ACUERDOS MARCO – PRESUPUESTO GASTO MAXIMO ESTIMADO –MODIFICACION CONTRACTUAL




Para racionalizar y ordenar la adjudicación de los contratos del Sector público el legislador, ya en la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público reguló las nuevas figuras de los “acuerdos marco” y de los “sistemas dinámicos de contratación”, sin olvidar la ya existente “contratación centralizada”.


Curso de contratación de obras
Al definir el “contrato de suministro” lo hizo como está redactado  el actual Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre así:

Contrato de suministro.-1. Son contratos de suministro los que tienen por objeto la adquisición, el arrendamiento financiero, o el arrendamiento, con o sin opción de compra, de productos o bienes muebles. 2. Sin perjuicio de lo dispuesto en la letra b) del apartado 3 de este artículo respecto de los contratos que tengan por objeto programas de ordenador, no tendrán la consideración de contrato de suministro los contratos relativos a propiedades incorporales o valores negociables. 3. En todo caso, se considerarán contratos de suministro los siguientes: a) Aquellos en los que el empresario se obligue a entregar una pluralidad de bienes de forma sucesiva y por precio unitario sin que la cuantía total se defina con exactitud al tiempo de celebrar el contrato, por estar subordinadas las entregas a las necesidades del adquirente. No obstante, la adjudicación de estos contratos se efectuará de acuerdo con las normas previstas en el Capítulo II del Título II del Libro III para los acuerdos marco celebrados con un único empresario. b) Los que tengan por objeto la adquisición y el arrendamiento de equipos y sistemas de telecomunicaciones o para el tratamiento de la información, sus dispositivos y programas, y la cesión del derecho de uso de estos últimos, a excepción de los contratos de adquisición de programas de ordenador desarrollados a medida, que se considerarán contratos de servicios. c) Los de fabricación, por los que la cosa o cosas que hayan de ser entregadas por el empresario deban ser elaboradas con arreglo a características peculiares fijadas previamente por la entidad contratante, aun cuando ésta se obligue a aportar, total o parcialmente, los materiales precisos.”(Art. 9 TRLCSP)

Los “Acuerdos marco” están regulados en el art. 196, 197, 198 del TRLCSP, y si bien dichos artículos no hacen referencia al presupuesto del contrato, el articulo 87 se refiere al “precio del contrato” que deberá establecerse en todos los contratos, también en los “acuerdos marco”, y el 88 se refiere al “valor estimado del contrato”, y en el 88.8 a su cálculo en los acuerdos marco y sistemas dinámicos. Por tanto, la supuesta novedad legislativa de que hay que aprobar ahora un  presupuesto de gasto máximo, parece deberse a la ignorancia del legislador.

La verdadera novedad, que ya se intuía en las discusiones con los gestores, es que una vez superado ese “presupuesto de gasto máximo” establecido en el "contrato marco", su incremento  para mayor gasto sólo puede hacerse tramitando una modificación presupùestaria (Art. 219 TRLCSP)

Disposición final decimotercera. Modificación del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre.-Se añade una nueva disposición adicional trigésima cuarta, al texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, con el siguiente tenor:

«Disposición adicional trigésima cuarta.- Contratos de suministros y servicios en función de las necesidades.-En los contratos de suministros y de servicios que tramiten las Administraciones Públicas y demás entidades del sector público con presupuesto limitativo, en los cuales el empresario se obligue a entregar una pluralidad de bienes o a ejecutar el servicio de forma sucesiva y por precio unitario, sin que el número total de entregas o prestaciones incluidas en el objeto del contrato se defina con exactitud al tiempo de celebrar éste, por estar subordinadas las mismas a las necesidades de la Administración, deberá aprobarse un presupuesto máximoEn el caso de que, dentro de la vigencia del contrato, las necesidades reales fuesen superiores a las estimadas inicialmente, deberá tramitarse la correspondiente modificación. A tales efectos, habrá de preverse en la documentación que rija la licitación la posibilidad de que pueda modificarse el contrato como consecuencia de tal circunstancia, en los términos previstos en el artículo 106 de esta Ley. La citada modificación deberá tramitarse antes de que se agote el presupuesto máximo inicialmente aprobado, reservándose a tal fin el crédito necesario para cubrir el importe máximo de las nuevas necesidades.»