EL GOBIERNO, OBLIGADO A RESCATAR LA AUTOPISTA DE PEAJE MADRID-TOLEDO





¿Otra vez una nueva empresa nacional de autopistas (ENA) naciendo con un pasivo de 3.500 millones de euros?

 La solución es producto de la presión ejercida por el Tribunal Supremo que hace un mes remitió un escrito a la Abogacía del Estado en el que exigía, en el plazo de quince días, abonar un pago a cuenta de casi cinco millones de euros a la sociedad concesionaria que explota el corredor, actualmente, en concurso de acreedores.

Mantenimiento del equilibrio económico del contrato.-1. El contrato de concesión de obras públicas deberá mantener su equilibrio económico en los términos que fueron considerados para su adjudicación, teniendo en cuenta el interés general y el interés del concesionario, de conformidad con lo dispuesto en el apartado siguiente.2. La Administración deberá restablecer el equilibrio económico del contrato, en beneficio de la parte que corresponda, en los siguientes supuestos: a) Cuando la Administración modifique, por razones de interés público y de acuerdo con lo previsto en el título V del libro I, las condiciones de explotación de la obra. b) Cuando causas de fuerza mayor o actuaciones de la Administración determinaran de forma directa la ruptura sustancial de la economía de la concesión. A estos efectos, se entenderá por causa de fuerza mayor las enumeradas en el artículo 231.c) Cuando se produzcan los supuestos que se establezcan en el propio contrato para su revisión, de acuerdo con lo previsto en el apartado 4.º de la letra c), y en la letra d) del artículo 131.1.3. En los supuestos previstos en el apartado anterior, el restablecimiento del equilibrio económico del contrato se realizará mediante la adopción de las medidas que en cada caso procedan. Estas medidas podrán consistir en la modificación de las tarifas establecidas por la utilización de la obra, la reducción del plazo concesional, y, en general, en cualquier modificación de las cláusulas de contenido económico incluidas en el contrato. Asimismo, en los casos previstos en el apartado 2.b), y siempre que la retribución del concesionario proviniere en más de un 50 por ciento de tarifas abonadas por los usuarios, podrá prorrogarse el plazo de la concesión por un período que no exceda de un 15 por ciento de su duración inicial. En el supuesto de fuerza mayor previsto en el apartado 2.b), la Administración concedente asegurará los rendimientos mínimos acordados en el contrato siempre que aquella no impidiera por completo la realización de las obras o la continuidad de su explotación.” (Art. 258 TRLCSP)
 

Viaducto Ingeniero Carlos Fernández Casado
 
El Ministerio de Fomento está obligada a reequilibrar la concesión desde 2011 cuando el Supremo atendió parcialmente las demandas de la empresa. Este balón de oxígeno ha evitado la liquidación de la sociedad que explota la carretera y la consiguiente activación de las garantías incluidas en el contrato de concesión. La más peligrosa para el Estado, por su impacto sobre el déficit público, es la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA).


EL EQUILIBRIO ECONÓMICO FINANCIERO DE LA CONCESIÓN DE OBRA PÚBLICA: A PROPÓSITO DE LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO «AUTOPISTA MADRID-TOLEDO (AP-41)»