SACYR: OBRAS AMPLIACIÓN DEL CANAL DE PANAMA: REFORMADO 50%?:.. POSIBLE SUICIDIO (VIII)




La crisis de Panamá entra en su semana decisiva
Sacyr tiene hasta el día 20 para llegar un acuerdo con el Canal que evite la paralización de la obra.

Las negociaciones entre el consorcio GUPC (Grupos Unidos por el Canal), liderado por la española Sacyr, y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) han entrado en su semana decisiva. Ambas partes tienen hasta el día 20 para alcanzar un acuerdo que, de no producirse, dejaría en el aire la finalización de uno de los proyectos más emblemáticos de los últimos tiempos. Esta posibilidad parece a priori poco probable, pero a la vista de lo sucedido la semana pasada, con un calentamiento generalizado a ambos lados de la mesa de negociación después de un intenso cruce de declaraciones, tampoco se puede descartar.
 
Y es que las muestras de buena voluntad y optimismo expresadas tanto por el consorcio como por las autoridades panameñas a comienzos de la semana pasada, justo después de la visita al país americano de la ministra de fomento, Ana Pastor, siguió una auténtica lluvia de meteoritos en forma de amenazas. Un desenfreno verborreico armado de reproches que, ante la mirada impertérrita de Sacyr, ha tenido como protagonistas indiscutibles al iracundo consejero delegado de Salini Impregilo (socio de la española), Pietro Salini, y al administrador de la ACP, Jorge Luis Quijano.

SIGUE LEYENDO ... verás mas en www.contratossectorpublico.es
 
Cuando Luis del Rivero y Florentino Pérez incendiaron Colombia

Todavía hoy se preguntan en Colombia en qué demonios se gastaría el consorcio que presidía Florentino Pérez la friolera de 77 millones de dólares aportados por el Estado como anticipo para construir y gestionar una autopista que, finalmente, no construyó dicha sociedad. Obras de arte para decorar oficinas, opíparas reuniones, compra de camionetas Discovery y extravagantes juntas directivas en Madrid con vuelos en primera clase que fueron sufragados, según dicen sus detractores, con ese dinero público. En qué saco cayó la totalidad de los millones sigue siendo una incógnita.

El presidente del grupo ACS y del Real Madrid no despierta demasiadas simpatías en Colombia. Nadie olvida su participación activa en el llamado escándalo Commsa, el culebrón más sonado en la historia de la contratación pública en ese país.

Commsa es el acrónimo de Concesionaria del Magdalena Medio, un grupo conformado por cuatro firmas colombianas más las españolas ACS y Sacyr, que eran a la postre las líderes del proyecto. Florentino Pérez ejercía como presidente y el entonces consejero delegado de Sacyr, Luis del Rivero, ocupaba el rol de lugarteniente.

Así que escuchar juntos los términos Sacyr y suspensión de obras por sobrecostes inasumibles, como ocurre ahora en Panamá, ha puesto los pelos de punta en Colombia, donde todavía escuece, y mucho, el bautizado como caso Commsa.

Aquel episodio fue más allá de ganar una licitación con unos presupuestos a la baja y exigir después una inyección de recursos al Gobierno de turno. Como buen culebrón latino, duró nada menos que ocho años y contó con ingredientes a medio camino entre el género de la picaresca y la novela negra, incluyendo oscuras intrigas políticas al más alto nivel. ….

Pero el auténtico escándalo comenzó en el año 2000. Entonces, Colombia, que en 1998 había cambiado de presidente y de signo político, exigió cobrar la póliza de indemnización por incumplimiento del contrato y, de paso, recuperar los 77 millones de dólares aportados como anticipo. No obtuvo ni lo uno ni lo otro. El Estado descubrió para su sorpresa que no existía ninguna póliza, sino que, al parecer, lo que había hecho el consorcio de ACS y Sacyr era mandar un borrador de póliza durante el concurso que, una vez ganado, no llegó a contratar.
 



