la Ciudad Condal después de la de Sants. El contrato se adjudicó en 2009 a una UTE liderada por Dragados (filial de construcción de ACS) y completada por Acciona Infraestructuras, Comsa y Acsa. En total, 366,4 millones de euros.

A los tres contratos por las obras, la juez ha sumado los adjudicados a las ingenierías que debían hacer, precisamente, el control de los trabajos …y debería sumar, también, al Director de la obra, que es el que CERTIFICA  la obra ejecutada.

Por cuantía le sigue el de la construcción de los accesos a la estación de La Sagrera, que fue adjudicado al consorcio formado por FCC Construcción y Ferrovial Agromán(ambos con un 37,5% del mismo, aunque la gestión está a cargo de la primera) y que también integran las sociedades catalanas Construcciones Rubau y Copisa. La cuantía de la adjudicación, que se produjo a finales de abril de 2010, ascendió a 222,8 millones de euros. Tanto de éste como el anterior, la titular del Juzgado de Instrucción número 26 de Barcelona, Roser Aixandri, ha solicitado documentación desde septiembre de 2010, que es la fecha de inicio de los trabajos. …




ADIF OBRAS ALTA VELOCIDAD: CORRUPCIÓN: FALSEAMIENTO RELACIONES VALORADAS: VIAJES LUJO DIRECTIVOS ADIF.