MINISTERIO DE FOMENTO: UMBRAL DE SATURACIÓN: UN DESASTRE EN MATERIA DE CONTRATACIÓN PÚBLICA: PLIEGOS DISCRIMINATORIOS CON LOS LICITADORES: VULNERAN EL TRLCSP

Fomento reanuda la contratación de carreteras tras aprobar el nuevo pliego


Los NUEVOS pliegos de la D.G. de Carreteras ... siguen siendo tan farragosos y complejos, aunque corregida la falta de proporcionalidad de los viejos, proporcionalidad, como los anteriores: son una falta TOTAL  de transparencia. Los pliego, dice la Ley, deben ser PARTICULARES, no modelos-tipo, propios de la vagancia administrativa de los Jefes del Servicio de Contratación respectivo,, farragosos e incomprensibles para los licitadores, incluso, incomprensibles, la mayoria de las veces, para las Mesas de Contratación
















El Ministerio de Fomento ha reanudado la licitación de obras y servicios de asistencia técnica en carreteras tras aprobar los nuevos (Ver cláusula 16) pliegos (Art. 115.-Pliegos de cláusulas administrativas particulares).  que provocarán que la parte económica tenga un peso mucho más relevante a la hora de adjudicar proyectos. El departamento que dirige en funciones Ana Pastor ultima igualmente el nuevo pliego para los proyectos de conservación de carreteras, según explican fuentes conocedoras del proceso. De esta forma, desatascará la contratación después de tres meses de parálisis total.

La Dirección General de Carreteras (DGC) publicó el sábado la licitación de seis contratos de obras de carreteras con un presupuesto conjunto de 441 millones. Fomento había suspendido éstas y varias decenas más de contrataciones como consecuencia de una resolución del pasado 12 de enero del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (Tacrc), un organismo dependiente del Ministerio de Hacienda.

Ana Pastor, Julio Gómez Pomar, Manuel Niño González, Jorge Urrecho Corrales ... un desastre de pliegos ... para las licitaciones, cuando deberían dar ejemplo. La Ley de Contratos deben conocerla TODOS  los técnicos que trabajan en el Sector Público, sea Administración sea Empresa Pública o Entidad Pública Empresarial, cosa que no se les exige en su selección/contratación para entrar al servicio público.
¡Grave error para el contribuyente!
El Tacrc consideró que la cláusula 15 de los pliegos de contratación utilizados por Fomento es contraria al objetivo para la que se creó de otorgar una mayor preponderancia a la oferta económica respecto a la técnica. En consecuencia, el Ministerio ha modificado la fórmula económica que se utilizaba hasta ahora para elegir el adjudicatario, de forma que a partir de ahora es lineal en lugar de quebrada, como adelantó elEconomista el pasado 2 de marzo. El umbral de temeridad, asimismo, queda fijado en cinco puntos sobre la baja de referencia.

Los seis proyectos de carreteras publicados el sábado por la DGC salieron a licitación en diciembre, pero el Ministerio las había retirado por el cambio en los pliegos en las últimas semanas. Ahora, los ofertantes tendrán que volver a presentar sus propuestas atendiendo a la nueva metodología para clasificar el precio. Las empresas que concursaron en su momento por los contratos suspendidos tienen derecho a reclamar daños y perjuicios. …

La oferta económica primará a la hora de adjudicar carreteras
Señora Ministra Ana Pastor ...cuántas adjudicaciones se han hecho en su Ministerio de Fomento habiendo asignado una puntuación discriminatoria, INDEBIDA,  a las ofertas económicas de los licitadores al no guardar la fórmula de reparto el "principio de proporcionalidad? Déjense de elaborar pliegos-tipo INCOMPRENSIBLES, con fórmulas confusas destinadas a promover ofertas indebidas. Debe exigir RESPONSABILIDADES  ... ¿Cuántas licitaciones hay pendientes de adjudicación por haber vulnerado el principio de igualdad y no discriminación con los licitadores? ¿Qué daño se ha infligido al "interés público" con este mal proceder de su Ministerio en la Contratación Pública? Los gestores públicos deben conocer y aplicar la Ley de Contratos del Sector Público ... para algo se publicó en el BOE. La desidia, cuando no ignorancia en su aplicación, es fuente de gravísimos perjuicios a los administrados, en especial para el empleo. Pero ello, parece ser, no les preocupa lo más mínimo.




