SACYR: OBRAS AMPLIACIÓN DEL CANAL DE PANAMA: REFORMADO 50%?:.. POSIBLE SUICIDIO (III)



Mapa del Canal de Panamá
Canal de Panamá. Esclusas de Miraflores(video)




El Gobierno Zapatero presionó para que la obra del Canal de Panamá cayera en manos españolas

El Gobierno de Zapatero presionó para que la adjudicación del conocido como “contrato grande”, el que adjudicaba la ampliación del Canal de Panamá, fuera a parar a manos españolas. Así lo reconocen los miembros del anterior Gabinete consultados por Vozpópuli que aseguran que la operación política comenzó en 2007 y duró más de dos años pero que añaden que no hubo una apuesta por ningún grupo concreto. “La amistad de Zapatero con los presidentes de ACS, Florentino Pérez, y de Sacyr, Luis del Rivero, hizo que el Ejecutivo no se decantara”, recuerdan los antiguos responsables políticos, que concluyen: “En este tipo de contratos, si no haces lobby, estás muerto”.

Jose Luis Rodriguez Zapater y Ricardo Martinelli
Los antiguos responsables políticos defienden aquella presión política con el argumento de que se defendía una “ingeniería innovadora” y recuerdan que, de hecho, tanto la oferta ganadora de Sacyr (que obtuvo 4.088,5 puntos de 4.500 posibles por ese criterio) como la de ACS y FCC (que consiguió 3.973,5 sobre 4.500) se impusieron a la rival americana Bechtel (que sólo obtuvo 3.789,5 puntos) en los criterios técnicos, independientes de la oferta económica que lanzaron.

La operación comenzó en el año 2007 con un viaje a Centroamérica. El 18 de julio de ese año, José Luis Rodríguez Zapatero acudió a Panamá acompañado por los presidentes de las principales constructoras: FCC, Acciona, Ferrovial, Adesa, Isolux, OHL y Sacyr-Vallehermoso. Hasta esa fecha, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) había adjudicado 60 contratos menores de asesoría, consultoría y obra por valor de apenas 296,1 millones de dólares. Un año después, iba a licitar un contrato por la ampliación del Canal de Panamá valorado en 5.250 millones.


Martinelli exige cumplir acuerdo de ampliación de Canal de Panamá  (Video)



Jorge Quijano dice que será "agresivo" para que termine la ampliación

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, afirmó que los responsables del proyecto están "preparados para ser un poco agresivos" y asegurarse de que la obra se haga "lo más pronto posible".

Jorge Quijano, Administrador del Canal de Panamá
En una entrevista publicada este domingo por el diario español "El País", Quijano dijo que "no nos vamos a quedar aquí esperando a que siga el tiempo" sin reaccionar, después de que el consorcio que construye la ampliación del Canal anunciara que suspenderá las obras si no se le reconoce un sobrecoste de unos 1.600 millones de dólares del proyecto.

El consorcio GUPC (Grupo Unidos por el Canal) liderado por la empresa española Sacyr e integrado además por la italiana Impregilio, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, anunció el pasado día 30 de diciembre que paralizará las obras si no se aumenta el presupuesto del proyecto con ese sobrecoste.

"Con un paro va a haber algunos retrasos adicionales", reconoció el administrador, aunque manifestó que confía en "ser lo suficientemente ágil (...) para que en el peor de los casos poder retomar la obra y terminarla".

Quijano también apuntó que el consorcio "tiene que adjuntar información adicional a la carta" de preaviso de suspensión de las obras, para justificar "cada uno de esos cargos, para evaluarlos y ver si tiene algún mérito, cosa que, de salida no los tiene".

El administrador defendió en la entrevista que la Autoridad ha sido "fiel al contrato" y "ha pagado religiosamente, para que el contratista tenga flujo de caja y siga con la obra".


