MANUEL PASTRANA-LA UGT-Y LOS CAPITALISTAS SINDICALES

Manuel Pastrana, secretario general de UGT-ANDALUCIA
UGT-A COBRA COMISIONES HASTA A SU AUDITORA

El comportamiento de UGT-Andalucía, ya investigado por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, supera lo previsible. Además de falsear facturas, de exigir a los proveedores la alteración del objeto de los contratos para consignar las facturas a subvenciones y de organizar un sistema de "mordidas" a los mismos, cobraba una comisión del 5% su propia auditora "amiga", Interaudit, que ha auditado todas sus cuentas durante años sin enterarse de ninguna irregularidad, ni siquiera la relativa a su propia "mordida".
Según ha destacado El Mundo, la sociedad limitada Gabinete Interaudit, la auditora que fiscaliza las cuentas de la federación andaluza también pagaba una comisión a la UGT-A, probablemente por ser agraciada del contrato con el sindicato. La prueba de la existencia de estos pagos es una nota interna de UGT que confirma el estrecho vínculo financiero entre la empresa auditora y el sindicato que dirige a nivel nacional Cándido Méndez y, en Andalucía, Francisco Fernández Sevilla.


LA VIDA A CUERPO DE REY DE MANUEL PASTRANA A COSTA DE LA UGT

 

Es sabido que Manuel Pastrana no pagó la casa en la que ha vivido desde el año 2000 en Sevilla ni sus electrodomésticos ni reparaciones iniciales porque se los pagó la UGT-Andalucía por orden de él mismo. Venía en calidad de liberado de la Diputación de Jaén y el PP de la provincia ha preguntado si sigue estando liberado como el actual secretario general, Francisco Fernández Sevilla, que siempre cobró su sueldo de la empresa pública Egmasa.

Además, la UGT andaluza le pagaba a Pastrana un sobresueldo de 3.000 euros al mes, más los gastos de locomoción y dietas comunes e irregulares de toda la Comisión Ejecutiva que ascendían a unos 900 euros mensuales, comidas reales y gastos aparte. Pero ahora sabemos que además el sindicato le pagó los arreglos de los daños de la casa que él mismo produjo y, por supuesto y entre otras cosas y además de un chófer, los gastos de inscripción del privado y selectísimo Club Antares de Sevilla. Dicho de modo directo, Pastrana ha vivido desde 2000 a cuerpo de rey.