El Ministerio de Fomento va a acometer una transformación de los pliegos de contratación de obras y de servicios de carreteras por la que, a partir de ahora, la parte económica tendrá aún más peso en las adjudicaciones, en detrimento de la parte técnica, que valora la experiencia de la constructora, la calidad de sus trabajos y el plazo en el que los acaba. 



Este pliego es DISCRIMINATORIO, vulnerando el TRLCSP, al no aplicar la PROPORCIONALIDAD a todas las ofertas de los licitadores: "Pliego de cláusulas administrativas particulares", del Ministerio de Fomento, que vulnera la normativa contractual al introducir un "umbral de saturación" en la fórmula matemática establecida en el pliego para valorar la oferta económica, pliego informado, mal informado, muy mal informado, por el Abogado del Estado en el Ministerio de Fomento. Tan mal informado que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha declarado su carácter discriminatorio, vulnerando lo establecido en el artículo 139 TRLCSP que indica que “Los órganos de contratación darán a los licitadores y candidatos un tratamiento igualitario y ajustarán su actuación al principio de transparencia”.

UMBRAL DE SATURACIÓN
Llaman a sí a la demostración matemática del viejo y conocido truco de utilizar fórmulas "magistrales" para ponderar el factor precio de la oferta económica. Son fórmulas no lineales de distribución de la puntuación que coinciden en penalizar aquellas ofertas más baratas otorgando menor puntuación que la que proporcionalmente les correspondería en atención al volumen de su baja. Lo llaman así utilizando el concepto químico que define el punto en el que el soluto ya no puede disolverse en un medio líquido por su volumen de saturación.


El cambio, obligado por una resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, que depende del Ministerio de Hacienda, hará que en las ofertas de las constructoras se radicalicen los precios a la baja y las licitaciones se conviertan así en una subasta encubierta. Además, la puesta en marcha de la resolución anulará decenas de contratos licitados (los ya adjudicados siguen adelante) por importe de unos 600 millones de euros.

Resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales estimando el recurso interpuesto contra el mismo por la  ASOCIACIÓN CÍRCULO DE EMPRESAS ANDALUZAS DE LA CONSTRUCCIÓN, CONSULTORÍA Y OBRA PÚBLICA, CEACOP, por considerar que la CLÁUSULA 16.-Valoración de la oferta económica, al establecer un "umbral de saturación",  vulnera la normativa contractual al ser discriminatoria de las ofertas presentadas por los licitadores por no ser lineal y proporcional la fórmula, es decir, por no ser proporcional dicha fórmula en el reparto de puntos al castigar, asignando una menor puntuación a la que le correspondería, a las ofertas económicas que más se aproximan a la baja máxima, siendo, por tanto, claramente DISCRIMINATORIA.






Como puede observarse, cláusula 16 del pliego, página 14, para el cálculo de los puntos que corresponden a cada oferta económica admitida, el Órgano de Contratación establece dos tramos, quebrando el principio de proporcionalidad que debe primar para todos los licitadores, sin exclusión alguna, valorando, por tanto así, de forma desigual, las ofertas, y castigando, de forma inexorable, a las ofertas que más se aproximen a la baja máxima: algo ILEGAL, al vulnerar los "principios de igualdad y transparencia" (Art. 139 TRLCSP)


Principios de igualdad y transparencia
Los órganos de contratación darán a los licitadores y candidatos un tratamiento igualitario y no discriminatorio y ajustarán su actuación al principio de transparencia. (Art. 139 TRLCSP)

Por otro lado, es inadmisible la complejidad que el Ministerio de Fomento introduce en los pliegos/fórmulas, complejidad que sólo conduce a complicar/disuadir la presentación de ofertas por parte de los licitadores, perjudicando la concurrencia, haciendo, así, un flaco favor a los contribuyentes, que ven disminuidas sus expectativas de obtener precios más bajos en los contratos públicos.Esa complejidad carece de sentido, a no ser que lo que se pretenda es poder manipular las ofertas de los licitadores.