Avances de la Ampliación del Canal de Panamá - Septiembre 2013 (video)




Argumentos de GUPC carecen de sustento, dice el Canal de Panamá



ACP determina que argumentos de suspensión carecen de sustento

Luego de analizar la carta recibida el pasado 30 de diciembre por parte del contratista Grupo Unidos por el Canal, S.A. (GUPCSA), y hecha pública el 1 de enero por GUPCSA, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) determinó que la misma es invalida.


Según la ACP en un comunicado enviado este domingo, los argumentos planteados por el contratista en la misma carecen de sustento legal y no son claros, por lo que no dan al contratista motivos para suspender la obra.

En su misiva, la ACP recordó al contratista que el pasado 13 de diciembre le exigió que respondiera en siete (7) días el motivo de varias faltas y presiones ilegítimas para retrasar la ejecución del proyecto; sin embargo, a pesar de la disposición de la ACP por que se solventaran y corrigieran, el consorcio no ofreció una respuesta.

Es decir, la ACP reafirmó que el contrato se pactó y debe cumplirse de acuerdo a las disposiciones y reglamentaciones del Canal de Panamá.

Entre las situaciones sobre las cuales ACP buscaba respuestas se encuentran: La reducción de personal en los sitios de construcción;la falta de progreso en las tres represas de Borinquen que son parte de este contrato; retrasos significativos en la entrega de las compuertas de las esclusas;la aparente intención del contratista para disminuir el progreso de las obras para supuestamente equipararse al rendimiento del contratista del CAP-4.;la falta de progresos en la rectificación de las obras defectuosas; y en definitiva, la falta del contratista con el progreso de las obras de acuerdo con sus obligaciones contractuales.


El consorcio del Canal de Panamá achaca sobrecostes a problemas geológicos imprevistos

El consorcio  (UTE en España) encargado la construcción de las nuevas esclusas en la ampliación del Canal de Panamá, el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), en el que participa la empresa española Sacyr, atribuye los sobrecostes de 1.600 millones de dólares (1.177 millones de euros) a problemas geológicos no detectados, según ha manifestado este sábado el gerente del GUPC José Peláez.


En declaraciones a la prensa, Peláez ha precisado que los problemas geológicos fueron detectados a lo largo de al menos 2,5 kilómetros de extensión en la zona del océano Pacífico y ha asegurado que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) no las localizó antes de convocar la licitación para la ampliación del enclave.

"Esta condición geológica, no previstas por el GUPC y la ACP, ha alterado las condiciones técnicas originales bajo las cuales el GUPC licitó y es por ello que el sobrecosto debe ser asumido por la entidad licitante", ha declarado Peláez, gerente del proyecto de construcción de las esclusas en el Atlántico.

El representante del GUPC --también integrado por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa-- ha adelantado que el cumplimiento del contrato no solo implica el coste de la ejecución de las obras pueda duplicarse o triplicarse, sino que no hay garantías técnicas sobre el diseño de cara al futuro.


Somos la solución, no el problema, para ampliación del Canal de Panamá, afirma el grupo GUPC



GUPC: "somos la solución, no el problema" para ampliar el Canal de Panamá

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), encargado de la ampliación del Canal de Panamá y enfrentado a la administración de la vía acuática por un conflicto contractual, afirmó este sábado a Efe que es "la solución, no el problema", y que sus reclamos millonarios son justos y apegados a la realidad del proyecto.

En un cuestionario electrónico contestado por Paolo Moder, miembro de la Junta Directiva de GUPC, el consorcio denuncia el "doble discurso" de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), y niega que busque "negociar fuera del contrato" unos "sobrecostos" que ha cifrado en más US$1.600 millones.

El GUPC, que lidera la española Sacyr e integran la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, ha apelado a una cláusula del contrato para anunciar esta semana que paralizará los trabajos de ampliación a partir del 20 de enero si la ACP no reconoce sus reclamos económicos.

