MARCA ESPAÑA: CONSTRUCTORA SAN JOSÉ: CHAPUZAS E INCUMPLIMIENTOS DE LAS CONSTRUCTORAS: CHILE NO TOLERA INCUMPLIMIENTOS

Golpe a la Marca España: Chile quita una obra a San José de 900 millones
Concesión autopista "Rutas de Loa"
Pese a los contratos que aún se siguen adjudicando y a los esfuerzos de la ministra de Fomento, Ana Pastor, por reparar los rotos que las constructoras españolas han ido dejando por muchos países por incumplir sus obligaciones, los conflictos que dañan la Marca España se siguen produciendo. El último caso lo ha protagonizado Grupo San José, a la que le han quitado el contrato para la construcción y gestión de una autopista en Chile por “incumplimientos graves”.

Según han confirmado fuentes oficiales, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) del país andino ha decidido poner fin a la concesión que le otorgó en abril de 2013 para la ejecución, reparación, conservación y explotación de la obra pública fiscal denominada Concesión Vial Rutas del Loa, una autopista en la región de Antofagasta, con un coste de construcción de 250 millones de eurosque SanJosé consiguió al obtener la mejor puntuación técnica y económica en lalicitación.

Aquella victoria fue muy importante para la constructora propiedad de Jacinto Rey, ya que además se quedó con la concesión de la autovía de pago por 35 años en la segunda región más importante de Chile y la primera desde el punto de vista de actividad económica. Un negocio que el grupo gallego estimó que le generaría unos ingresos de 900 millones de euros durante la vida del contrato.
Pero apenas un año después de ponerse en marcha la concesión de Rutas del Loa, el Gobierno de Chile le ha cancelado la obra y ha lanzado una nueva licitación. Según fuentes oficiales del país latinoamericano, uno de los incumplimientos más graves cometidos por Grupo San José es que no presentó el aval de garantía de construcción en la fecha estipulada (27 de julio de 2014), lo que provocó un importante retraso en el desarrollo de la obra.



Otras fuentes indican que la empresa española no pudo cumplir con sus obligaciones –el aval supone entre un 3 y un 5% del proyecto– debido a sus graves apuros financieros, que han acabado este año con un acuerdo con la banca por el que los acreedores le ejecutan determinados préstamos a cambio de quedarse con el negocio inmobiliario. Esta coyuntura le impidió hacer frente a las exigencias del MOP, que le fue poniendo multas económicas.

Desde el Ministerio han explicado a medios locales que el desarrollo del proyecto estuvo repleto de conflictos, lo que motivó al Gobierno a interponer una demanda ante la comisión arbitral para establecer la declaración de incumplimiento grave del contrato y la extinción de la concesión, lo cual fue aprobado y sentenciado el pasado 23 de junio.




No es la primera vez que Chile se pone seria con constructoras españolas. Hace justo un año, Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco), el mayor productor del mundo del metal rojo, canceló a Sacyr de forma anticipada el contrato para la construcción del camino Maitenes-Confluencia, obra vial de acceso al Proyecto Nuevo Nivel Mina El Teniente. Un proyecto que la compañía presidida por Manuel Manrique ganó en noviembre de 2012 y que tenía que estar acabado en 2015.

El presupuesto inicial era de 155 millones de dólares, pero Codelco explicó que, “si no se tomaba esta determinación, el costo final de la carretera habría sido más del doble del licitado originalmente”. En este sentido, el grupo chileno añadió que no podía “aceptar estos rendimientos, como tampoco pagará sobreprecios no razonables”.

SIGUE LEYENDO ... verás más en www.contratossectorpublico.es … si te ha satisfecho, difúndelo entre tus conocidos.