SACYR: OBRAS AMPLIACIÓN DEL CANAL DE PANAMA: REFORMADO 50 %?:.. SUICIDIO CONSUMADO … RESOLUCION CONTRATO …RESCATE (XXVI)



 GUPC reanuda obra este jueves, ACP pagará 38.6 millones

 
La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio de constructoras del Grupo Unidos por el Canal (GUPC) lograron la noche de aye un preacuerdo ante la crisis financiera que desde el 5 de febrero ha paralizado las obras de ampliación de la vía interoceánica. Las constructoras se comprometieron a reanudar los trabajos este 20 de febrero, según informó la Autoridad del Canal en un comunicado.

En un pequeño informe, la Autoridad precisó que el consorcio —compuesto por la española Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana— “aceptó el llamamiento reiterado de la ACP y se comprometió esta noche [de miércoles] a reiniciar” el jueves “la construcción del tercer juego de esclusas”, parte central de las labores para expandir la ruta acuática.

“Tan pronto sean reiniciados los trabajos”, la Autoridad del Canal remitirá al consorcio empresarial un total de 36,8 millones de dólares (26,8 millones de euros) “correspondientes a trabajos facturados de diciembre, con el objetivo de que los trabajadores de GUPC cobren su quincena pendiente, y además se haga frente a otras obligaciones con proveedores”, agrega el informe.

SIGUE LEYENDO  mas  en www.contratossectorpublico.es

Montoro propone rescatar a Sacyr para evitar un agujero de 3.450 millones al Estado

El ministro Montoro aborda el rescate de Sacyr ... ¿Por qué?
Las fianzas y garantias del CESCE con SacyrVallehermoso superan ya los 3.000 millones de euros. 

El conflicto causado por Sacyr por la paralización de las obras del Canal de Panamá ha terminado por anegar las dependencias del Gobierno. La necesidad de que el Estado juegue un papel más exigente en la fórmula de financiación de la ampliación de la vía marítima ha provocado un encarnecido debate interno sobre si ayudar a la constructora española o asumir un riesgo de 3.450 millones que iría contra las arcas del Estado.

La pelea en el Ejecutivo obedece a las distintas posturas que mantienen el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. Según distintas fuentes próximas a las conversaciones, De Guindos defiende que el Estado no tiene que arriesgar ni un euro más en el proyecto del Canal de Panamá después de que la aseguradora pública Cesce le concediese un aval por 316 millones en 2009.

Por su parte, Montoro considera que es vital que el Gobierno salga en auxilio de Sacyr con la transformación de parte del aval por no terminación de las obras en una fianza de 170 millones en caso de impago por parte de Autoridad del Canal de Panamá (ACP) de las reclamaciones que exige la constructora española y sus socios italianos de Impregilo (1.200 millones de euros).
Las fianzas y garantias del CESCE con SacyrVallehermoso superan ya los 3.000 millones de euros.

No es que el ministro de Hacienda tenga gran interés en defender a Sacyr en un proyecto privado. El análisis de Montoro es que, en caso de que las obras no concluyesen y que la empresa presidida por Manuel Manrique sufriese graves pérdidas derivadas de la situación financiera del proyecto, el Estado estaría expuesto a un riesgo de 3.447 millones si el grupo constructor se viera abocado al concurso de acreedores. Un roto que dañaría aún más el déficit público.


Crisis Sacyr-Panamá: el BEI, Cesce, Zurich Financial y las cifras del conflicto





El Banco Europeo de Inversiones (BEI) también tiene “voz y voto” en el conflicto de Sacyr en Panamá. La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) firmó en 2008 acuerdos de crédito para la financiación del programa de ampliación del Canal con entidades por hasta 2.300 millones de dólares, a las que el BEI aporta 500 millones. Por lo que la obra centroamericana es uno de los más grandes proyectos en los que participa el banco con sede en Luxemburgo.



Su presidente, Werner Hoyer, ha instado, según transcribe Europa Press, a Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr y la italiana Impreglio, y a la ACP a buscar una solución al conflicto: “Es de vital importancia que se finalice este proyecto e insto a todos los socios participantes en este procedimiento legal a tratar de encontrar una solución dentro de los contratos (…) Todos los contratos contienen mecanismos para la resolución de disputas y esperamos que éstos se apliquen con éxito”.



Después de que ayer venciera el último de los plazos que se han manejado en esta disputa desde que estallara, Sacyr sigue necesitando tiempo y flexibilidad de algunos de los agentes que pueden intervenir: la aseguradora Zurich Financial y el Gobierno de España; y, por supuesto, no le conviene que en el país de su compañera en GUPC, la italiana Impreglio, se haya producido un nuevo vacío de poder.