SACYR: OBRAS AMPLIACIÓN DEL CANAL DE PANAMA: REFORMADO 50%?:.. POSIBLE SUICIDIO (VII)

"Pacta sunt servanda"
El Contratista ejecutará el contrato  "a su riesgo y ventura"

“Contratista/Ejecución del contrato.-El contratista está obligado a cumplir el contrato dentro del plazo total fijado para la realización del mismo, así como de los plazos parciales señalados para su ejecución sucesiva.” (Art. 212.2 TRLCSP)

El consorcio liderado por Sacyr se adjudicó el concurso ofreciendo completar la obra por 2.243 millones de euros, pero ahora reclama 1.200 millones adicionales por «los sobrecostes del proyecto derivados de circunstancias sobrevenidas e imprevisibles» y anuncia que suspenderá las obras por «incumplimientos graves de la Autoridad del Canal de Panamá».
 

Tercer Juego de Esclusas: el contrato de la discordia.

Sacyr anuncia el parón de las obras del Canal de Panamá



El socio italiano de Sacyr en Panamá pide anticipos de hasta 735 millones para acabar la obra

 


Salini Impregilo, el grupo constructor italiano socio de Sacyr en las obras del Canal de Panamá, ha planteado dos nuevas alternativas para solucionar el conflicto abierto con la autoridad gestora de la infraestructura, que pasan por una aportación de fondos al proyecto de 500 o de 1.000 millones de dólares (de 367 o 735 millones de euros).

Estos importes difieren del anticipo de 100 millones dólares (unos 73 millones de euros) que propone aportar la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y del de 400 millones de dólares (unos 293 millones de euros) solicitado por el conjunto del consorcio adjudicatario del proyecto.
 
Pietro Salini, Consejero - delegado
Pietro Salini, el consejero delegado de Salini Impregilo, grupo resultante de la reciente fusión de las dos firmas italianas, ha sido encargado de plantear dos nuevas alternativas para solventar el conflicto, una de corto plazo y otra de más largo plazo.

A través de un comunicado, Salini detalla que la primera alternativa pasa por recibir un importe de liquidación de 1.000 millones de dólares para completar todos los trabajos que restan de la ampliación.

La segunda alternativa consistiría en recibir de la Autoridad del canal un anticipo de 500 millones de dólares para poder continuar con los trabajos en tanto se resuelven las reclamaciones que el consorcio ha presentado por los sobrecostes que estima presenta el proyecto, cifradas en 1.200 millones de euros.

El primer ejecutivo del grupo italiano asegura que las dos alternativas garantizarán la conclusión de las obras de ampliación del Canal en el 2015, si bien Salini manifiesta su disposición a elevar el conflicto a la Dispute Adjudication Board (a junta de resolución de disputas en adjudicaciones) de Miami, en caso de que se rechacen las propuestas de solución.

SIGUE LEYENDO …  mas  en www.contratossectorpublico.es



Propuesta de Salini Impregilo sorprendió a Sacyr
Los directivos de Sacyr Vallehermoso, empresa líder del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), aún no salen de su asombro tras la propuesta que presentó su socio Salini Impregilo a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), sin ellos tener conocimiento.

Sacyr calificó la acción de su socio italiano como "impetuosa" La información fue dada a conocer por el diario español El Confidencial, que asegura que Sacyr suspendió una reunión de gran importancia, debido a la ausencia del presidente de la empresa, Manuel Manrique, quien se encuentra en nuestro país buscando una manera de solucionar el conflicto con la ACP, antes de que se cumpla el plazo de 21 días que dio GUPC.

"En principio, se prevé que el consejo se vea las caras la próxima semana, pero no hay una fecha determinada todavía",dijo el portavoz oficial del grupo de construcción, concesiones y servicios. Esta reunión debe darse antes del 20 de enero, día en que vence el plazo que GUPC dio a la ACP.

La nota periodística reporta que para hoy se tenía previsto realizar un consejo de administración en donde se valoraría la situación que enfrentan con la administración del Canal de Panamá tras la carta enviada en la que piden el pago de 1,600 millones de dólares en concepto de sobrecostos.

Fuentes del medio español señalan que el consorcio se podría "conformar con un adelanto de entre 250 y 300 millones para evitar la indeseable situación de entregar el pico y la pala".
 

Impregilo amenaza a Panamá (ojalá Martinelli tenga lo que no tuvo la Argentina)

 


Mucho padeció la Argentina el espíritu filibustero de los sobrecostos de Impregilo en el Ente Binacional Yacyretá.

Cuando se habla de la represa hidroeléctrica binacional (pero que pagó la Argentina) como "un monumento a la corrupción", en forma inevitable surgen los nombres de la francesa Dumez y la italiana Impregilo. Los sobrecostos periódicamente aplicados a Yacyretá llevaron los precios a niveles inadmisibles para cualquier país excepto la Argentina, donde funcionarios públicos de sucesivos gobiernos se enriquecieron concediendo esas ampliaciones de costos.