El administrador de la ACP, Jorge Quijano, ha dicho que esa es una medida de "presión" para obligarlo a negociar "fuera del contrato" los supuestos sobrecostos que, además según el alto funcionario panameño, no están justificados debidamente.

"Nos sorprende el doble discurso que sigue (la ACP). Por un lado, los miembros de la administración van a reuniones y se muestran receptivos a llegar a puntos de acuerdo. Sin embargo, cuando llega la hora de cerrar el acuerdo, siempre dentro del contrato, la ACP no es consecuente con la primera propuesta", afirmó Moder.

Reiteró que el consorcio "no puede continuar una obra en la que se proyecta US$1,6 billones en sobrecostos, que son responsabilidad del empleador, siempre bajo el contrato y las leyes panameñas".


La picaresca de Sacyr se ahoga en el Canal de Panamá

 Al día siguiente de que Sacyr Vallehermoso se adjudicara la construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá, como cabeza de un consorcio (“Grupo Unidos por el Canal”) participado por la italiana Impregilo y la belga Jan de Nul, entre otras, Florentino Pérez, esa salsa picante que no puede faltar en ningún condimento político-empresarial español de cierto nivel, se explayaba ante un amigo de esta guisa: “Nosotros [la UTE formada por ACS, FCC y Acciona] íbamos muy por encima de precio, y cuando se abrieron las plicas y vimos que habíamos perdido, empezamos a dar saltos de alegría porque sabíamos que de haber ganado hubiéramos palmado pasta en esa obra…”


Ganó Sacyr, como todo el mundo sabe, con una oferta por importe de  3.118 millones de dólares (unos 2.243 millones de euros), 1.068 millones de dólares menos que los presupuestados (4.186) por la norteamericana Bechtel, la mayor ingeniería del mundo y gran favorita, y casi 3.000 millones menos que 5.981 ofertados por el otro consorcio español.   

La alegría de Floro, con todo, debía ser fingida o más bien cínica, porque en Sacyr cuentan con lujo de detalles que, tras haber perdido la puja, del grupo C.A.N.A.L. (el liderado por ACS) llegó una misiva dirigida a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) criticando con dureza la ocurrencia de poner la obra de ingeniería más importante del mundo en manos de una empresa como Sacyr, que prácticamente “estaba en quiebra técnica”.

Oportunamente puesto al corriente de lo ocurrido, Luis del Rivero, entonces capo de Sacyr, se encaró con Pérez censurando de mala manera una iniciativa doblemente perversa por venir de un colega español. Esta fue la respuesta que ofreció el galán de ACS: “Tienes razón, Luis, no sé a qué tuercebotas se le puede haber ocurrido mandar una carta como esa”.


España promueve una solución en el Canal que supone pérdidas de 600 millones para Sacyr

Cuando Panamá abrió el pasado 8 de julio de 2009 los sobres que otorgaban el conocido como “contrato grande”, el que adjudicaría el diseño y construcción de las esclusas del Canal de Panamá, abrió también un conflicto internacional con la empresa que ganó el concurso, el Consorcio Grupos Unidos por el Canal liderado por la española Sacyr


Los 3.118,8 millones de dólares por los que Sacyr ofrecía construir la infraestructura fueron criticados con el argumento de que había sido una puja  “temerariamente baja”. Hoy la constructora exige 1.200 millones como compensación por “circunstancias sobrevenidas” pero los responsables de ese contrato consultados por Vozpópuli reconocen que la constructora sólo aspira a cobrar la mitad de lo que reclama: 665 millones y que se ha comenzado ya a desarrollar una estrategia dirigida a ese objetivo en la que cuenta con el apoyo de Moncloa, según fuentes de la compañía pese a que el Ejecutivo asegura oficialmente que no se involucrará en el asunto porque es “una disputa entre empresas privadas”. 

