ACUAMED: TRAMA DEL AGUA: FUNCIONABA COMO UNA “ORGANIZACIÓN CRIMINAL”: CIERRE DE ACUAES Y ACUAMED: CONFEDERACIONES HIDROGRÁFICAS (IX)



Trama ACUAMED: «El contratista me dijo que me iba a destrozar la vida»

Los dos ministros: Miguel Arias Cañete e Isabel G. Tejerina tocados por la trama mafiosa de corte criminal de ACUAMED. ¡En ACUAES está todo limpio? ¿Cómo pudieron tolerar tanto descontrol en la ejecución de las obras? ¿A quién nombraban "Directores de obra"?¿Quienes eran los "Responsables del contrato"? ¿Quién revisaba/revisa la "certificaciones de obra"? ¿Quién recepcionaba/recepciona las obras una vez finalizadas según proyecto aprobado y vigente?¿Conocian/conocen los técnicos la ley y reglamento de contratos? Señores ministros: no se pueden contratar a amiguetes, ignorantes y desconocedores de la materia contractual.Para entrar a trabajar en el sector público hay que conocer, requisito sine qua non, la normativa que regula ese ámbito del sector público? Por último, las sociedades de aguas deben cerrarse,  como ya dijo el Tribunal de Cuentas.Para ejecutar todas esas obras ya están las "Confederaciones Hidrográficas", en las que, por ahora, dado el caracter funcionarial de sus trabajadores, no se ha detectado corrupción alguna.
La escena, de película de Coppola, tiene lugar en una cafetería cercana a la sede de Acuamed en Madrid, y la protagonizan el contratista Nicolás Steegmann, de la empresa Altyum, y Ballesteros, entonces gerente de Acuamed para Cataluña y Valencia, posteriormente despedida por negarse a facilitar las mordidas.

Ella se lo narra posteriormente al juez Velasco, en la Audiencia Nacional, con esta crudeza: «Le dije: ‘Nicolás, no me voy a reunir contigo porque no tengo nada que hablar contigo’, pero él me decía que era por otra cosa. Decía: ‘Vamos a tomarnos un café’, y me empezó a hablar de [el concurso de la localidad valenciana de] Muchamiel. Le dije que cuando estoy valorando obras no hablo con contratistas. ‘No puedo hablar de Muchamiel contigo, Nicolás’


Entonces él me enseñó una hoja en Excel, que no me dio tiempo a verla del todo, pero que era claramente documentación interna confidencial de Acuamed. ¿Cómo era posible que él tuviera esa hoja, la valoración interna de las ofertas de los contratistas? Me dijo muy tranquilamente que se la había dado Arcadio Mateos [se refiere al cabecilla de la trama, en prisión desde enero pasado]. Y va y me dice, muy tranquilo, que esa valoración que yo hacía ahí de su oferta no podía ser. Es más, que él traía una valoración hecha en casa, ‘por si la quieres copiar’, me dijo. Me puse muy seria con él, le dije que no podíamos hablar de eso. Entonces pasó a amenazarme, a decirme que conocía a mucha gente, a la directora general, que conocía al ministro, y que iba a destrozar mi carrera profesional. Me fui corriendo a llorar de pura rabia». 

Ángel Álvarez Capón, Interventor y Auditor del Estado, fue nombrado Director General del Catastro por Pedro Solbes (PSOE). Ahora está destinado en la IGAE como Auditor Nacional y preside la Comisión de Auditoria de AcuaMed, empresa pública presidida por el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra Inaraja (PP), Abogado del Estado. ¿A qué se dedicó el Interventor y Auditor del Estado, señor Capón, que cobra las asistencias de Acuamed? Ni veía ni oía NADA. ¿Aún no lo ha cesado el Interventor General, José Carlos Alcalde? Pues, mal,  pero que muy mal.
«¿Quién era el ministro entonces?», le cuestiona Eloy Velasco. «Arias Cañete», contesta ella. La amenaza podría ser creíble: Nicolás Steegmann había sido directivo de la empresa pública predecesora de la propia Acuamed, llamada Trasagua y creada por el Ejecutivo de José María Aznar a finales de los años 90 para ejecutar el trasvase del Ebro.