El presidente ejecutivo de la constructora italiana Salini Impregilo presentó el miércoles 08/01, sus propuestas para acabar con la disputa acerca de los sobrecostos de la ampliación del Canal de Panamá y así completar las obras en el 2015. Pero el gobierno de Panamá afirma que no está conforme con ninguna de las 2 propuestas. Y, en verdad, muchos panameños dicen que va siendo hora que alguien le ponga freno a Impregilo, el socio de Sacyr en el proyecto.
 



Pietro Salini

Así crece la convicción de que serán otros constructores los que terminarán la ampliación del canal tan estratégico para los intereses de USA. La historia de Sacyr, Impregilo y sus socios parece sencilla: ofertaron un precio para ganar y luego apostaron al reajuste de precios, en especial luego de haber fallado en la mezcla del concreto utilizado en parte de la obra. Pero eso no parece correcto.

Salini Impregilo forma integra el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la constructora española Sacyr, que amenazó con parar las obras de un proyecto para ensanchar y ampliar la profundidad del canal de Panamá cuyo costo original fue estimado en unos US$5.250 millones.

No obstante, los integrantes de la unión transitoria de empresas GUPC estiman costos adicionales por US$1.600 millones.

En un comunicado, Pietro Salini dijo que Salini Impregilo elaboró 2 opciones para el gobierno de Panamá:

1. Que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) realice un pago de US$1.000 millones adicionales para completar las obras.

2. Una nueva financiación de la Autoridad del Canal de Panamá por US$500 millones en concepto de adelanto en tanto en cuanto se resuelva la disputa sobre el sobrecosto de las obras, partiendo de la idea de que un tribunal arbitral le daría la razón a GUPC.

Así, Pietro Salini sorprendió a todos con la difusión de un comunicado que firmó él, personalmente y no en nombre ni de GUPC ni de Impregilo, con las 2 alternativas para solventar el problema de liquidez que padece GUPC para las obras de ampliación del Canal de Panamá.

Salini es un audaz y agresivo empresario italiano, que concretó tiempo atrás una oferta de adquisición de su rival Impregilo, que controlaban las familias Gavio y Benetton (con el apoyo de la banca de inversión Mediobanca), para crear un gigante en el sector de la construcción.

El comunicado de Salini llegó en un momento delicado, en plenas negociaciones entre el GUPC, que lidera la española Sacyr, y la estatal Autoridad del Canal, que tuvo la mediación de la ministra española de Fomento, Ana Pastor, quien por ese motivo visitó el país centroamericano.


Sacyr aplaza el Consejo mientras su socio italiano incendia al Canal de Panamá


Sacyr ha decidido aplazar el consejo de administración que tenía previsto celebrar hoy para valorar el conflicto surgido tras el órdago lanzado a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) mediante el que ha amenazado con suspender las obras de construcción del tercer juego de esclusas. Una decisión que se produce mientras su socio italiano, Salini Impregilo, ha presentado una propuesta que difiere totalmente de la ofrecida por el consorcio del que forma parte la española.

Según han confirmado fuentes oficiales de Sacyr, la reunión del órgano de gobierno que se iba a celebrar este jueves 9 de enero se ha aplazado sine die por la ausencia de Manuel Manrique. El presidente está físicamente en la capital de Panamá para tratar de encauzar el conflicto con la ACP, con el Gobierno local y sus propios socios. En principio, se prevé que el consejo se vea las caras la próxima semana, pero no hay una fecha determinada todavía, según el portavoz oficial del grupo de construcción, concesiones y servicios.
Manuel Manrique Cecilia
La cita tiene que ser antes del 20 de enero, día en el que vence el ultimátum dado a la empresa que gestiona el Canal de Panamá para aportar los fondos suficientes que permitan continuar con los trabajos. La diferencia entre las partes se encuentra entre los 180 millones de dólares que ofrece la ACP y los 400 que pide el Grupo Unidos por el Canal (GUPC). Según distintas fuentes, el consorcio se podría confirmar con un adelanto de entre 250 y 300 millones para evitar la indeseable situación de entregar el pico y la pala, lo que dejaría en un pésimo lugar a la ministra de Fomento, Ana Pastor.
 
Sin embargo, Salini Impregilo, el socio italiano de Sacyr, que tiene como la española un 48% del consorcio, se desmarcó ayer por la tarde con una propuesta que difiere totalmente de la presentada por GUPC. Pietro Salini, el presidente de la constructora transalpina, planteó una solución con dos alternativas que contempla una aportación de fondos al proyecto de entre 500 y de 1.000 millones de dólares (de 367 a 735 millones de euros).


España no dará dinero a Sacyr para que acabe las obras del Canal de Panamá
 


La ministra española de Fomento, Ana Pastor, en su visita a Panamá (Efe)

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha afirmado este martes que "en ningún caso" el Gobierno español dará dinero a Sacyr para que acabe las obras de ampliación del Canal de Panamá, al tiempo que ha descartado que los problemas de la española en esta infraestructura vayan a afectar negativamente a la marca España.

