PORTAL DE TRANSPARENCIA: DA INFORMACIÓN SESGADA: ¿DONDE SE REFLEJAN LOS CONSEJOS DE ADMINISTRACIÓN Y OTRAS GABELAS?

Cristóbal Montoro Romero, Ministro de Hacienda
Entre la información facilitada por el flamante "Portal de Transparencia", lanzado por el Gobierno a bombo y platillo, no aparecen ni los CONSEJOS DE ADMINISTRACIÓN  ni las posibles retribuciones "en especie" que pueden tener o tienen algunos altos cargos, como el Presidente del Gobierno. ¿Por ejemplo, ¡quién y cómo se sufragan los gastos del Palacio  de La Moncloa,donde vive el Presidente del Gobierno del Reino de España? ¿Cuánto cuestan los coches oficiales asignados a estos altos cargos? ¿ ....? ¿Qué otras prebendas tienen?

Tambié hay que publicar, en éste portal, los CONSEJOS DE ADMINISTRACIÓN  que detentan los funcionarios que, no siendo altos cargos, v.g. en la Intervención General de la Administración del Estado, en la Abogacia General del Estado ... etc, pero  que siendo de la casta funcionarial de ese Centro Directivo, viven de ellos como auténticas lapas ... y llevan muchísimos años, algunos más de treinta, viviendo de esas gabelas. ¿Hasta cuándo?

El Portal de la Transparencia: mucho ruido y pocos datos¿Alguien se puede creer que el Ministro gane más de un 30% menos que sus subordinados? ¿Donde está la trampa?

Retribuciones para el año 2013 para el organismo MINISTERIO DE HACIENDA Y ADMINISTRACIONES PUBLICAS

¿Tienen, y cuántos, consejos de administración estos altos cargos del Ministerio de Hacienda?¿Cuánto cobran por ellos? ¿Por qué no se adicionan al sueldo que cobran? ¿No es una trampa no ponerlos? ¿O, están incorporados?

El nuevo Portal de la Transparencia, medida estrella de la puesta en vigor de la Ley del mismo nombre, abrió sus puertas poco después de las 12 del mediodía.

Prometía el acceso a más de medio millón de datos de la administración en un ejercicio modélico por parte del Gobierno. Sin embargo, tras un diseño limpio y aparentemente ordenado trufado de epígrafes que aluden a la 'transparencia' y el 'derecho a la información', no parece esconderse un gran caudal de datos que no fueran ya de dominio público.

Agrupada bajo los títulos 'Institucional', 'Normativa' y 'Económica'se encuentran los sets de datos disponibles. Entre los datos institucionales se encuentran, entre otros, los currículum de los altos cargos del gobierno. En el apartado de 'Normativa' nada nuevo: recoge textos legislativos que ya se publicaban en el Boletín Oficial del Estado o en la página del Congreso. Eso sí, estos documentos pueden descargarse en formato reutilizable. Quizás lo más interesante esté en la sección 'Económica', donde se pueden conocer contratos públicos, subvenciones o las retribuciones de los altos cargos del gobierno, entre otros. No obstante, la mayoría de esos datos ya eran públicos antes del lanzamiento del Portal de la Transparencia.

El acceso a la información, además, se ve limitado de entrada ante laescasez de ficheros descargables en formato reutilizable (xls o csv, por ejemplo, por citar los más comunes). Es preciso llegar a la información, con suerte tabulada, y rendirse al común 'copia-pega', con los inconvenientes que esto conlleva. No sólo eso, la informaciónno está estructurada en documentos que agreguen información. Esto es, si uno desea revisar rápidamente los contratos cerrados por el Ministerio de Economía y Competitividad, tendrá que ir pinchando uno a uno y extrayendo la información relevante: empresa contratada, concepto, importe y demás. Una información que, por otra parte, estaba ya disponible en la Plataforma de Contratación del Sector Público.



Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno del Reino de España
El portal de transparencia revela los elevados sueldos en la cúpula de la Administración ¿Alguien se puede creer que el Presidente sea de los que menos ganen en el entramado administrativo del Estado?
Retribuciones para el año 2013 para el organismo MINISTERIO DE FOMENTO
El nuevo portal sobre la transparenciaconfirma una sospecha: que el presidente del Gobierno o los ministros no son los mejores pagados de sus departamentos. Lo que no se conocía hasta ahora es que el jefe del Ejecutivo y sus ministros son casi siempre los que menos cobran porque la verdadera bicoca económica de trabajar en la Administración es trabajar de alto cargo para el Gobierno central.Las cifras son tajantes. Mariano Rajoy se embolsa al año 78.185 euros, mucho menos que ocho de sus más cercanos colaboradores. S

u director de Gabinete, Jorge Moragas es el mejor pagado de Presidencia y uno de los mejores pagados de la Administración con 113.186 euros anuales. Le sigue a muy poca distancia, Álvaro Nadal, director de la Oficina Económica del presidente con 112.733 euros. También por encima de los 100.000 euros cada doce meses están el director adjunto de Presidencia, Alfonso Senillosa, que recibe un sueldo de 102.810 euros, y la secretaria general de la Presidencia, Rosario Pablos, que ingresa 103.896.Si para muestra un botón, el Ministerio del Interior. 
Jorge Fernández tiene una retribución de 68.981 euros, pero es que su número 2, el secretario de Estado de Seguridad se embolsa 104.435 euros. Hay otros tres altos cargos de Interior por encima de los 100.000 euros al año. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, gana 114.114 euros. La misma cantidad que su homólogo en la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa. 

Pero el récord absoluto en Interior se lo lleva el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, que cada año gana 119.566 euros.

SIGUE LEYENDO … y mucho más en www.contratossectorpublico.es
Mario Garcés Sanagustín, Interventor y Auditor del Estado, Subsecretario de Fomento


El Consejo de Administración de la SEPI está integrado por  la flor y nata de los ALTOS CARGOS de la Administración del Estado ... muchos de ellos Interventores y Auditores del Estado... Pero,  ¿Cobran o no cobran por su pertenencia al Consejo?
La transparencia y las medidas anticorrupción centran el segundo debate de la Mesa Internacional
La transparencia, la corrupción y las medidas para acatarla 
La corrupción y las medidas para acatarla centraron el segundo debate de la Mesa de Internacional, celebrado en la tarde del 10 de diciembre, y que contó con la presencia de Jesús Lizcano, presidente de Transparencia Internacional -España (TI); Alejandro Luzón, fiscal anticorrupción; Sergio Urrejola, ex presidente del Colegio de Abogados y del Consejo de Estado de Chile, y Joaquín García-Romanillos, ex secretario general del Consejo General de la Abogacía y presidente de la Fundación Fernando Pombo, que ejerció como moderador.

García-Romanillos abrió el debate recordando el último índice de Transparencia y Corrupción elaborado por TI, que destaca que la corrupción en España no es sistémica, sino que está enquistada en la clase política “y no se ha producido metástasis al resto del sistema, lo que nos mueve a ser optimistas”. “La sociedad española es muy sensible a la corrupción, tanto que hunde partidos políticos y favorece el nacimiento de otros”, apuntó.
Jesús Lizcano, que acababa de firmar un convenio con el Consejo de la Abogacía precisamente sobre transparencia (ver página 67)- recordó que ese mismo día se había puesto en marcha el portal de transparencia, que forma parte de la Ley de Transparencia y Buen Gobierno, ya en vigor desde el año pasado, y a la que le falta otra parte que se aplicará el año que viene. 

A su juicio, este portal “abre una nueva era de transparencia, y los políticos se han dado cuenta de que es irreversible”. No obstante, hay algunas sombras en este proceso, como “que la ley vaya con retraso, que falta por ver cómo se va a desarrollar el reglamento, y cómo va a quedar configurado el Consejo de Transparencia”.

“Las instituciones tienen que proporcionar información a los ciudadanos y cambiar la mentalidad de que es suya”, señaló. Y por eso, animó a “utilizar la ley hasta donde se pueda. Es la mejor que tenemos, y además es la única, pero aun así, no está mal”.

Lizcano también señaló que la Ley “debería haber obligado a las instituciones públicas a que publicaran todos sus bienes, muebles e inmuebles, los ciudadanos tenemos derecho a saberlo porque son patrimonio y dinero público”. “Cuanta más información tengamos los ciudadanos, más vamos a interesarnos y más vamos a poder pedir”, añadió.