FCC SE RETRASA EN LAS OBRAS DEL CANAL DE PANAMA Y ES SANCIONADA CON 25.000 DOLARES POR CADA DIA DE RETRASO



La esclusa de Miraflores en el Canal de Panamá

Los retrasos de FCC amenazan la apertura del Canal de Panamá

El sistema contractual anlosajón no tolera incumplimientos contractuales ni admite modificados a la trágala. 
Los sucesivos modificados del proyecto que sirvió de base a la lictación del contrato, son, por lo general,  la gran fuente de corrupción de la contratación pública.


 Los retrasos acumulados por FCC y sus socios en la ejecución del proyecto CAP4(Cauce de Acceso al Pacífico), vinculado a las obras de ampliación del Canal de Panamá, han hecho saltar todas las alarmas en el pequeño país del istmo, donde preocupa especialmente que este contratiempo pueda afectar a la inauguración del tercer juego de esclusas prevista para junio de 2015.

 El proyecto CAP4 fue adjudicado en 2009 por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) al consorcio formado por FCC, la mexicana ICA y la costarricense Meco por un importe de 196 millones de euros (267 millones de dólares). Su ejecución tenía que estar lista el pasado mes de agosto, pero a día de hoy solo se ha ompletado en un 68 por ciento. Un retraso que ha empujado a la ACP a tomar cartas en el asunto sancionando a la adjudicataria con 18.300 euros por cada día de retraso (25.000 dólares).


Bernardo González Menéndez, ingeniero de caminos, asturiano (La Felguera), lidera la construcción  del proyecto adjudicado al consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr e integrado también por Impregilo, Jan de Nul y Constructora Urbana Cusa,  para la construcción del nuevo complejo de esclusas que estará compuesto por 3 cámaras o escalones consecutivos para elevar o descender los buques entre el nivel del lago Gatún y los océanos Pacífico y Atlántico.

Estas obras, las segundas más importantes dentro del proyecto de ampliación del Canal (Sacyr y sus socios ejecutan la parte principal vinculada a las nuevas esclusas), son vitales para facilitar el acceso de los buques a la nueva infraestructura desde el Pacífico. De hecho, hasta que el acceso a las esclusas de este lado no esté finalizado éstas no podrían entrar en operación, explican fuentes conocedoras de la situación. Algo que aún podría demorarse más de un año.

SIGUE LEYENDO ... y mucho más en www.contratossectorpublico.es


FCC se adjudica la segunda mayor obra del Canal de Panamá junto con ICA y Meco por 267,79 millones de dólares (Año 2009)
Un consorcio integrado por la constructora española FCC, la mexicana ICA y la costarricense Meco se ha adjudicado la mayor excavación en seco dentro de la ampliación del Canal de Panamá, con una oferta de 267,79 millones de dólares.




"La idea es que este proyecto pueda estar concluido para 2013", añade el máximo funcionario de esta institución pública panameña que administra la vía interoceánica desde que Estados Unidos la entregó a Panamá el 31 de diciembre de 1999.


En la licitación, la segunda obra de mayor coste tras las nuevas esclusas, también participaban, por separado, la compañía belga Jan de Nul, la brasileña Oderbrecht y el consorcio ISC Panamá, integrado por la española Sacyr, la italiana Impregilo y la panameña CUSA. 

La esclusa de Miraflores en el Canal de Panamá

La finalidad de los trabajos es abrir un cauce en seco de 6,1 kilómetros de longitud y construir una presa de tierra y roca, con núcleo de arcilla impermeable, de unos 150 metros de ancho por 32 de alto y 30 metros de ancho, que comprende un relleno de unos cinco millones de metros cúbicos.

 

Por la obra, la española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), la mexicana Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y la costarricense Meco ofrecieron un precio total de 267,79 millones de dólares, bastante por debajo de los 294,91 millones de ISC Panamá, la que más se acercó a la propuesta ganadora.

Este proyecto, el cuarto de excavación que se adjudica dentro de las obras de ampliación del canal y el último que restaba por presentarse a licitación, contempla la excavación y retirada de unos 27 millones de metros cúbicos de material.

El administrador del canal, Alberto Alemán Zubieta, destaca que la licitación estuvo "muy cerca, muy cerrada" y se mostró complacido por el resultado ya que en el pliego de condiciones, se había mencionado un precio de referencia para esta licitación de unos 400 millones de dólares.