En este cuadro se puede observar el tratamiento discriminatorio del pliego de cláusulas que ha estado utilizando  el Ministerio de Fomento para seleccionar al adjudicatario del contrato, pliego que ha sido informado, aunque muy mal informado,  FAVORABLEMENTE  por el Abogado del Estado en dicho Ministerio, al que habría que exigir responsabilidades.

Resolución de la Secretaría de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda por la que se anuncia la suspensión de la licitación de los contratos de servicios...  ¿Cómo puede ser que con un Subsecretario, Interventor y Auditor del Estado, con un Abogado del Estado experto, al parecer, en contratación pública, con un Secretario de Estado ...un Secretario General ... un Director General de Carreteras ... etc, se haya cometido tal BARBARIDAD, no dando su brazo a torcer el ministerio de Fomento hasta que el Tribunal de Recursos Contractuales les ha parado los pies? Esto indica el nulo interés del Ejecutivo, con la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al frente, en que se conozca y se aplique de forma RIGUROSA  la Ley de Contratos. Ni el subsecretario del ministerio de Fomento, Interventor y Auditor del Estado, conoce la Ley de Contratos, a pesar de haber dado tantas clases sobre la materia. De ahí el desastre en la ejecución de obras del ADIF ... etc.







Fomento convierte las licitaciones de carreteras en una subasta encubierta

Mario Garcés Sanagustín, subsecretario de Fomento, Interventor y Auditor del Estado, al que están adscritas la Intervención Delegada y la Abogacía del Estado, ha sido incapaz de elaborar unos pliegos de cláusulas sencillos, sin complejidades absurdas, sin fórmulas matemáticas incomprensibles para los licitadores conteniendo, además, para mayor vulneración de la Ley de Contratos, "umbrales de saturación", y que respetaran el "principio de proporcionalidad" en la fórmula establecida para valorar la oferta económica de los licitadores, vulnerando así, la normativa contractual que exige un trato igual, no discriminatorio, para todos los licitadores. Por otro lado, los denominados "pliegos tipo", a los que tan aficionado es el Ministerio de Fomento, sólo conducen a la confusión en su prolija lectura: los pliegos deben ser "particulares" para cada contrato, no "generales" precedidos de un confuso "cuadro de características". ¿Cuántos de los vocales que integran la "Mesa de Contratación" entienden la fórmula establecida en el pliego para valorar la "oferta económica"? La resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha denunciado una práctica del Ministerio de Fomento , seguida hasta ahora, nunca corregida por la Abogacia del Estado al informar los pliegos en Derecho, totalmente inadmisible: establecer un trato desigual a los licitadores que presentan sus ofertas a un determinado contrato licitado.



El Ministerio de Fomento va a acometer una transformación de los pliegos de contratación de obras y de servicios (incluyen conservación y explotación) de carreteras por la que a partir de ahora la parte económica tendrá aún más peso en las adjudicaciones, en detrimento de la técnica.

¿Qué Abogado del Estado informó estos pliegos que el TACRC

 ha echado abajo por ser discriminatorios con los licitadores?

¿Es que el Abogado del Estado no vió los 

umbrales de saciedad en la fórmula matemática 

para valorar la oferta económica? 
El cambio, que se hará efectivo en breve, desembocará en que las licitaciones en carreteras del departamento que dirige en funciones Ana Pastor tenderán a radicalizar más las bajas y, en definitiva, a que se conviertan en una especie de subastas encubiertas. Esta medida viene obligada por una resolución delTribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) con fechadel 12 de enero y que había paralizado todos los contratos del Ministerio por irregularidades en el pliego.

Principios de igualdad y transparencia
Los órganos de contratación darán a los licitadores y candidatos un tratamiento igualitario y no discriminatorio y ajustarán su actuación al principio de transparencia. (Art. 139 TRLCSP)

Fomento publicará el nuevo pliego en el BOE en los próximos días –o incluso hoy mismo–, según señalan a elEconomista fuentes ministeriales. La modificación afecta a la fórmula económica que se utilizaba hasta ahora para elegir el adjudicatario. La propuesta económica mantiene un peso del 70 por ciento con respecto al 30 por ciento de la técnica en el caso de los contratos de conservación y explotación de carreteras y del 60 por ciento frente al 40 por ciento en el de las obras. Sin embargo, la metodología en la parte económica será a partir de ahora lineal, en lugar de quebrada. Además, el umbral de temeridad quedará fijado en 5 puntos sobre la baja de referencia, según informan las fuentes consultadas.


