Mº DE FOMENTO: DESPLOME DE LA CONTRATACIÓN PUBLICA EN 2013 AGUDIZANDO LA YA PERSISTENTE CRISIS ECONOMICA QUE SUFRIMOS



La contratación de obra pública, camino de su mínimo histórico
 
La ministra de Fomeneto, Ana Pastor, visitando obras públicas en ejecución. Los órganos de contratación deben ser rigurosos exigiendo que el contrato se ejecute en tiempo y forma, según el proyecto aprobado y vigente.

Las obras públicas del Ministerio de Fomento no levantan cabeza. Después de la borrachera de la burbuja inmobiliaria, desde 2008 la contratación por parte del organismo que hoy dirige Ana Pastor se ha desplomado mes tras mes. Y, según los datos del primer semestre del año publicados en la web del Ministerio, en 2013 tocará su mínimo histórico desde que se recoge esta información.



Comparando la evolución del total de dinero destinado a este tipo de obras durante los seis primeros meses de los últimos años, las diferencias saltan a la vista. En 2008, cuando España entró en el túnel de la crisis, habían sido contratadas obras por un total de cinco millones y medio de euros entre enero y julio. En todo el año 2011 no se alcanzó ni la mitad de esa cifra, y lo mismo ocurrió el pasado 2012.

En los primeros meses del año en curso, la senda sigue siendo la misma. Entre enero y julio han sido contratadas obras por valor de 439.097 euros: a falta de inesperados sobresaltos en los meses venideros, la cifra anual no alcanzará, por primera vez, el millón de euros. ¿La consecuencia? La necesidad de concentrar los esfuerzos en mantener lo que ya existe, aplazando proyectos de mayor envergadura.
 



La contratación de obra pública marcó un mínimo histórico en 2013, al caer un 60%
 
En todo "contrato de obras" el Órgano de Contratación debe nombrar un "Responsable del contrato", que hará el seguimiento administrativo del contrato,  y un "Director facultativo de la obra", responsable de la ejecución de la obra, preferentemente entre personal cualificado del propio Órgano de Contratación. La externalización de estas funciones, salvo raras excepciones, debilita el seguimiento estricto del contrato y la correcta ejecución de la obra.

El Ministerio de Fomento adjudicó contratos de obras públicas por un importe de 907,88 millones de euros en 2013, lo que supone un descenso del 60,5% respecto a 2012 y marcar un mínimo histórico en adjudicación de proyectos, según datos oficiales del Departamento que recoge Europa Press.

El dato supone además encadenar al menos cinco años consecutivos de descensos en contratación de obras, en los que acumula un ajuste del 91% desde el volumen de 10.625 millones adjudicado en 2008.

De este dato se desprende además que los contratos de obras de infraestructuras concedidos por el Departamento que dirige Ana Pastor el pasado año apenas constituyen un 8,5% del volumen que se contrataba al inicio de la actual crisis.
En cuanto al ejercicio 2013, el 85,75% del total de obra contratada correspondió a las empresas públicas dependientes de Fomento, de forma que el Ministerio sólo promovió directamente trabajos por unos 129,38 millones.