"Por encima de cómo se resuelva este conflicto está la gran ingeniería española, tanto empresas privadas como públicas. Aunque dicen que el crédito se pierde rápido, el trabajo de tanta gente y de tantos años no está en riesgo nunca (...). La ingeniería española está situada en las más altas cotas del mundo", ha defendido Pastor en declaraciones a la cadena SER.

La ministra ha señalado que el Gobierno español está mediando y contribuyendo a que el conflicto de Sacyr en el Canal de Panamá se resuelva "bien", pues se trata de una obra "emblemática", de las más importantes del mundo en este momento.

"La parte técnica se está haciendo de manera inmejorable", ha subrayado la ministra, que ha insistido en que las partes tienen "voluntad real" de sentarse a negociar e intentar llegar a soluciones.

Pastor ha indicado que hasta ahora se han llegado a dos acuerdos importantes: sentarse a hablar y que todas las reclamaciones previstas en el contrato sigan los canales de arbitraje establecidos en él. Hasta ahora, ha apuntado la ministra, el consorcio que lleva a cabo la obra, liderado por la española Sacyr, ha ejecutado el 70% de la misma y, según Pastor, "todos están encantados por cómo va".

Sobre las advertencias del Tribunal de Cuentas de que el aval público dado a Sacyr por cerca de 160 millones para poder adjudicarse la obra no cumplían del todo los requisitos de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), la ministra ha señalado que esta cuestión debe  …


El Canal de Panamá considera «imposibles» las propuestas de Sacyr e Impregilo

 

Vista general de los trabajos de ampliación del Canal de Panamá

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) consideró hoy "imposible" por estar "fuera del marco del contrato" las propuestas financieras planteadas por el consorcio a cargo de la ampliación de la vía acuática para evitar la suspensión de las obras este mes.


"Imposible (...) están totalmente fuera del contrato y eso no va a suceder", declaró el administrador de la ACP, Jorge Quijano, al ser consultado por unas propuestas de la italiana Impregilo, miembro del consorcio GUPC, divulgadas este miércoles en Roma, y otra presentada ayer en Panamá por el consorcio internacional.

Quijano acudió este miércoles a una comisión de la Asamblea Nacional (AN) para responder un cuestionario sobre el conflicto contractual que afecta el proyecto de ampliación, y sus respuestas han sido reproducidas por medios locales a través de sus páginas electrónicas.
 



Jorge Quijano, Administrador  ACP


Una fuente de la ACP confirmó a Efe las declaraciones de Quijano en el Parlamento panameño ante la llamada Comisión de Asuntos del Canal.

Al ser consultado por las opciones hechas públicas por Impregilio, que plantean que la ACP desembolse entre 500 y 1.000 millones de dólares para impedir la paralización de las obras, Quijano respondió que "están totalmente fuera del contrato y eso no va a suceder (...) no vamos a violar la ley (...) nos pone por encima del techo", publicó la cadena Telemetro en su página web.

En la nota difundida en Roma, el consejero delegado de Impregilo, Pietro Salini, propone a la ACP el reconocimiento del pago de 1.000 millones de dólares adicionales al precio original para finalizar la obra o bien la financiación de 500 millones más la "consolidación" de los anticipos hecho


Panamá rechaza las ofertas de Sacyr e Impregilo y no tendrá 'ningún reparo' en acudir a 'otro contratista'


Un portacontenedores cruza el Canal de Panamá
La Autoridad del Canal de Panamá ha rechazado las propuestas financieras del consorcio a cargo de la ampliación de la vía interoceánica, tanto la realizada por el consorcio de Sacyr, que reclama un adelanto de 400 millones de dólares, como la de su socio italiano Impregilo, de hasta 1.000 millones de dólares, por estar "fuera del contrato", y afirmó que la suya, que prevé un desembolso conjunto de hasta 283 millones, "es la oferta razonable".

El administrador de esa autoridad, Jorge Quijano, recalcó ante diputados del Parlamento panameño que no tendrá "ningún reparo" en asumir lo que queda del proyecto "con algún otro contratista si no se llega a ningún acuerdo con el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), al que pide que sea "juicioso" en sus decisiones y complete la obra.

"Ya hemos estado planificando para una posible situación como esa (...) Estamos preparados junto con contratistas, subcontratistas, la fuerza laboral que está allí y que tiene todos los conocimientos del caso, y que puede hasta incluir extranjeros que están trabajando, si ese fuera el caso", aseguró Quijano.

El GUPC está integrado por Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA. La ampliación de la vía tiene un avance total del 72%, mientras que la construcción de las nuevas esclusas, a cargo de GUPC, del 65%, según la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

La ACP y el GUPC intentan acordar una salida amigable al conflicto que amenaza la ampliación, originada después de que el consorcio anunciara que paralizará las obras el próximo día 20 porque no se le reconocen sobrecostes de 1.600 millones de dólares, unos 1.200 millones de euros


Megaconstrucciones - El nuevo canal de panamá