ESPAÑA: DEFICIT PÚBLICO: SÓLO SUPERADA POR CHIPRE

España es el segundo país de la UE con más déficit público tras Chipre



El fuerte control de las cuentas públicas que ha ejercido el Gobierno desde que comenzó la legislatura–que ha recurrido a subidas de impuestos generalizadas y a recortes del gasto desde 2012– ha permitido que España cumpla con las exigencias de austeridad de la Comisión Europa.

El déficit público ha pasado del 9,4% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2011 al 5,8% en 2014 –5,7% si no se tienen en cuenta las ayudas a las entidades financieras–. Eso sí, España sigue siendo uno de los países de Europa con un mayor agujero presupuestario. Concretamente, es el segundo país de la UE, después de Chipre, con más déficit público. 

A pesar de que la estabilidad de las cuentas públicas sigue siendo uno de los problemas esenciales a los que debe enfrentarse el Ejecutivo en los próximos meses, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha logrado cumplir con el Protocolo de Déficit Excesivo en 2014, según un informe que publicó ayer la oficina estadística europea, Eurostat. El Fondo Monetario Internacional (FMI) también cree que España estará cerca de cumplir con las recomendaciones de Bruselas en 2015 y 2016, cuando el país pasará a tener un déficit inferior al 3%, el límite a partir del cual se activan todos los mecanismos de control. En este año y el próximo el organismo que dirige Christine Lagarde sólo espera un desfase presupuestario de 1.000 millones de euros, una décima del PIB. 

Doce países de la UE han superado en 2014 el límite de déficit del 3% del PIB previsto en el Pacto de Estabilidad de Crecimiento: Chipre (8,8%), España (5,8%), Croacia y el Reino Unido (ambos, 5,7%), Eslovenia (4,9%), Portugal (4,5%), Irlanda (4,1%), Francia (4%), Grecia (3,5%), Bélgica, Polonia y Finlandia (todos, 3,2%). 

La tarea pendiente del Gobierno de Mariano Rajoy es, sin embargo, reducir el nivel de deuda pública, que se ha disparado durante la legislatura por culpa del rescate financiero, del Plan de Pago a Proveedores y del Fondo de Liquidez para rescatar a las comunidades. España ha pasado de ser en 2011 el duodécimo país de la UE con más deuda –en la mitad de la tabla con un 69,2%– a tener un endeudamiento de más de un billón de euros en 2014, concretamente 1,033 millones de euros que equivalen al 97,7% del PIB. La deuda de España está por encima del 91,9% de media en el conjunto de la zona euro y del 86,8% de la UE. Además, según el FMI, será imposible cumplir con la regla que se autoimpuso en 2011 el Parlamento Español en la Constitución, que obliga a que la deuda pública se sitúe en el 60% del PIB. Algo complicado a pesar de que se prevé que la recaudación fiscal siga creciendo en el futuro gracias al auge de la demanda interna. …

SIGUE LEYENDO ... verás más en www.contratossectorpublico.es … si te ha satisfecho, difúndelo entre tus conocidos.


España tiene el segundo déficit público más abultado de Europa

  

Subcampeona europea de paro; subcampeona europea de déficit, y camino de los primeros puestos en deuda pública

La recuperación española es una de las más vigorosas del continente, pero las cicatrices de la Gran Recesión siguen ahí, perfectamente visibles. España cerró 2014 con un déficit público del 5,8% del PIB, en cabeza de la UE —o a la cola, según se mire— y solo superada por Chipre, uno de los países rescatados que sigue bajo tutela de la antigua troika. Y eso a pesar de que el recorte español es casi una proeza: casi cinco puntos de PIB en apenas dos años, según Eurostat, una cifra que prácticamente nadie más ha cosechado, con la excepción de Grecia. Tamaño agujero no obedece a un problema de gasto público (que asciende al 43,6% del PIB, más de cinco puntos por debajo de la media del euro), sino de ingresos: el Gobierno promete una rebaja de impuestos, pero en ese capítulo España está casi 10 puntos por debajo de la media europea, a la altura de Bulgaria; en el furgón de cola.

Como consecuencia, la deuda pública sigue encaramándose a toda velocidad hacia el 100% del PIB y más allá, lastrada por las multimillonarias ayudas al sector financiero. Y muy por encima ya de la media comunitaria, pese a que España partía de una situación mucho más confortable que sus vecinos antes de la crisis.

Los datos cuentan historias: fuentes del Eurogrupo volvían este martes a poner como ejemplo a España de cómo hay que hacer las cosas, pero Eurostat aporta tremendos matices a esa historia de éxito. Ni la recuperación es tan lustrosa ni el déficit y la deuda son tan preocupantes como parece tras hacer literatura comparada con el resto de socios de la UE: es un error vender optimismo con España; tan como lo es pecar por el lado contrario. Los esfuerzos de España por reducir el déficit no tienen parangón entre las grandes economías del euro. Pero a la vez, España, cuya economía pesa el 12% del PIB de la eurozona, concentra aún una cuarta parte del déficit público del euro, según los datos conocidos este martes. Y un 30% del desempleo de la eurozona, nada menos.

SIGUE LEYENDO ... verás más en www.contratossectorpublico.es … si te ha satisfecho, difúndelo entre tus conocidos.