AVE MEDINA - LA MECA: IMPAGO DE CERTIFICACIONES DE OBRA: AVAL DEL CESCE POR 1.000 MILLONES DE EUROS: ... A CARGO DEL CONTRIBUYENTE?

Crisis en el  AVE del Desierto

Es ILEGAL  que las empresas públicas puedan licitar como CONTRATISTAS a nivel internacional: ES ILEGAL.
Crisis interna en el consorcio español que construye el conocido como AVE del Desierto. Arabia Saudí arrastra ya una deuda vencida próxima a los 300 millones de euros con las 14 compañías que construyen el proyecto de Alta Velocidad entre las ciudades de Medina y La Meca, según explican a EL MUNDO fuentes internas del consorcio. Los problemas se incrementaron ayer tras conocerse la renuncia del actual consejero delegado del proyecto, Santiago Ruiz, por las discrepancias crecientes entre el conjunto de empresas.

La salida del actual jefe del consorcio Al Shoula se produce en un momento de alta tensión en la obra, que acumula el impago de algunos certificados desde el pasado mes de noviembre por el impacto que ha tenido en las cuentas públicas de Arabia Saudí el hundimiento del petróleo.



ACS, OHL, Abengoa, Talgo… se preparan para demandar a Fomento porque no quieren asumir las pérdidas o sobrecostes de las públicas.

Coincide además con la interinidad de la presidencia, que corre a cargo de Pablo Vázquez, presidente de Renfe. Vázquez acudió la semana pasada a Riad a negociar una ampliación de los plazos de la obra por 14 meses a pesar de que un posible cambio de Gobierno este verano supondría su salida del operador ferroviario.

A esto se une la creciente descoordinación entre los integrantes del consorcio a la hora de aunar intereses en el proyecto común. «No hay una cuenta de resultados única, cada uno vela por los intereses y el beneficio de su propia empresa», explica un conocedor de la situación que se vive en el consorcio. …

SIGUE LEYENDO... verás más en www.contratossectorpublico.es

El AVE del desierto se juega un aval público seis veces mayor al del Canal de Panamá



Las empresas, a la hora de exportar o de realizar proyectos en el exterior, buscan minimizar los riesgos con la cobertura de entidades aseguradoras. La Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), con una participación estatal del 50,25% –aunque está en vías de privatización–, concede seguros y avales públicos a las compañías españolas en sus operaciones en el extranjero.



ACS, OHL, Abengoa, Talgo… se preparan para demandar a Fomento porque no quieren asumir las pérdidas o sobrecostes de las públicas.

Los problemas en la construcción del Canal de Panamá han puesto el foco sobre las coberturas que realiza este organismo, al recordarse que tiene un aval comprometido por 160 millones de euros que peligra si el proyecto no sigue adelante. Sin embargo, este aval es mínimo comparado con el que la entidad pública tiene concedido al AVE del desierto en Arabia Saudí –el mayor contrato conseguido por empresas españolas en el extranjero– y para el que el organismo ha emitido garantías por 1.000 millones de euros.
CESCE cuenta con numerosos sistemas para asegurar los riesgos por cuenta del Estado. En el caso de las fianzas, existen dos fórmulas de emitir avales para proteger a las empresas españolas. 

Por un lado, está el seguro a exportadores por riesgo de ejecución de fianzas y, por otro, el seguro a fiadores por riesgo de ejecución de fianzas. La diferencia es que en el primer caso el seguro se firma con el exportador que rubrica el contrato y, en el segundo, directamente con el banco que emite la fianza. Al final, estos dos tipos de garantías tienen el mismo objetivo: proteger de los riesgos de que no llegue a finalizarse el contrato….



AVE La Meca-Medina. La cuerda se tensa: las empresas se niegan a ‘pagar los platos rotos’ de Renfe y Adif

… Gómez-Pomar, Vázquez y el presidente de Adif, Gonzalo Ferre Moltó, no se llevan bien.
Mes y medio después, las cosas en el AVE La Meca-Medina no van mejor. Es más, la cuerda está más tensa porque las empresas privadas que forman parte del consorcio se niegan a pagar los platos rotos de Renfe y Adif.

Según informa El Economista, ACS, OHL, Abengoa, Talgo… se preparan para demandar a Fomento. Y la razón es bien sencilla: no quieren asumir las pérdidas o sobrecostes de las empresas públicas encargadas de la fase de operación (Renfe y Adif). Claro que el Departamento de Ana Pastor no se corta y señala que todos los miembros del consorcio deben responder de forma solidaria acorde a su participación.



ACS, OHL, Abengoa, Talgo… se preparan para demandar a Fomento porque no quieren asumir las pérdidas o sobrecostes de las públicas.

Recuerden que el consorcio está formado por: varias empresas públicas (Renfe, Adif e Ineco), otras privadas (Cobra -ACS-, OHL, Inabensa -Abengoa-, Talgo, Indra, Copasa, Imathia, Consultrans y Dimetronic) y dos saudíes (Al Shoula y Al Rosan). Además, lo preside el máximo dirigente de Renfe, Pablo Vázquez (en el medio de la imagen, entre Julio Gómez-Pomar y Gonzalo Ferre Moltó), que no ha logrado poner calma: todos coinciden en que el Ceo, Santiago Ruiz, el cuarto que pasa por el ‘megaproyecto’, debe cesar.

Pero Vázquez no está libre de culpas. A mediados de abril, el secretario de Estado de Infraestructuras en funciones, Julio Gómez-Pomarmetió el dedo en la llaga y apuntó a su sucesor al frente de Renfe por los problemas de gobernanza. Y todo ello, a pesar de que Vázquez se trasladó a Arabia Saudí y consiguió ganar tiempo, pero no dinero. Mientras, Pastor ‘pasa’ del tema por estar en funciones.

Como saben, el AVE La Meca-Medina acumula retrasos y sobrecostes. Los árabes no están muy dispuestos a poner más dinero de los 6.700 millones de euros presupuestados, a pesar de que Saudi Railway Organization (SRO) ha hecho peticiones adicionales que no estaban contempladas en el contrato inicial. Parece ser que los sobrecostes rondarían los 1.000 millones.

Paralelamente, Adif está paralizada, aunque hace ver lo contrario. Este martes, ha anunciado una licitación por 35 millones en el suministro de aparatos de vía y el reperfilado de carril en la red convencional y la red de ancho métrico. Además, hay crisis interna en el constructor y gestor de las líneas de ferrocarril: Gómez-Pomar, Vázquez y el presidente de Adif, Gonzalo Ferre Moltó, no se llevan bien.


Es ILEGAL  que las empresas públicas liciten como CONTRATISTAS, caso del Consorcio Al Shoula, al vulnerar el principio constitucional del "interés general"(Art. 103.1 CE) ¿Quién pagará, ahora, señora ministra, las pérdidas millonarias de las empresas públicas españolas en ese contrato ILEGAL  con Arabia Saudí? Las deben pagar los políticos que firmaron esos ILEGALES  contratos.



ACS, OHL, Abengoa, Talgo… se preparan para demandar a Fomento porque no quieren asumir las pérdidas o sobrecostes de las empresas públicas.