  El litigio se mantuvo abierto durante ocho largos años y se convirtió en una auténtica patata caliente para los sucesivos Gobiernos. Al no existir una póliza que cobrar por incumplimiento de contrato, el asunto se enmarañó hasta obligar al gobierno de España a interceder en favor de ACS y Sacyr. El exministro de Industria Miguel Sebastián fue el encargado de representar a España frente al Gobierno de Colombia. …


El Estado avaló 150 millones a Sacyr contra el criterio técnico

El Estado, siendo presidente del Gobierno Jose Luis Rodriguez Zapatero, respaldó a Sacyr en 2009 asegurando una fianza de 200 millones de dólares [150 millones de euros al cambio actual] por la monumental obra de ampliación del Canal de Panamá. Y lo hizo en contra del criterio de los servicios técnicos de la compañía pública aseguradora CESCE e incumpliendo procedimientos y normas, según un duro informe del Tribunal de Cuentas
 

Este órgano fiscalizador da a entender en su documento que el Gobierno de la época, el de José Luis Rodríguez Zapatero, se volcó en apoyar financieramente la victoria en el concurso de la constructora española -entonces presidida por Luis del Rivero- improvisando fórmulas contractuales y saltándose las reglas de Cesce, el consorcio de capital mixto encargado de gestionar los seguros de la operación. El Ejecutivo asumió así un inusual riesgo para el Estado en esta modalidad de seguros por ejecución de fianzas. …
 
SIGUE LEYENDO ... verás mas en www.contratossectorpublico.es

Made in Spain - Marca España - ¿ ...?

Una de las cosas más tontas que ha traído la crisis es esa obsesión por patrocinar en el exterior la marca España. Como España no es más que una marca, no puede extrañar que algunos miembros del Consejo de Administración estén pensando en una escisión. Ni que lo único que importe sea la cuenta de resultados. La cuestión es que, por lo visto, la marca España se va a ver muy perjudicada por el renuncio de Sacyr en Panamá.

Así que lo que ha debido de ocurrir es que en Sacyr, dirigida por Luis del Rivero en la época de la adjudicación, se creyeron que todo el monte es orégano y que si eso pasaba aquí, qué no iba a ocurrir en Hispanoamérica. …

La historia es poco mas o menos la siguiente: la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) convocó un concurso para ampliarlo; la española Sacyr, para adjudicárselo, ofreció hacer la obra por 3.200 millones de dólares, mil menos que el siguiente licitador, y se la adjudicó. Ahora, vienen y dicen que necesitan 1.600 millones más para acabar la obra. Esta forma de obrar tiene un inequívoco aroma hispano, es un modus operandi de rancio sabor familiar, marca de la casa. Y es que, en España, no ha habido obra, especialmente en la época de Zapatero, que no tuviera su correspondiente sobrecoste. Que si ha subido el precio del cemento, que si no contamos con esta calidad del terreno, que no hubo forma de prever tal o cual imprevisto, y así resultó que casi siempre lo que se licitó en 5 terminó costando 10, 20 o 50. Y nunca pasó nada. No hubo ministerio, consistorio, comunidad o institución que rechistara ni autoridad o político que remoloneara a la hora de pagar tanto engorde de la factura final.

Así que lo que ha debido de ocurrir es que en Sacyr, dirigida por Luis del Rivero en la época de la adjudicación, se creyeron que todo el monte es orégano y que si eso pasaba aquí, qué no iba a ocurrir en Hispanoamérica. …

 

La crisis del Canal ya pasa factura a Sacyr en Suramérica

El proyecto de ampliación del Canal de Panamá puso a Sacyr en el mapa de la construcción en 2009, cuando el nombre de la empresa se asociaba a los problemas financieros para mantenerse en Repsol como primer accionista y a una salida anticipada del capital de la francesa Eiffage, donde se libró una fuerte batalla. Panamá fue el revulsivo y hoy resta a la reputación de la constructora que preside Manuel Manrique.

La batalla librada con el Administrador del Canal de Panamá (ACP) por sobrecostes de 1.625 millones de dólares en la obra y, especialmente, el preaviso de suspensión de la actividad por falta de liquidez del consorcio que lidera Sacyr, ha puesto en alerta a las autoridades colombianas. En ese país está en marcha uno de los mayores programas de construcción de carreteras del mundo, con obras por 18.000 millones de euros.
El primer paquete, con nueve concesiones que precisan casi 5.000 millones de inversión, tiene a Sacyr como una de las empresas precalificadas. ACS, Ferrovial, OHL, Acciona, Isolux, Azvi, Copisa, Rubau y Ortiz son el resto de constructoras españolas que van a jugarse los contratos con competidores brasileños, chinos y europeos.
  

Manuel Manrique, presidente de Sacyr

Fuentes de esas empresas explican que existe presión en Colombia contra las constructoras españolas desde que fueron desvelados los problemas de Sacyr en el Canal. Tal es así que el grupo que preside Manuel Manrique se ha apresurado a defender su solvencia ante la prensa local.

