CINCO DE CADA 100 EUROS DE FONDOS EUROPEOS FUERON EMPLEADOS INDEBIDAMENTE EN LOS PAÍSES DE LA UE


El Tribunal de Cuentas Europeo es la institución establecida por el Tratado para llevar a cabo la fiscalización de las  finanzas de la Unión Europea (UE). Como auditor externo de la  UE, actúa de guardián independiente de los intereses financieros  de los ciudadanos de la Unión y contribuye a mejorar la gestión  financiera de esta. Para más información sobre el Tribunal,  pueden consultarse en su sitio web (www.eca.europa.eu) el informe anual de actividades, los informes especiales sobre los  programas de gasto y los ingresos de la UE y sus dictámenes sobre nuevos textos legislativos o modificaciones de los vigentes

Informes anuales relativos al ejercicio 2012


Cinco de cada 100 euros de fondos europeos fueron empleados indebidamente en los países de la Unión Europea, según se desprende del informe del Tribunal de Cuentas Europeo sobre la contabilidad de la UE en 2012, que el próximo miércoles se presenta en el Senado.

En su calidad de auditor independiente, el Tribunal de Cuentas Eeuopeo (TCE) ha revisado las cuentas de la Unión Europea correspondientes a 2012 llegando a la conclusión de que las cuentas consolidadas presentan fielmente, en todos sus aspectos materiales, la situación financiera de la UE a 31 de diciembre de 2012, así como los resultados de sus operaciones, los flujos de tesorería y los cambios en los activos netos del ejercicio finalizado a dicha fecha.

A su juicio, tanto los ingresos de la UE subyacentes a las cuentas de 2012 como los compromisos son, en todos sus aspectos significativos, legales y regulares. En 2012 la UE gastó 183.600 millones de euros, de los cuales aproximadamente un 80% se ejecuta de manera compartida por la Comisión y los Estados miembros.


TRIBUNALDE CUENTAS DE LA UNION EUROPEA

Vigilante de las finanzas públicas

Los auditores europeos aprueban las cuentas de la UE pero constatan que persisten errores en todos los principales ámbitos de gasto.

El TCE hace un llamamiento a que se revisen las reglas que rigen el gasto de la UE y recomienda  simplificar el marco legislativo. El período  de programación 2014–2020 parece estar probablemente orientado al gasto y concebido para asignar y gastar el presupuesto de la UE, en vez de centrarse en el valor que debe aportar.

«Los ciudadanos de Europa tienen derecho a conocer el modo en que se gasta su dinero y si se gasta bien», ha  manifestado el Presidente del TCE, Vítor Caldeira, quien ha añadido que «también tienen derecho a saber si  obtiene la debida rentabilidad, especialmente en un momento de tanta presión para las finanzas públicas».

La estimación del TCE del porcentaje de error de los gastos del presupuesto de la UE en su conjunto fue de un 4,8 % en 2012 (3,9 % en 2011).

En 2012 todos los ámbitos de gastos operativos estaban afectados por errores materiales. La estimación del porcentaje de error por el Tribunal no mide el fraude o el despilfarro vinculados al gasto, sino los fondos que no deberían haberse abonado por  no haberse utilizado con arreglo a la normativa vigente.

Entre los errores habituales figuran los pagos de gastos no subvencionables o la realización de adquisiciones de bienes y servicios o de inversiones sin la adecuada aplicación de las normas de contratación pública.

En 2012 la UE efectuó gastos por valor de 183 600 millones de euros, de los cuales, un 80 % aproximadamente es ejecutado de manera compartida por la Comisión y los Estados miembros. 

El TCE ha criticado los casos en quelas autoridades de los Estados miembros disponían deinformación suficiente para haber detectado y corregido los errores antes de solicitar el reembolso con cargo al presupuesto de la UE. Las reglas del actual período de gasto 2007-2013 ofrecen incentivos limitados a los Estados miembrospara utilizar con mayor