La declaración de Ballesteros contiene otros pasajes más propios de Kafka. …




El juez, al 'capo' de Acuamed: "¿Se quedaba el dinero o financiaba algún partido?"

Ángel Álvarez Capón, Interventor y Auditor del Estado, está destinado en la IGAE como Auditor Nacional en la ONA, y preside la Comisión de Auditoria de AcuaMedempresa pública presidida por el Secretario de Estado de Medio AmbientePablo Saavedra Inaraja (PP), Abogado del Estado. ¿No se enteró de que Acuamed, al decir del Juez, funcionaba como una "organización criminal"? ¿Lo ha cesado ya el Interventor General o aún le apoya en su descontrol como presidente de la Comisión de Auditoria de AcuaMed,?

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco preguntó a Arcadio Mateo, exdirector general de la empresa pública Acuamed, por qué “favorecía escandalosamente a intereses privados”. Según los interrogatorios del sumario, a los que ha tenido acceso El Confidencial, Velasco preguntó a Mateo si lo hacía por orden de “qué superiores" y si era "para financiar a un partido político o se metía el dinero en su bolsillo”. Mateo, que continúa en prisión al no haber abonado la fianza que se le impuso, se acogió a su derecho a no declarar.

El juez Eloy Velasco tenía preparado un duro interrogatorio a Arcadio Mateo, ingeniero industrial que realizaba encuestas para el PP y fue nombrado por el exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete presidente de Acuamed, una empresa pública de obra hidráulica. Velasco afirmó que Mateo trabajaba en realidad para favorecer intereses privados: “Usted adjudica a sus amigos en contra de lo que le dicen los ingenieros técnicos”.

Velasco acusó a Mateo de destituir a los que le hacían frente. “En un año y cuarto que le hemos investigado a usted, ha despedido usted o ha removido a tanta gente que no sé si es normal en una empresa privada, pero desde luego no parece propio de una empresa pública”. Mateo está acusado de "falsificación, fraude, prevaricación, tráfico, malversación, cohecho y concertación para variar el precio de las licitaciones públicas".

El juez enumera las irregularidades que cree que ha hallado durante la investigación, como una adjudicación en Campello “absolutamente amañada”, reuniones para compensar a FCC con obras en el embalse de Flix, “facturación de puentes que no existen” en la presa para contener avenidas en el río Serpis, certificación de obra “que no está en el contrato”, en la de rambla Gallinera, o la liquidación de la desaladora de Torrevieja, la más grande de Europa …

  



  




Trama ACUAMED … sólo trama o también ORGANIZACIÓN CRIMINAL? ¿Se premió con un alto puesto en el ADIF a alguien de Acuamed ...?
La investigación sobre la presunta trama de corrupción de Acuamed ya ha saltado las compuertas de esta empresa pública y amenaza con inundar al Gobierno en funciones de Mariano Rajoy y al Partido Popular. Fuentes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente han reconocido a este diario que el supuesto cerebro del fraude, Arcadio Mateo del Puerto, director general de Acuamed hasta el martes, logró mantenerse en el cargo, obviando las sospechas de corrupción que se cernían sobre él desde hacía meses, gracias al apoyo de Miguel Arias Cañete. También señalan la buena relación que mantenía con María Dolores de Cospedal, aunque desde Génova niegan cualquier papel de intermediación en el nombramiento y mantenimiento en el puesto de Mateo del Puerto.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil trabaja ahora para determinar si Mateo urdió esta red especializada en el amaño de adjudicaciones y certificaciones de obra pública persiguiendo únicamente su enriquecimiento personal o si, como los investigadores consideran en estos momentos más probable, actuó de forma coordinada con terceras personas que han conseguido quedarse al margen de esta primera fase del procedimiento. …


¿Cuántos millones de euros reclamará su devolución la UE por culpa de esta pandilla de presuntos delincuentes? 
Hay que exigir su reintegro al Consejo de Administración, culpable de este gran y corrupto desaguisado en Acuamed.
Demasiados Abogados del Estado e Interventores del Estado para tanto desastre económico. Fuera esos ILEGALES  convenios de colaboración que nutre las nóminas de los Abogados del Estado. La Fiscalia Anticorrupción debe tomar cartas en el asunto.