Sacyr afirma estar en condiciones de garantizar todas sus inversiones en Colombia y que, al igual que en el resto de los mercados, presenta el mayor respeto por la legislación local y los deberes y derechos de los contratos.
SIGUE LEYENDO ... verás mas en
 
Panamá auditó el sobrecoste del Canal y lo consideró acorde al mercado
Una auditoría con expertos internacionales dice que la reclamación es "real y razonable". Sacyr asegura que el consorcio ha adelantado 280 millones y el Canal no tiene interés en pagar.
La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) auditó en marzo de 2013 junto con expertos internacionales los sobrecostes presentados por el Grupo Unidos por el Canal (GUPC),  el consorcio liderado por Sacyr en las obras de ampliación y comprobó que eran "reales, razonables y acordes con el mercado", tal y como desvela la constructora en una respuesta enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en contestación a la petición de información cursada por el supervisor el pasado 3 de enero.

El Grupo Unidos por el Canal ha presentado una multitud de reclamaciones a la Autoridad del Canal durante la ejecución de las obras de ampliación que, a día de hoy, ascienden a 1.625 millones de dólares (1.189 millones de euros).
En opinión de los constructores, la ACP "niega sistemáticamente todas ellas en primera instancia, tras un periodo de análisis que sirve para consumir tiempo". De este modo, las reclamaciones acaban en la Junta de Resolución de Disputadas (DAB) donde tardan muchos meses en resolverse y los constructores siguen trabajando y financiando estos nuevos costes de la obra "sin que exista un interés real del administrador de reconocer estos costes extra". …
 
Canal Panamá y Sacyr lanzan luz sobre las negociaciones para evitar la paralización de la obra

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y la empresa constructora española Sacyr, líder del consorcio a cargo de la ampliación de la vía, lanzaron hoy luz sobre el conflicto que amenaza con paralizar el proyecto este mes y aseguraron que las negociaciones siguen con intensidad en busca de una solución enmarcada en el contrato.
 

Manuel Manrique, presidente de Sacyr
En una entrevista en la capital panameña, el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, aseguró este viernes que el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) finalizará la ampliación, y pidió "confianza" en las conversaciones "constantes" que mantiene con la ACP para evitar la paralización de las obras por falta de "flujo de caja" del contratista el próximo día 20.
"En mi mente no pasa, ni gasto un minuto de mi energía, en la búsqueda de otro tipo de soluciones (distintas a culminar las obras) y además, le voy a decir una cosa: lo vamos a conseguir. Hay que ser un poco optimista", declaró Manrique.
 
Aseveró que el consorcio y la ACP buscan, y lo están "consiguiendo", fórmulas dentro del contrato que permitan reflotar el proyecto de construcción de las nuevas esclusas de la vía interoceánica, que lleva un 65 % de avance.
Las afirmaciones del presidente de Sacyr, que lidera el GUPC junto a la italiana Impregilo con 48 % …
El presidente de Sacyr afirma que GUPC terminará la ampliación del Canal de Panamá

 

El presidente de la empresa española Sacyr, Manuel Manrique, ha afirmado este viernes a la agencia Efe que el consorcio Grupo Unidos por el Canal GUPC, liderado por Sacyr, "va a terminar" el proyecto de ampliación del Canal de Panamá.

Manrique ha pedido que se tenga "confianza" en las negociaciones de las partes para superar el problema de "flujo de caja" que amenaza con paralizar las obras este mes.

En una entrevista concedida a Efe, Manrique ha asegurado que las conversaciones con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) son "constantes" y están "avanzado".

"Y seguimos el proceso dentro del contrato, lo cual quiere decir que nosotros vamos a hacer este canal, vamos a terminar este proyecto dentro del contrato, que tiene muchas páginas y es muy complejo", ha subrayado.

La decisión de la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por su sigla en inglés) "es obligatoria para las partes, nosotros vamos a cumplir lo que diga y la ACP, me consta y estoy segurísimo, que también. Si seguimos sin estar de acuerdo sigue el tribunal de arbitraje internacional, y estoy seguro que la ACP lo va aceptar perfectamente y nosotros también".
 



El consorcio de Sacyr pide 735 millones para culminar las obras y el Canal dice que no puede negociar
 
Salini Impregilo, el grupo constructor italiano socio de Sacyr en las obras del Canal de Panamá, ha puesto encima de la mesa dos propuestas para cerrar la disputa, informa Reuters. Sin embargo, las Autoridades del Canal dicen consideran "imposible" esa cifra porque la propuesta está fuera de contrato
 
La primera de las opciones planteadas por el grupo italiano incluiría un pago adicional de 1.000 millones de dólares (alrededor de 735 millones de euros) para completar las obras de ampliación del Canal de Panamá.
 
