VALENCIA:CONTRATACIÓN PÚBLICA: CORRUPCIÓN POLITICA

El ‘número dos’ del PP valenciano comparte con sus amigos cacería y contratos millonarios de la Generalitat: Más de 200 contratos a dedo


En la cuerda floja por el caso Bárcenas, el Partido Popular vuelve a protagonizar otro escándalo de presunta corrupción, esta vez en la Comunidad Valenciana, por las adjudicaciones concedidas por el secretario general del partido en esa región y conseller de Gobernación, Serafín Castellano, a empresarios amigos, con los que comparte jornadas de caza.
 Un contrato de más de 22 millones de euros. Según publica este domingo el diario Levante, el número dos Alberto Fabra firmó en marzo de 2010 la adjudicación del servicio para extinguir los fuegos a la empresa de aviones Avialsa T-35.
 Castellano y el director general y dueño de esta compañía, Vicente Huerta, son buenos amigos y comparten su pasión por la caza, pero no es el único, el secretario general del PP valenciano acostumbra a ir los fines de semana a cazar patos con otros empresarios, también adjudicatarios de la Generalitat, y con un dirigente de una importante sociedad pública.
 La Conselleria de Gobernación que encabeza Castellano otorgó a Avialsa el 1 de marzo de 2010 un contrato por 22.657.852 euros para dar servicio de aviones destinados a las tareas de extinción de incendios forestales en la Comunidad Valenciana.
 Serafín Castellano concedió el contrato millonario a su amigo Vicente Huerta un año después del escándalo de otra adjudicación dudosa, en febrero de 2009, a su otro amigo José Miguel Taroncher, con quien también comparte caza.
 Más de 200 contratos a dedo. Construcciones Taroncher y Asociados, Construcciones Pérez Taroncher y Jopeta Gestión de Patrimonios consiguieron más de 200 contratos menores adjudicados a dedo, fraccionados si superaban los 50.000 euros, entre 2000 y 2008. El monto total fue de siete millones de euros. De ellos, 1,7 millones fueron aprobados por Castellano cuando estaba al frente de la conselleria de Sanidad.

El contratista también pagó cacerías al delegado del Gobierno en Valencia

Serafín Castellano, Delegado del Gobierno en la Generalidad Valenciana, y Vicente Huerta, Contratista, en una cacería
El empresario Vicente Huerta no sólo regaló al delegado del Gobierno en Valencia, Serafín Castellano, un rifle semiautomático, sino que sufragó todos los gastos de las cacerías en las que participaban. El Grupo Avialsa, al que Castellano adjudicó siendo consejero de Gobernación al menos 33 millones en contratos para la extinción de incendios, le costeó desde el alojamiento en las monterías al material de caza, pasando por los secretarios que les acompañaban y las correspondientes comidas y cenas. 

El ex gerente de Avialsa, Francisco Alandí, ha confesado estos hechos a la Fiscalía Anticorrupción y ha aportado la documentación acreditativa. «La relación entre el Sr. Vicente Huerta y el Sr. Serafín Castellano no se limitó a los regalos de las escopetas y rifles que reflejan las facturas de Peña Armes Esports», señala en su denuncia, interpuesta por su letrado, José Antonio Choclán. «Además, el Sr. Huerta organizaba cacerías a las que acudían los anteriores imputando nuevamente los gastos a la Fundación Huerta, utilizando el mismo sistema de simulación de los conceptos de las facturas que el seguido para las armas y material de caza y montaña», añade la denuncia. 

Y es que, tal y como reveló EL MUNDO, el empresario Huerta regaló un rifle Browning, valorado en 1.861 euros, a su amigo Castellano y camufló el obsequio con una factura falsa pagada por su fundación en la que, en lugar de figurar el arma, aparecía «un lote de prismáticos, brújulas y bastones de montaña». Pese a la existencia de esta factura, que obra ya en poder del Juzgado de Instrucción número 2 de Sagunto, Castellano aseguró a este periódico: «Que yo sepa, el rifle no me lo han regalado». 

Serafín Castellano, actual Delegado del Gobierno en la Generalidad Valenciana




Según el ex gerente de Avialsa, «los gastos» de las referidas cacerías «se facturaban por las empresas Aprovechamientos Cinegéticos e Intermediaciones Rústicas, que emitían facturas a la Fundación Huerta y al Grupo Avialsa, empleando el mismo sistema de simulación de conceptos para poder deducir indebidamente los gastos». 

«En la organización de estas cacerías el Sr. Huerta, a través de sus sociedades y fundación, costeaba todos los gastos», apostilla quien fuera la mano derecha del empresario. Y pone como ejemplo «la facturación que el Parador de Turismo de Albacete giró a Avialsa con motivo de la pernoctación y cena el 30 de noviembre de 2007 del Sr. Huerta y sus invitados a una de las cacerías». 

El pasado persigue al 'número dos' del PP valenciano, Serafín Castellano, que posa con Dolores de Cospedal, secretaria general del PP.
«Esta factura corresponde a la cena y la estancia de una noche, previa al ojeo de perdices, de varias habitaciones en dicho parador correspondiente a las siguientes personas: Vicente Huerta (propietario del Grupo Avialsa), SerafínCastellano (ex conseller de Gobernación de la Generalitat y actual delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana), José Miguel PérezTaroncher (empresario constructor amigo del conseller), Emilio Mañez (concejal del PP en Quartell) y Paco Coro (ex jefe de Taller de Avialsa)». «Todos los costes del ojeo de perdices (ojeadores, ayudantes para cada participante para cargar escopetas y llevar cartuchos, comidas con champagne [sic] Moët Chandon, jamón 5J, quesos, una carpa…) fueron costeados por Avialsa», remacha la denuncia.

SIGUE LEYENDO … y mucho más en www.contratossectorpublico.es


Castellano dejó atado por dos años el negocio al empresario que le regaló el rifle antes de irse


El delegado del Gobierno en la Comunidad, Serafín Castellano, prorrogó sin concurso el millonario contrato con el grupo Avialsa -el mismo que, tal y como ha publicado este periódico, le pagó cacerías y le obsequió con un rifle de 1.800 euros-. El acuerdo por el que la Generalitat Valenciana se comprometía a pagar 22.662.352,44 euros al holding por el servicio de aviones para la extinción de incendios en la región terminó el 28 de febrero de 2014 pero fue prorrogado hasta el 29 de febrero de 2016. Dos años más por los que la empresa ha recibido y recibirá, según la documentación a la que ha tenido acceso ELMUNDO, otros 11,2 millones, a razón de 5,6 por cada uno de los años prorrogados. Fuentes del Consell justificaban ayer esta prórroga alegando que la redacción del contrato la permitía sin necesidad de volver a sacar a concurso la adjudicación.

Castellano cambió la tramitación a urgente y redujo el plazo para presentar ofertas
La decisión de dilatar la relación contractual con el grupo Avialsa se tomó mediante una mera resolución administrativa según confesó en el Parlamento valenciano la secretaria autonómica de Gobernación y persona de la máxima confianza de Castellano, Asunción Quinzá. Tres meses después, Castellano abandonaba la Conselleria de Gobernación y la Secretaría General del PP valenciano y accedía a la Delegación del Gobierno, con las reticencias de una parte del partido que ya advertían a Madrid del complicado futuro judicial al que podría enfrentarse el dirigente popular.





     La Entrevista, Serafín Castellano (Secretario general del PPCV)