ALCÁZAR DE SAN JUAN: UTILIZACIÓN DE UNA EMPRESA PÚBLICA PARA REALIZAR TODAS LAS OBRAS DEL MUNICIPIO: ANULACIÓN EMPRESA MIXTA DEL AGUA

Los gestores públicos, sean del color político que sean, vulneran sistemáticamente la normativa contractual, ... y quedan impunes.

Investigan al ex edil de Alcázar por adjudicar 18 millones a 3 empresas

El socialista José Fernando Sánchez Bódalo
Los tribunales investigan en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) un caso paradigmático de gestión local irregular, en el que el Ayuntamiento utilizó una empresa pública para realizar todas las obras del municipio, saltándose todas las normas básicas de contratación. En cuatro años (2006-2010), Aguas de Alcázar, creada en su día para gestionar este servicio, adjudicó contratos por 25 millones de euros. El 75% de ellos (18 millones) fueron a parar sistemáticamente a las mismas tres empresas.

El responsable de este curioso modus operandi es el ex alcalde, el socialista José Fernando Sánchez Bódalo, amigo y discípulo del ex presidente de la Caja Castilla-La Mancha (CCM) José Antonio Hernández Moltó, e imputado como él en la causa que investiga las irregularidades cometidas en esta identidad. En el caso de Sánchez Bódalo, miembro de la comisión ejecutiva y presidente de la comisión de inversiones de CCM, no es su única imputación. El pasado lunes declaró ante la juez a cuenta de su gestión como alcalde –era el presidente de Aguas de Alcázar–, tras la querella presentada hace más de un año por el actual equipo de gobierno (PP y Ciudadanos de Alcázar). 
La instrucción ha revelado una total falta de control de las obras realizadas en el municipio a través del subterfugio de la delegación. El 15 de octubre de 2003 el consejo de administración de Aguas de Alcázar, presidido por Sánchez Bódalo, decidió ampliar su objeto social para pasar a ocuparse de todas las obras del municipio, a pesar de carecer de infraestructura y medios personales para ello. Apenas ocho o 10 fontaneros y una retroexcavadora para hacerse cargo de contratos que llegaron a alcanzar los 2,5 millones de euros. 

El resultado fue que se contrataba sistemáticamente con terceros, saltándose las normas básicas del procedimiento y eludiendo el mínimo control.



El Ayuntamiento de Alcázar se declara "sorprendido" por la "amnesia" de Bódalo

"Sorpresa y decepción" por "la amnesia" del exalcalde del municipio, el socialista José Fernando Sánchez Bódalo
El portavoz del equipo de Gobierno municipal de Alcázar de San Juan, Ángel Puente, ha expresado su "sorpresa y decepción" por "la amnesia" del exalcalde del municipio, el socialista José Fernando Sánchez Bódalo, en su declaración ante la jueza sobre la gestión de la empresa municipal Aguas de Alcázar.

José Fernando Sánchez Bódalo, que ha declarado hoy como imputado en el juzgado de instrucción número dos de la localidad ciudadrealeña, "no ha respondido a algunas cuestiones y sobre otras ha dicho no saber nada", ha subrayado a Efe el portavoz municipal.

Ángel Puente ha justificado esta afirmación en el acta de las diligencias previas de la querella penal interpuesta en 2012 por el actual equipo de Gobierno por presunta prevaricación, malversación de fondos públicos e irregularidades en la contratación de obras durante su gestión al frente de la empresa pública.

En términos similares se ha expresado el alcalde de Alcázar de San Juan, Diego Ortega, que ha afirmado que "son los jueces los que tienen que hacer su trabajo y es la justicia la que tiene la última palabra".

Ortega ha recordado que mañana tendrá que prestar declaración, también como imputado, el exgerente de Aguas de Alcázar y exconcejal del Ciclo Hidráulico, Benito Montiel, además de otros técnicos, aunque en el caso de estos últimos no ha podido precisar cuándo.

El regidor municipal ha incidido en que el único interés del Equipo de Gobierno en llevar la gestión de Aguas de Alcázar a los tribunales es que los ciudadanos conozcan la verdad sobre lo que ocurrió durante la gestión de la empresa al frente de sus anteriores responsables. 



Resolución nº 299/2014 TACRC

La justicia anula la privatización del agua de Alcázar de San Juan


El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha paralizado cautelarmente la privatización de la empresa municipal de agua de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). La resolución, emitida este miércoles, responde a uno de los tres recursos interpuestos por el PSOE (la oposición en el pleno del Ayuntamiento), explica la concejal de este partido Ana Belén Tejado Alberca.
 
 El alcalde del Partido Popular Diego Ortega 
El pasado jueves, el alcalde del Partido Popular Diego Ortega firmó el contrato sin notarios presentes con Aqualcázar, una sociedad privada constituida especialmente para la compra del agua de esta localidad. Esta firma no es vinculante porque todavía debe "pasar por notaría", en palabras del alcalde, y la justicia ha congelado el proceso mientras se resuelven los recursos, que producen la "suspensión automática del expediente de contratación", según detalla el tribunal en la resolución. Ortega asegura que la semana pasada, al realizar la firma, desconocía el proceso automático de paralización que resulta de un recurso, a pesar de que afirma que este mismo trámite ya había ocurrido con anterioridad.

El Consistorio pretende privatizar el 52% de la empresa mediante el siguiente sistema: la adjudicataria Aqualia (que pertenece a FCC), constituyó el 7 de marzo una empresa llamada Aqualcázar con un capital de 3.000 euros (el mínimo requerido). Aqualcázar es la que firmó el contrato no vinculante el pasado jueves con el alcalde, que también es presidente de la entidad pública Aguas de Alcázar. El PSOE acusa al Consistorio de hacer negocios con una "empresa fantasma".