Eso de que cambien el tipo de hormigon, la cota de cimentacion, etc., todo lo que proponga la propiedad como mejora no contemplada en el proyecto tiene que tener una justificacion economica y tecnica y la tiene que aprobar la propiedad, es decir, tiene que firmar ese "anexo" al contrato que es el proyecto. No conozco ninguna constructora en españa, y he trabajado en unas pocas, que haga cualquier modificacion o cambio en el metodo de ejecucion, materiales, etc., que afecten a las pesetas que no tenga asegurada con la aprobacion de la parte que paga. Este tipo de problemas son los tipicos que han ocurrido en España, lo que pasa que aqui los Directores de Obra del Ministerio/comunidad/Empresa publica de turno tragan con los modificados y revisiones de precios fuera de contrato y asi pasaba que todas las obras se ejecutaban con un sobre coste espectacular. Esa jugada, despues del 70% de obra ejecutada, o amenaza de parar la obra me parece una cortina de humo para sacarle una buena tajada a la propiedad, a ver si se acojonan y pagan aunque sea la mitad o el dinero que ellos quieren sacarle a la obra. Jugada clara de constructora española. Espero que le salga mal y no les paguen un dolar de mas, he visto muchas pequeñas empresas arruinarse subcontratadas por estas constructoras de Florentino y Vilar Mir, etc., aplicandole la misma medicina para sacar su beneficio a la obra, ellos siempre chuelean a los demas, espero que los panameños no traguen y estos prueben la misma medicina.

De momento, el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, se ha desplazado ya a Panamá para llevar la interlocución personalmente. Los responsables del contrato consultados defienden la validez de aquellos términos económicos y aseguran que aunque la desviación que Sacyr exige oficialmente (un 38% más de lo que pactó), la compañía podría aceptar el cobro de un recargo menor, de un 20%. Esa cuantía --que ya se tanteó ante la autoridad del Canal-- podría ser suficiente para garantizar la continuidad de las obras. Esa "desviación menor" sobre el presupuesto inicialmente planteado cubriría, según los responsables de la infraestructura, tres factores que han encarecido la obra: …


Presidente Martinelli y Embajador de España se reúnen (Video)

  


La ministra Pastor viajará el lunes a Panamá para el conflicto entre Sacyr y el Canal

El Gobierno español da un paso más en su implicación en el conflicto que mantiene el consorcio liderado por Sacyr con la Autoridad del Canal de Panamá. La ministra de Fomento, Ana Pastor, viajará a Panamá el próximo lunes para mantener contactos con el presidente del país, Ricardo Martinelli, que este viernes mantuvo un encuentro con los embajadores de España e Italia.

La visita urgente de la ministra llega después de que Martinelli anunciara este jueves que viajará próximamente a España e Italia para exigir en persona a sus respectivos gobiernos que las empresas de sus países (además de Sacyr, la italiana Impregilo tiene una participación relevante en el consorcio) que asuman su compromiso de terminar la ampliación del Canal.

Ana Pastor, ministra de Fomento de España
La tensión por este asunto se ha recrudecido después de que el consorcio comunicara a la ACP que no proseguirá con los trabajos si no se atienden sus demandas del pago de sobrecostes, que calculan en algo más de 1.600 millones de dólares. 

En la mañana del viernes, Jesús Silva, embajador de España en Panamá, ha adelantado en RNE la posibilidad de que Pastor viajara a Panamá para tratar el asunto, aunque no concretó si finalmente lo haría ni tampoco las fechas.

Sin embargo, la inmediatez del viaje de Pastor indica claramente que no hay tiempo que perder en este asunto. El tiempo corre en contra de todos ya que el preaviso de interrupción de las obras que envió el consorcio a la ACP el pasado día 30 de diciembre establece un periodo de 21 días hasta que los trabajos se paren de forma definitiva.

Está previsto que Pastor mantenga encuentros con el presidente Martinelli, con los embajadores y también con miembros tanto del consorcio que lidera Sacyr como de la ACP.


La importante labor de la mujer en el Canal de Panamá (Video)