CURSOS DE FORMACIÓN: PATRONAL Y SINDICATOS DEFRAUDAN A GRAN ESCALA


Cursos de formación
Los llamados “Cursos de formación”, que los poderes públicos subvencionan a patronales y sindicatos, son gastos contractuales que se rigen por la Ley de Contratos del Sector Público, por lo que su financiación debe instrumentarse a través de los denominados “CONTRATOS DE SERVICIOS” que regula la citada norma legal, y no por via subvencional ( Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público)


Contrato de servicios.-Son contratos de servicios aquéllos cuyo objeto son prestaciones de hacer consistentes en el desarrollo de una actividad o dirigidas a la obtención de un resultado distinto de una obra o un suministro. A efectos de aplicación de esta Ley, los contratos de servicios se dividen en las categorías enumeradas en el Anexo II.
 Categoría 24.-Servicos de educación y formación profesional.

Los poderes adjudicadores que tengan entre sus funciones la formación de los parados, deben programar adecuadamente estos cursos de formación, redactando los correspondientes pliegos de cláusulas, y licitando los contratos para adjudicarlos a aquellos licitadores que hayan formulado la “oferta económicamente más ventajosa”.

¿Quién es el responsable de estos fraudes millonarios ¿La Patronal? 
¿Los Sindicatos? 
¿Los Poderes Públicos que subvencionan esta actividad contractual en vez de licitarla?

Plan Prepara: guía paso a paso para solicitar esta ayuda
El fraude en los cursos de la patronal madrileña supera los 15 millones

La supuesta estafa en las subvenciones destinadas a cursos de formación de la patronal madrileña ha adquirido ya una dimensión mucho mayor que otros fraudes en estas partidas que sí han saltado a las portadas de los periódicos. Las investigaciones que está llevando a cabo la policía señalan por ahora un agujero de unos 15 millones de euros en las arcas públicas. La cifra duplica la que ya se está investigando en el caso de los cursos de formación del sindicato UGT en Andalucía, y también es muy superior a los 595.000 euros del caso del empresario Pallerols, por citar dos asuntos recientes.

No son los únicos. Los continuos escándalos en la formación de los últimos 20 años han dejado constancia de que, pese a las sucesivas reformas administrativas, esas partidas son un grifo con el que muchas organizaciones se han financiado.


Políticos, sindicatos, empresarios, inspectores de trabajo, dueños de academias... Todos ellos han formado parte en algún momento de algunos de los fraudes más sonados que se han dado en torno a los cursos de formación para trabajadores o desempleados en los últimos 20 años.


El caso de los cursos de formación de la patronal madrileña es una supuesta estafa organizada por José Luis Aneri. Este empresario cordobés, llegado a Madrid en 2007, se hizo en pocos años con la gestión de las subvenciones que recibían varias organizaciones empresariales. Él figuraba ante las Administraciones como la persona de contacto para pedir y tramitar las ayudas y se encargaba de dar los cursos a través de una red de empresas encabezadas por Sinergia Empresarial.

Aneri se dedicaba sobre todo a los cursos no presenciales, que se realizaban a través de una plataforma digital. En realidad no había cursos; y tampoco los alumnos eran reales. Eran los trabajadores de Sinergia los que, con el mandato de Aneri, diseñaban las actividades con lo que encontraban en internet o copiando libros. En cuanto a los alumnos, salían de listados que Aneri conseguía. Luego multiplicaba sus identidades en todos los planes de formación que podía. Cuantos más alumnos, más dinero.

El monstruoso fraude montado en cursos de la patronal madrileña supera los 15 millones
Unos mangantes de tomo y lomo. Y la oprueba palpable de que es mentira que pagando opíparamente a la gente, se evita que robe.
Porque estos tienen dinero para dar y tomar.
El fraude valorado en 15 millones de euros sobrevuela dentro de algunas federaciones de la patronal madrileña, de la mano del empresario cordobés José Luis Anieri, protagonista de una monstruosa estafa organizada con falsos cursos de formación.
Según las investigaciones, Aneri, introducido por Alfonso Tezanos, cargo de la patronal, utilizaba alumnos falsos para obtener más subvenciones. Por ejemplo, vendedores ambulantes figuraban en los listados de cursos falsos.
Lo defraudado duplica hasta ahora el caso de los cursos de formación del sindicato UGT en Andalucía
La CEIM ya ha desmentido cualquier relación con el señor Aneri.
Aneri, según publica este 24 de febrero de 2014 el diario El País, se encargaba de tramitar las ayudas y organizar cursos no presenciales a través de empresas encabezadas por Sinergia Empresarial.
En realidad, y según las investigaciones policiales y las sospechas de la justicia, los cursos no existían y los alumnos no eran reales
Al parecer, los empleados de Sinergia diseñaban las actividades con información de internet y de algunos libros.
Aneri llegó a Madrid de la mano de Alfonso Tezanos, cargo de la patronal de CEIM, hombre de Arturo Fernández, y quien introdujo a este empresario desde una de sus organizaciones, la federación de empresarios Fedecam.
Empleo destituyó al alto cargo que colaboraba con la policía en el ‘caso Aneri’


Madrid embargará 4,4 M. a empresarios por un fraude que ya tiene su denuncia en los juzgados


Un total de 4,4 millones de euros en subvenciones para la fomación perdidos y el embargo rondando el patrimonio de los presidentes de 58 asociaciones de empresarios de Madrid.

El colectivo Manos Limpias presenta este lunes en un juzgado de guardia una demanda, para convertir luego en querella, por la desaparición de 4,4 millones de euros provenientes de la Comunidad de Madrid que no se han gastado en formación, según explicó Miguel Bernal, secretario de esta organización.

El engaño podría aumentar hasta los 11 millones de euros si se confirma que hay otros casi siete millones de euros del Estado que no han sido justificados, según señaló hace unos días el diario El País.

El asunto es un lío a varias bandas. Los empresarios tienen derecho a organizar cursos de formación tras el pago de un 0,7% de las nóminas que abonan mensualmente a la Administración. La Comunidad convoca, y paga, los concursos para esta formación y como las asociaciones no están preparadas para ello, firman acuerdos con empresas que se dedican a esta especialidad.

Un total de 58 asociaciones empresariales madrileñas contactaron desde hace unos años con José Luis Aneri, administrador único de Sinergia, que les organizaba estos cursos “y aparentemente funcionaban bien”, según uno de los representante de una de estas asociaciones.

Las asociaciones recibían de la empresa de Aneri entre el 15 y el 25% del importe de la subvención que utilizaban para gastos de funcionamiento. Y todos estaban tan contentos.