ESCISIÓN DE ADIF: CREACIÓN DE LA ENTIDAD PUBLICA EMPRESARIAL ADIF-ALTA VELOCIDAD


 Real Decreto-ley 15/2013, de 13 de diciembre, sobre reestructuración de la entidad pública empresarial «Administrador de Infraestructuras Ferroviarias» (ADIF) y otras medidas urgentes en el orden económico (BOE nº 299/2013, 14 Diciembre 2013)
 
 
Un automotor eléctrico de Alta Velocidad TGV PSE en la línea 106 de Adif de Hendaya a Irún por el puente internacional del Bidasoa entre España (Irún) y Francia (Hendaye)

“ADIF-Alta Velocidad.- Con fecha 31 de diciembre de 2013, se creará la entidad pública empresarial ADIF-Alta Velocidad como organismo público de los previstos en el artículo 43.1.b) de la Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado, mediante la escisión de la rama de actividad de construcción y administración de aquellas infraestructuras ferroviarias de alta velocidad y otras que se le atribuyan y estén encomendadas hasta la fecha de entrada en vigor de este real decreto-ley al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).” (Art. 1 RD-Ley  15/2013, de 13 de diciembre, sobre reestructuración de la entidad pública empresarial «Administrador de Infraestructuras Ferroviarias» (ADIF) y otras medidas urgentes en el orden económico)

 El Presidente de la entidad pública empresarial ADIF y el Secretario de su Consejo de Administración, lo serán asimismo de ADIF-Alta Velocidad.

Se aprueban los presupuestos de explotación y capital de las entidades públicas empresariales ADIF y ADIF-Alta Velocidad para el año 2014, que se incorporan en el anexo del presente real decreto-ley. Dichos presupuestos de explotación y capital sustituirán al presupuesto de explotación y capital contenido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014.

2. La autorización de endeudamiento que se contiene en el anexo III de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014 queda limitada a un importe de 2.625.000 miles de euros y referida a ADIF-Alta Velocidad.
 
 
 

 
 
ADIF-Alta Velocidad asumirá las funciones asignadas al administrador de infraestructuras ferroviarias por la Ley 39/2003, de 17 de noviembre, del Sector Ferroviario, en relación con aquellas infraestructuras ferroviarias cuya titularidad le haya sido atribuida, así como con las que se le atribuyan en un futuro por lo que, en todo lo no previsto en la presente disposición, y en lo que se refiere a las competencias que se le atribuyen, le será de aplicación lo dispuesto en el capítulo V del título II de la Ley 39/2003, de 17 de noviembre, del Sector Ferroviario, y demás preceptos de dicha norma que resulten de aplicación al administrador de infraestructuras ferroviarias.

La contratación de la construcción y administración de la infraestructura ferroviaria por ADIF-Alta Velocidad se efectuará de acuerdo con lo previsto en el artículo 22 de la Ley 39/2003, de 17 de noviembre, del Sector Ferroviario.
 
El administrador de infraestructuras ferroviarias contratará con arreglo a lo previsto en la Ley 31/2007, de 30 de octubre, sobre procedimientos de contratación en los sectores del agua, la energía, los transportes y los servicios postales. En los supuestos en que no sea de aplicación esta Ley, el administrador de infraestructuras ferroviarias acomodará su actuación a las instrucciones internas que deberá aprobar dicha entidad para la adjudicación de contratos no sujetos a regulación armonizada, conforme a lo dispuesto en el artículo 191 del Texto Refundido de la Ley de Contratos

del Sector Público, aprobado por Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre.

No obstante lo anterior, el administrador de infraestructuras ferroviarias ajustará su actividad a las normas establecidas para las Administraciones Públicas en el Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, aprobado por Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, en la preparación, adjudicación, cumplimiento, efectos y extinción de los contratos de obras de construcción o modificación de las infraestructuras ferroviarias, a excepción de las obras de electrificación y señalización, el mantenimiento de la infraestructura ferroviaria y la gestión de los sistemas de control, circulación y seguridad del tráfico.»

 

 
En aquellos contratos en los que, de conformidad con los apartados anteriores, se incluyan prestaciones cuya contratación se encuentre sometida al Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, aprobado por Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, junto con prestaciones cuya contratación se encuentre sujeta a la Ley 31/2007, de 30 de octubre, sobre procedimientos de contratación en los sectores del agua, la energía, los transportes y los servicios postales, y/o junto con prestaciones cuya contratación se rija por las instrucciones internas que apruebe la entidad conforme a lo dispuesto en el artículo 191 de dicho texto refundido, el administrador de infraestructuras ferroviarias atenderá en todo caso, para la determinación de las normas que deba observar en la preparación y adjudicación, efectos y extinción de los citados contratos, al carácter de la prestación que tenga más importancia desde el punto de vista económico …



 


Adif queda segregada en dos para separar la alta velocidad de la convencional
El Gobierno ha aprobado hoy la segregación del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) en dos sociedades para separar las actividades de alta velocidad de las de vía convencional.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que este real decreto ley desarrolla la "nueva configuración de Adif", con el objetivo de lograr una "mayor racionalización" del sector ferroviario y la "máxima eficiencia" y estabilidad presupuestaria.
Adif Alta Velocidad se encargará de la construcción y administración de todas las infraestructuras de alta velocidad, así como de las "funciones que se le transfieran", como las estaciones de AVE, las telecomunicaciones o el suministro energético, ha detallado la ministra.
Esta sociedad financiará "mayoritariamente sus gastos con sus ingresos, con los ingresos de los operadores y con los ingresos del mercado", y concentrará "la mayor parte de las inversiones y de la deuda", al tiempo que garantizará las condiciones laborales de todos sus empleados.
El Adif "tradicional" gestionará tanto la red convencional como todos los negocios que no sean transferidos a la sociedad especializada en alta velocidad.
Se financiará mediante transferencias de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y formará parte de la contabilidad nacional, aunque "sin computar como deuda pública", ha precisado Pastor.


El Gobierno segrega la alta velocidad del Adif

Adif se parte en dos, según ha informado la ministra de Fomento, Ana Pastor, tras la reunión del consejo de ministros de este viernes. Habrá una nueva Adif Alta Velocidad, dedicada a la gestión de toda la red e instalaciones relacionadas con el AVE, y se mantendrá una Adif convencional para atender al resto de las infraestructuras ferroviarias del país.
La nueva sociedad, a la que se ha dado forma a través de un Real Decreto Ley, carecerá de aportaciones del Estado y se financiará a través del canon que cobra a Renfe y que percibirá de los futuros operadores privados del AVE, además de otros ingresos comerciales. El esquema de negocio es similar al de Aena.
Pastor ha explicado la urgencia de la medida como paso previo a la liberalización del transporte de pasajeros por ferrocarril que el Gobierno pretende acometer a lo largo del primer semestre de 2014. Además, esta escisión facilita el acceso de la compañía al mercado de capitales en busca de financiación