La segunda opción consistiría en la aportación de nueva financiación por importe de 500 millones de dólares (unos 368 millones de euros) por parte de la Autoridad del Canal de Panamá en concepto de anticipo mientras se resuelve el conflicto sobre el sobrecoste de las obras, estimado en unos 1.600 millones de euros.
 
El socio italiano del consorcio que encabeza Sacyr señala que estas propuestas permitirían finalizar las obras en el primer semestre de 2015. De lo contrario, señala que la disputa se llevaría ante un tribunal de arbitraje en Miami.



El Estado avaló 150 millones a Sacyr contra el criterio técnico

El Estado respaldó a Sacyr en 2009 asegurando una fianza de 200 millones de dólares [150 millones de euros al cambio actual] por la monumental obra de ampliación del Canal de Panamá.

Y lo hizo en contra del criterio de los servicios técnicos de la compañía pública aseguradora Cesce e incumpliendo procedimientos y normas, según un duro informe del Tribunal de Cuentas.

Este órgano fiscalizador da a entender en su documento que el Gobierno de la época, el de José Luis Rodríguez Zapatero, se volcó en apoyar financieramente la victoria en el concurso de la constructora española -entonces presidida por Luis del Rivero- improvisando fórmulas contractuales y saltándose las reglas de Cesce, el consorcio de capital mixto encargado de gestionar los seguros de la operación. El Ejecutivo asumió así un inusual riesgo para el Estado en esta modalidad de seguros por ejecución de fianzas.

Cesce, en la que el Estado posee la mayoría del capital, aseguró la fianza que Panamá cobraría si no se acaba la obra. Teóricamente, Cesce después se lo cobraría a Sacyr, pero el Tribunal de Cuentas ve riesgo de que finalmente se convierta en una factura para el Estado no sólo por las irregularidades producidas en el proceso de contratación del seguro, sino también teniendo en cuenta la «situación económico-financiera» de la constructora española.

«A pesar de lo manifestado por la Entidad [Cesce] en fase de alegaciones, se incumplieron en la práctica prescripciones de las Condiciones Generales obligatoriamente aplicables a dicha clase de seguro; y, al estar en curso los riesgos cubiertos por la operación, no se puede determinar en este momento la trascendencia económica de la operación para el Estado», afirma en el informe.
 
SIGUE LEYENDO ... y mucho más en www.contratossectorpublico.es


Panamá amenaza con quedarse la fianza con que España avaló a Sacyr

Panamá prepara ya un plan B para terminar la ampliación del Canal, que implica contratar a otro constructor y quedarse con la fianza avalada por el Estado español. La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) amenaza con activar ya el mecanismo que le permite embolsarse los 150 millones de euros cubiertos por la empresa pública española Cesce por si Sacyr no cumplía.
 
El administrador de la ACP, Jorge Quijano, ha convocado para el próximo lunes a la compañía internacional aseguradora Zurich para analizar, entre otras fórmulas, la ejecución de las fianzas y utilizar ese dinero para pagar a un nuevo constructor que concluya la ampliación del Canal de Panamá.

Zurich es la aseguradora que formalmente emite las fianzas, pero los responsables de aportarlas son Cesce y sus compañías homólogas en Italia y Bélgica, puesto que las constructoras de esos países, Impregilo y Jan de Nul, acompañaron a Sacyr en el consorcio que consiguió la adjudicación del magno proyecto en 2009.

Según el informe del Tribunal de Cuentas publicado el pasado lunes por este diario, a Cesce le corresponde 150 millones de euros en caso de que el consorcio no culmine el trabajo previsto. Y eso es posible. «Si no aceptan nuestras propuestas, Panamá no tendrá nuevo canal», amenazó el pasado miércoles el grupo italiano Impregilo, por lo que Quijano, que rechaza la petición italiana de pagar 1.000 millones de dólares (735 millones de euros) adicionales a los presupuestados, quiere activar ya el mecanismo. «Estoy convencido de que Zurich nos ayudará», declaró el responsable panameño, según Europa Press.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, declaró el pasado jueves que el Estado no aportará fondos públicos, pero el citado informe del Tribunal de Cuentas no lo zanja y considera que la actuación de Cesce fue irregular, porque asumió la fianza sin cumplir las condiciones «obligatorias».