LA JUEZ ALAYA DEBE “DEPURAR” EL CASO DE LOS ERES ANTES DE ENVIARLO AL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCIA


La juez Alaya, investigadora de  los EREs fraudulentos de la Junta de Andalucía
La Audiencia de Sevilla dice que la existencia de posibles aforados en la causa, como José Antonio Griñán, no implica la asunción inmediata del caso por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)

La Audiencia de Sevilla ha dictaminado que la juez instructora de los ERE, Mercedes Alaya, debe «apurar y depurar» la investigación antes de enviar el caso al Tribunal Supremo por la existencia de posibles aforados como el presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

En un auto publicado este viernes la Audiencia afirma que «el hecho de que en el transcurso de una instrucción judicial pueda haber indicios de la posible participación en los hechos investigados de una persona aforada no implica la automática asunción de la competencia» por parte del Tribunal Supremo o el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Además, destaca que antes de enviar el caso al tribunal superior correspondiente, «nada impediría al aforado que piense que puede quedar involucrado en una investigación judicial salvaguardar su derecho de defensa poniéndose a disposición del Juzgado para declarar». 


La juez Alaya imputa a dos hijos de Ruiz Mateos en el 'caso ERE'
La juez Mercedes Alaya, que investiga los ERE fraudulentos de la Junta de Andalucía, ha imputado en la causa a otras 23 personas, entre ellas dos hijos del empresario José María Ruiz Mateos. La juez Mercedes Alaya. Fotografía: Efe La juez Mercedes Alaya. Fuentes judiciales han informado hoy al Efe de que, en un auto del pasado 31 de julio, la juez Alaya ha decidido imputar a personas y empresarios citados en seis informes de la Guardia Civil sobre las ayudas de la Junta de Andalucía.

Entre ellos han sido imputados Javier y Pablo Ruiz Mateos por el ERE del Hotel Cervantes de Málaga, propiedad de ese grupo empresarial familiar. Además han sido imputadas personas relacionadas con las ayudas al Matadero de Fuente Ovejuna, SOS Cuétara, Saldauto, Interur y Cespa. La juez Mercedes Alaya investiga la presunta administración fraudulenta de la partida presupuestaria 31L de los fondos autonómicos, gracias a la cual habrían sido financiados numerosos expedientes de regulación de empleo (ERE) carentes de justificación o sin el preceptivo trámite administrativo, así como ayudas directas a empresas o ayuntamientos.


La familia Ruiz Mateos y los EREs de Anadalucia

Los EREs pagaron 21,5 millones de euros a los Ruiz Mateos

Si existiera un Guinness Records de los casos de corrupción en versión española, la trama de los ERE falsos financiados por la Junta de Andalucía ocuparía ya el primer lugar por delante incluso del «caso Malaya». Tras más de dos años y medio de pesquisas, el número total de imputados en el fraude se cuenta ya con tres dígitos: son 116. Pero la lista no está, ni mucho menos, cerrada. La juez Mercedes Alaya atribuye una responsabilidad penal a todo aquel que haya colaborado en el «dispendio» de 721 millones de euros en fondos públicos haya facilitado que se perpetuara durante una década (2001/10) un sistema al margen de los filtros de control de la Intervención. Partiendo de esta tesis, es más que probable que los cargos imputados se multipliquen en las tres consejerías implicadas, alcanzando de lleno a la cúpula del Gobierno andaluz.

Los últimos en engrosar la lista de encausados son Francisco Javier y Pablo Ruiz-Mateos Rivera, dos hijos de José María Ruiz Mateos, fundador del grupo Nueva Rumasa y, al igual que él, pendientes de una retahíla de juicios en varios tribunales y por delitos de blanqueo de capitales, estafa o insolvencia. Entre 2002 y 2010, la Junta concedió hasta 21,53 millones en ayudas para prejubilar trabajadores mediante ERE en cuatro sociedades gestionadas por el clan del empresario jerezano, uno de los más beneficiados con el llamado «fondo de reptiles». Así se desprende del atestado remitido por el Grupo de Delincuencia de la Guardia Civil que indaga en el cobro de sobrecomisiones por tramitar pólizas, al que ha tenido acceso ABC.

Jose Antonio Griñán, presidente de la Junta de Andalucia y los EREs

PP-A:”Valderas es cómplice dela corrupción” de los EREs
El secretario general del PP-A, José Luis Sanz, ha acusado este jueves al vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, de ser «cómplice de la corrupción» en el caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE), al tiempo que se ha mostrado convencido de que Andalucía no puede «pasar página».

Así se pronunciado Sanz en una entrevista con la Cadena Cope, recogida por Europa Press, tras ser preguntado por las declaraciones de Valderas, quien este miércoles aseguraba que la juez Mercedes Alaya «no se distingue por su celeridad ni prontitud» en la investigación del caso, y que Andalucía necesita ya «pasar página» de este asunto «y pasarla conociendo el alcance y las responsabilidades políticas y penales».

El dirigente popular, que ha indicado que oyendo las palabras de Valderas da la «impresión» de que es la juez Alaya «la responsables de haberse llevado 1.400 millones», ha lamentado el concepto «radical» de la democracia que tiene IULV-CA, consistente en que «la política tiene que marcar el guión de la Justicia. Y no es así».

En esta línea, ha recordado que el vicepresidente de la Junta aseguró en su día que IULV-CA entraba en el Gobierno andaluz «para limpiar la era». «Pero se ha demostrado que entró para tapar los ERE y ser cómplice de la corrupción del PSOE-A», ha apostillado Sanz, quien ha considerado que la federación de izquierdas tendría «116 motivos», -número de imputados en la causa-, para romper el pacto.