Un ejemplo clarificador. Con el nuevo pliego, cuando un licitador se presente a un concurso en el que la baja máxima sea del 40 por ciento, la puntuación que obtendrá en la parte económica será de 100 puntos, que se tomará de referencia para el resto de ofertantes. Así, el que plantee una baja del 4 por ciento tendrá 10 puntos; con el 8 por ciento, 20 puntos; con el 12 por ciento, 30; con el 16 por ciento, 40; con el 20 por ciento, 50; con el 24 por ciento, 60; con el 28 por ciento, 70; con el 32 por ciento, 80, y con el 36 por ciento, 90 puntos. …

SIGUE LEYENDO... verás más en www.contratossectorpublico.es


A vueltas con el Umbral de Saciedad

Ana Pastor, Julio Gómez Pomar, Manuel Niño González, Jorge Urrecho Corrales ... un desastre de pliegos ... para las licitaciones, cuando deberían dar ejemplo. La Ley de Contratos deben conocerla TODOS  los técnicos que trabajan en el Sector Público, sea Administración sea Empresa Pública o Entidad Pública Empresarial, cosa que no se les exige en su selección/contratación para entrar al servicio público. No saben hacer los pliegos de cláusulas... "umbral de saturación" ... ¡Un dolor!

Hay dos patologías que los informes de fiscalización de la contratación pública critican severamente en la aplicación de fórmulas de valoración del criterio precio.

Así, según las Instituciones de Control Externo (ICEx) se debería evitar tanto la conocida como “aproximación a la media” como el establecimiento de “umbrales de saciedad” o límites a partir de los cuales las bajas en el precio no redundan en una mayor puntuación para los licitadores.

En este caso, “umbrales de saciedad”, las mejores ofertas no obtendrían mayor puntuación, con la consecuencia de que los licitadores se ajustan a dicho límite establecido, imposibilitando mayores economías que podrían haberse producido en ofertas no necesariamente calificables como temerarias o desproporcionadas. En definitiva, un ejemplo del sutil juego de las matemáticas.

Ni el derecho comunitario ni el español imponen indefectiblemente la utilización de un método proporcional puro en la evaluación de la oferta económica. Lo único que impone en este sentido el TRLCSP es que se concrete en el Pliego la fórmula elegida, que ésta atribuya una puntuación superior a la oferta más barata y menor a la más cara y que se guarde la adecuada proporción en la atribución de puntos a las intermedias. Como ha recordado el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, fuera de estos principios elementales, el órgano de contratación cuenta con un margen de libertad para decantarse por su fórmula: puede optar por una regla de absoluta proporcionalidad o, por el contrario, introducir modulaciones en ella (siempre que no sean arbitrarias ni carentes de lógica) o, en fin, distribuir la puntuación por la baja que cada oferta realiza respecto del presupuesto de licitación o en proporción a la oferta más económica.

La Junta Consultiva de Contratación Administrativa de la Comunidad Autónoma de Aragón tuvo ocasión de opinar sobre el uso de determinadas fórmulas de “proporcional corregida” con la finalidad de evitar una inadecuada ponderación del criterio precio que pueda contaminar los criterios técnicos, y alterar de hecho que la oferta adjudicataria sea la económicamente más ventajosa. Su dictamen supone un buen repaso de las características de estas herramientas, comentando además la Sentencia TJUE de 16 de setiembre de 2013 que trató el asunto.

En concreto, hay unas fronteras que marcan el territorio de lo incorrecto en las fórmulas: otorgar puntuación a las bajas nulas, o bien asignar la misma puntuación a la oferta más barata y a otras ofertas o, en fin, fijar un umbral económico a partir del cual la rebaja del importe ofertado aporta una puntuación insignificante “pues incumple la regla de ponderación proporcional y se limita la economía de escala de las proposiciones, lo que contamina el fin de adjudicar el contrato a la oferta económicamente más ventajosa”, dice la Junta Consultiva aragonesa. Se trata de los llamados umbrales de saciedad. …