SACYR: OBRAS AMPLIACIÓN DEL CANAL DE PANAMA: REFORMADO 50%?:.. POSIBLE SUICIDIO (XIV)



El problema planteado por GUPC a la ACP en relación con la ejecución de las obras de ampliación del Canal, es sólo una cuestión entre empresas, problema ajeno a los Estados a los que pertenecen las empresas consorciadas, Estados que no deben interferir en el contrato, al no ser parte del mismo.Tampoco la Unión Europea (UE)

 

 

 

Sacyr da por hecho un agujero de cientos de millones en el Canal de Panamá

 

¿Se han pagado las nuevas compuertas del Canal de Panamá a Cimolai SPA, su fabricante italiano ¿Otro litigio en marcha?
 

Sacyr ha exprimido este fin de semanas todas las opciones posibles para evitar que la amenaza lanzada el pasado 31 de diciembre de paralizar las obras del Canal de Panamá se convierta en realidad, con el consiguiente escándalo internacional. Pero, termine o no la construcción de las terceras esclusas, la compañía española reconoce que el proyecto estrella que une el Atlántico y el Pacífico se saldará con pérdidas de cientos de millones de euros.
Así lo han expresado fuentes próximas a Sacyr, cuya alta dirección se reunió la semana pasada en Madrid cuando su presidente, Manuel Manrique, vino a España desde Panamá a dar explicaciones al consejo de administración de la situación en el país centroamericano. El primer ejecutivo de la constructora trasmitió que, pase lo que pase en las negociaciones contrarreloj con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), la obra acabará con un agujero en las cuentas del grupo.
Fuentes cercanas a Sacyr han admitido que, en el caso de llegar a un acuerdo para acabar los trabajos con unas líneas de financiación adicionales próximas a los 500 millones de dólares, la compañía tendrá que reclamar el gran montante de las modificaciones a un tribunal de arbitraje internacional –previsiblemente el CIADI, cuya resolución tardará años.

El despido de los 7.000 trabajadores equivale, de facto, a una suspensión del contrato, a la solicitud de resolución, incurriendo en causa de resolución contractual por culpa imputable al Contratista, con graves penalizaciones para GUPC por parte del Órgano de contratación, la ACP. Mal camino el elegido por Manuel Manrique, una trampa en la que no caerá la ACP.
 

GUPC perdería $ 1,000 millones termine o no la ampliación

Manuel Manrique, presidente de Sacyr,se pregunta qué hacer ante tal embrollo en que ha caido GUPC, junto a Luis del Rivero, el que iba a solucionar todos los problemas una vez adjudicado el contrato del siglo., el contrato del Canal de Panamá.

Grupo Unidos por el Canal (GUPC) se estará apuntando en estos momentos pérdidas multimillonarias en sus finanzas, ya que de acuerdo a una publicación del diario "El Confidencial", los números rojos de GUPC pueden acercarse a los mil millones de dólares y continuarán así, aún culminado los trabajos de ampliación del Canal de Panamá.

Sacyr Vallehermoso, empresa que lidera el consorcio con el 48% de participación sería quien llevaría la peor parte en caso que sus reclamaciones sean rechazadas por un tribunal de arbitraje internacional. Las pérdidas para Sacyr serían de 500 millones de dólares.

El consorcio Grupo Unidos por el Canal tiene deudas por un monto de 117 millones de dólares, la cual contrajo con el banco HSBC, Banesco y Caterpillar crédito. Hasta el momento la Autoridad del Canal de Panamá le ha hecho pagos al consorcio por un total de 780,5 millones de dólares, de los cuales 600 millones corresponden a dos anticipos estipulados en el contrato y 180,5 millones corresponden a reclamaciones que fueron aceptadas por la ACP.

El panorama para Sacyr no es nada prometedor, termine o no las obras, de acuerdo a fuentes próximas a Sacyr la empresa perderá millones de dólares. La semana pasada el presidente de Sacyr visitó España, donde se reunió con el consejo de administración, en este encuentro el alto ejecutivo de Sacyr manifestó que "pase lo que pase en las negociaciones contrarreloj con la Autoridad del Canal de Panamá, la obra acabará con un agujero en las cuentas".
 


El Canal rechaza la mediación de Bruselas pese al posible resorte financiero del BEI 

   



Apenas unas horas después de hacerse oficial el intento de mediación de la Comisión Europea en el conflicto del Canal de Panamá, que afecta a tres empresas del Viejo Continente, entre ellas Sacyr, la Autoridad del Canal ha manifestado su rechazo a este proceso, pese a que podría venir acompañado del resorte financiero del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Industria, Antonio Tajani, se ha encontrado con la puerta de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) cerrada a cal y canto. Su propuesta de mediación en el conflicto por los sobrecostes de la ampliación de la vía interoceánica ha sido rechazada por la administradora canalera incluso antes de desvelarse su contenido, que podría incluir respaldo financiero por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Fuentes del organismo han indicado en declaraciones al diario 'Panamá América' que no reconocen la mediación de la Comisión Europea y han recalcado que "la solución al conflicto debe darse dentro de los mecanismos que indica el contrato firmado".

Pese a que el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr, anunció este domingo que por el momento no detendría las obras de ampliación, pese a que el plazo dado en el previaso de paralización de los trabajos ha finalizado ya, la postura de la ACP no se ha movido un ápice. Es más, la administradora del Canal considera que el consorcio ya está incumpliendo el contrato porque ha reducido de forma significativa el ritmo de las obras, extremo que GUPC niega.

La respuesta de la ACP ha llegado horas después de que el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Industria, Antonio Tajani, se comprometiera "personalmente" a "intentar buscar una solución diplomática" al conflicto.

A través de un comunicado, explicó que en las últimas horas ha recibido "una petición del consorcio de empresas europeas que tienen una divergencia con las autoridades panameñas sobre el coste de la obra de expansión del Canal de Panamá para que intente mediar en la solución".

SIGUE LEYENDO  mas  en www.contratossectorpublico.es


Sacyr acepta no parar la obra del Canal tras lograr la mediación de la CE
Obras de ampliación del Canal de Panamá continuarán pese a ultimátum




El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) le dio un carácter indefinido a la crisis tras su amenaza de suspender las obras de la construcción del tercer juego de esclusas.

Ayer dio a conocer que no tiene intenciones de suspender la obra hoy o mañana, sin embargo asegura que es una posibilidad que lo hagan ‘en cualquier momento’.

El desenlace de estos hechos enviará un mensaje de suma importancia para la opinión pública del sector marítimo, comercial, económico y logístico mundial; para la reputación de España e Italia como marca país en megaproyectos de construcción a nivel internacional; y para la ACP, que debe buscar la fórmula para culminar la obra con un sobrecosto conservador y al menor tiempo posible en caso de que GUPC decida cumplir su palabra. Como carambola, los atrasos arrastran las proyecciones de crecimiento económico del país que basaron sus números en los aportes de la vía ampliada.

No surtió efecto la visita a Panamá de la ministra española Ana Pastor, que intentaba lograr un acuerdo entre ambas partes y ahora, GUPC enfrenta una cruda realidad con la banca española y la italiana, que no se ven muy prestas a colaborar.
Apenas tres días atrás, el jueves por la noche, los directivos del Canal recibían una reiteración de GUPC sobre el ultimátum que anunciaría una suspensión de la obras en caso de no lograr un acuerdo por $1,600 millones en concepto de sobrecostos.